5 causas de la falta de comunicación en parejas

Si no hay comunicación en la pareja, no hay comprensión ni conocimiento del otro, tan solo frío emocional, distancia y malos entendidos.
5 causas de la falta de comunicación en parejas
Cristian Muñoz Escobar

Escrito por el psicólogo Cristian Muñoz Escobar Agende una cita online

Última actualización: 22 febrero, 2022

Siempre existirá ruido en cualquier canal comunicativo, pues es muy difícil que el otro entienda tu discurso como tú quieres que lo comprenda; la subjetividad posee filtros interpretativos para conocer la realidad discursiva del otro. Si nuestro pensamiento está sesgado por ideas irracionales, difícilmente seremos empáticos con lo que el otro desea manifestarnos. Así, la falta de comunicación en parejas tiene particularidades que la hacen especial.

El pensamiento está constituido por representaciones verbales, de aquí la afirmación categórica la comunicación lo es todo. Además, nuestras expresiones verbales, cargadas inherentemente de intenciones, están permeadas por nuestras pautas de crianza: “dime el niño o la niña que fuiste y te diré el hombre o la mujer que eres”. 

Teniendo en cuenta todo esto, veamos qué contribuye a la escasez en la comunicación en las relaciones de pareja y qué podemos hacer para restaurarla.

“Da más fuerza saberse amado que saberse fuerte: la certeza del amor, cuando existe, nos hace invulnerables”.

-Goethe-

La falta de comunicación en parejas

Mujer intentando hablar con su marido
La falta de comunicación puede generar una gran distancia entre sus miembros hasta llegar a la ruptura.

El amor correspondido es la fuerza más potente que cualquier ser humano experimenta, sentimiento que puede ser expresado a través de las palabras; incluso, hasta los gestos corporales debemos interpretarlos y traducirlos en pensamiento, compuesto por representaciones verbales.

¿Por qué existe la falta de comunicación en parejas? Vivir una relación sentimental exige sentimientos auténticos, además de su manifestación verbal y corporal. Ahora bien, imaginemos el siguiente cuadro escénico:

  • Cuando Elena era una niña, sus padres nunca le demostraron afecto sincero, le enseñaron a valerse por sí misma y, lo peor, sus manifestaciones de amparo y necesidad emocional nunca obtuvieron respuestas satisfactorias. De adulta, Elena parece fuerte emocionalmente, y asegura no necesitar a nadie.

Según esta escena, Elena acumula todos los factores de riesgo para desarrollar apego evitativo: vivirá en una burbuja, por la que pensará que es una persona empoderada; será egoísta con sus emociones y tenderá a sabotear sus relaciones, en especial las amorosas.

Supongamos lo siguiente: la pareja de Elena es Carlos. Si este no tiene un panorama general de la situación anímica de su novia, entonces es posible que malinterprete sus mensajes. Ella quiere a Carlos, pero su historia emocional marca su actitud relacional: es probable que termine saboteando su relación, sin ser consciente de ello, para estar sola.

5 causas de la falta de comunicación en parejas

Es necesario repetirlo otra vez: la comunicación lo es todo. Los canales comunicativos no alcancen a expresar el sentir y pensar propios, pues no podemos olvidar los filtros interpretativos de la subjetividad de nuestra pareja.

Sin perder de vista el caso hipotético de Elena y Carlos, los siguientes puntos pueden servir de guía, según te identifiques con ellos, para comprender la falta de comunicación en las relaciones de pareja. 

1. La importancia de los asuntos propios 

Es posible que manejes una posición narcisista al comunicar tu sentir y tu pensar, al mismo tiempo que desestimas el discurso de tu pareja, minimizando lo que desea comunicar.

Si solo importa tu visión y lo que haces, es normal que a la larga surjan problemas. Al fin y al cabo, no estás dispuesto a escuchar, sino más bien a que te escuchen.

2. El silencio por la reacción del otro

En este caso, uno de los dos silencia cómo se siente o lo que piensa por miedo a la reacción del otro, especialmente para evitar las consecuencias, como un conflicto.

Por ejemplo: tu pareja te digo que temía enamorarse de ti, por lo que no te atreves a expresar tus sentimientos. O te molesta que no baje la tapa del inodoro cuando lo utiliza, pero temes su respuesta porque siempre se molesta cuando le dices algo.

3. El pensamiento de que no importa

Todos tenemos vivencias importantes que nos gustaría compartir con nuestra pareja, pero a veces no las contamos porque creemos que no le dará la importancia necesaria o que la aburriremos con nuestras historias.

El resultado es que, por un lado, generamos cierta distancia y por otro nos encerramos en nosotros mismos, la mayoría de las veces por hipótesis que no hemos comprobado.

4. El peso de la rutina

Este factor es uno de los más importantes en la falta de comunicación en parejas. Si el relato del otro nunca tiene alguna novedad, como la infatigable rutina diaria, o no encontramos ninguna emoción en lo que comunica, es posible que una o ambas partes de la relación se aburran, por lo que se considera que el silencio es más cómodo que el diálogo.

5. Las emociones y estados de ánimo que experimentamos

Es posible que algunas emociones y alteraciones anímicas, como el estrés, la depresión, la ansiedad, la angustia, etc., condicionen el diálogo de la pareja. 

Lo adecuado en estos casos es identificar cómo nos sentimos, bajo qué emoción o estado de ánimo estamos y expresarlo desde el respeto y la asertividad si es posible o esperar a que la intensidad disminuya para luego hablarlo.

Sea como sea, es importante que la pareja sepa cómo nos encontramos, de lo contrario es muy probable que saque sus propias conclusiones, las cuales puede que sean erróneas.

Según Gerardo Benjamín Tonatiuh y sus colaboradores: “el proceso de comunicar involucra dos aspectos: la cognición, lo que se piensa antes de emitir cualquier mensaje, y el comportamiento, las acciones conductuales que se utilizan al comunicarse”. A todo esto, hay que añadir la interpretación que se hace de lo que se ha comunicado. Si todo esto no se tiene en cuenta es fácil que se generen malos entendidos y conflictos. 

Pareja hablando
Comunicar cómo nos sentimos ayuda al otro a saber cómo estamos, pero especialmente a conocernos.

Cómo restablecer la comunicación

La paciencia y la comprensión son necesarios para recuperar la buena comunicación. No obstante, no podemos olvidar que en la relación entre emisor y receptor siempre habrá ruido en la información; sin embargo, en los siguientes puntos expondremos factores que pueden ayudar a menguar el ruido cuando la comunicación es escasa o nula:

  • Da mensajes sencillos, concretos y asertivos. Evita dar rodeos para decir lo que deseas expresar, sin sentarte en la palabra y manteniendo coherencia en tu hilo discursivo. Ten a mano las palabras adecuadas para que tu pareja te comprenda antes de que ella emita juicios de tu silencio. Por ejemplo, si quieres manifestarle que ella le dedica muy poco tiempo a la relación, no le reclames; exponle tu sincero sentir sobre lo que piensas por no tenerle más tiempo a tu lado.
  • Sé comprensivo antes de emitir juicios. Ponte en los zapatos de tu pareja para que sientas lo que él o ella desea expresar; escucha hasta el final, únicamente interrumpe para realizar preguntas que nutran su discurso y para que le comprendas mejor; de esta manera, sentirá que te importa su exposición verbal.
  • Deja de lado el orgullo y acepta críticas constructivas. La pareja puede ayudarnos a mejorar. Su percepción sobre nosotros es importante para cambiar aspectos negativos que aportamos a la relación sin querer. Además, para hacerle una crítica constructiva a nuestra pareja, es necesario dejar el orgullo de lado, ya que este contamina nuestro sentir y pensar cuando se expresan en palabras.
  • Habla en el momento oportuno. Ten presente que no puedes expresarte de cualquier manera en todo lugar y momento; por ello, existe la privacidad o los lugares reservados para ello. Mantener la regulación y ser paciente para comunicar lo que se necesita expresar es necesario para que la palabra fluya.
  • Expresa tus sentimientos. No reprimas tus sentimientos, tu pareja tiene derecho a conocerlos y tú a comunicarlos; de lo contrario, es posible que sientas malestar por no expresarte, además de que puedes afectar tu relación, pues al fin y al cabo impides que te conozca.
  • Haz concesiones. Existe una gran variedad de gustos en una relación sentimental, por lo que es necesario hacer concesiones. Por ejemplo, si mi pareja es muy religiosa y asiste a misa, pero yo no, pueden ocurrir dos situaciones: ella irá a misa sola comprendiendo que a mí no me gusta o bien la acompañaré porque entiendo que para ella es muy importante cumplir con sus preceptos religiosos. Al fin y al cabo, los consensos se logran gracias a la buena comunicación.

Para finalizar, una excelente opción es la terapia de pareja, en la que se podrán estudiar las causas específicas por las cuales existe la falta de comunicación. En este espacio, únicamente hay cabida para la reflexión crítica que ilumine el camino para aprender a comprender al otro y, en especial, a nosotros mismos.

Asimismo, se pueden trabajar las virtudes y debilidades, en conjunto o individual, para fortalecer más la comunicación en la relación.

Te podría interesar...
¿Por qué la vulnerabilidad mejora las relaciones de pareja?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué la vulnerabilidad mejora las relaciones de pareja?

La vulnerabilidad mejora las relaciones de pareja. Gracias a esa apertura emocional edificamos vínculos más fuertes y enriquecedores.



  • Hogg, A.; Hogg, G.; Vaughan, G. &  Morando, M. (2010). Psicología social. Ed. Médica Panamericana.
  • Sánchez, R. & Díaz, R. (2003). Patrones y estilos de comunicación de la pareja: Diseño de un inventario. Anales de Psicología, 19(2), 257-277.
  • Villanueva, G.; Rivera, S.; Díaz, R. & Reyes, I. (2012). La Comunicación en Pareja: Desarrollo y Validación de Escalas. Acta de Investigación Psicológica - Psychological Research Records, 2(2), 728-748.