Ciberacoso en el aula, ¿qué hago?

¿Te has sentido perseguido alguna vez en la escuela? Millones de niños y niñas son humillados y vejados cada año por parte de sus iguales. Por este motivo hoy queremos hablar sobre qué podemos hacer para prevenir el ciberacoso.
Ciberacoso en el aula, ¿qué hago?
Gorka Jiménez Pajares

Escrito y verificado por el psicólogo Gorka Jiménez Pajares.

Última actualización: 06 diciembre, 2022

¿Alguna vez te has sentido perseguido en clase? Desgraciadamente, el acoso siempre ha existido, lo que ocurre es que ahora traspasa muros que antes actuaban como protección. WhatsApp, Instagram, TikTok y otras redes sociales son herramientas que utilizan con frecuencia los abusadores para visibilizar sus malévolos actos. El acoso y el ciberacoso en el aula tienen el potencial de generar heridas que queden impresas a fuego en el cerebro de los niños.

La realidad impone una reflexión alrededor de qué es realmente el acoso. El acoso escolar es el conjunto de conductas que suponen la persecución, tanto física y verbal, como psicológica de un alumno. Estas agresiones pueden darse de una persona a otra o de un grupo hacia una persona, que es elegida como víctima de ataques repetidos.

“En las últimas dos décadas hemos presenciado una mayor sensibilización y concienciación social hacia la conflictividad escolar”.

-Lucas-Molina-

Niño llorando debido al ciberacoso de personas que se aprovechan de su ingenuidad.
El ciberacoso daña la autoestima de los niños, así como su capacidad para relacionarse.

Ciberacoso en el aula

El acoso engloba un conjunto de acciones intencionadas y negativas que sitúan al acosado en una posición de víctima. Además, en el acoso podemos identificar tres componentes: la intención en la agresión, el carácter reiterado de la acción y el desequilibrio de poder entre el acosador y el acosado.

El ciberacoso o ciberbullying es un subtipo de acoso. Se caracteriza porque la agresión se produce a través de los smartphones y de las redes sociales. En consecuencia, su alcance es mayor porque la agresión es visibilizada por más personas, y la víctima es incapaz de escapar de la situación en la que está siendo vejada, humillada e intimidada. Con frecuencia, el agresor se esconde en el anonimato que puede proporcionar internet y se vuelve invisible. El acoso en redes sociales puede, incluso, ser imperecedero.

Los estudios indican que el alumnado se sentiría menos inclinado a acosar en los contextos menos permisivos con este tipo de conductas. Al mismo tiempo, se han observado mayores niveles de acoso en las clases con mayor número de alumnos. Al contrario, se han visto menores niveles de acoso en las clases en las que los alumnos se sienten apoyados y tienen buena relación con los profesores.

“Los centros con climas seguros, positivos y cálidos, que cuentan con normas claras y compartidas contra el acoso escolar constituyen factores de protección frente al ciberbullying”.

-Morin-

¿Qué hacer? Algunas recomendaciones

Los datos que manejamos nos dicen que entorno al 90 % de las víctimas sufren el acoso en sus dos modalidades: el tradicional cara a cara y el ciberacoso . Por esta razón, los expertos han propuesto que el mejor abordaje consiste en promover la prevención del mismo, a la vez que se educa sobre cómo “estar más seguros en internet” y aspectos relacionados con la ciudadanía digital.

Entre las recomendaciones para la prevención del acoso se encuentran las propuestas por Fonseca (2021):

1. Adoptar un enfoque integral (whole-school-aproach) es clave

Se ha comprobado que las iniciativas en las que interviene toda la comunidad educativa tienen una probabilidad mayor de reducir el ciberacoso. Además de intervenir en el aula, es importante hacer una educación en prevención para el profesorado, la familia y otros trabajadores del centro.

“El compromiso e implicación del centro escolar en la prevención del acoso y del ciberacoso son factores importantes que contribuyen a su reducción y para ello es imprescindible el apoyo de las Administraciones públicas pertinentes”.

-Sainio-

2. Comenzar desde primaria

Cuanto antes comience la prevención, mejor. Además, es necesario tener en consideración las características evolutivas de los alumnos, como el papel que ejerce el grupo de iguales o el rol de los familiares según la edad.

La investigación apunta a que la efectividad de los programas de prevención se reduce conforme los alumnos crecen. Esta es una de las razones por las que se produce un repunte de casos en alumnos de Educación Secundaria.

Prevenir significa atajar el problema antes de que ocurra. Si implementamos los programas de prevención de ciberacoso en educación secundaria no estaremos previniendo, sino interviniendo. El objetivo es erradicar el acoso.

3. Perspectiva de género

Según los expertos, es necesario hacer prevención con perspectiva de género. Con frecuencia los niños son los que ejercen el papel de acosador, mientras que las niñas sufren en mayor medida el ciberacoso.

En el acoso existen diferencias de género. Poco tienen que ver la socialización o las expectativas de comportamiento asociadas con chicos y chicas, sino con que los chicos en su proceso natural de socialización utilizan la agresión para ejercer poder en las relaciones dentro de su grupo de iguales.

“La mayor empatía observada en las chicas podría desempeñar un rol protector, mientras que la mayor asunción de riesgos por parte de los chicos al llegar a la pubertad podría tratarse de un factor de riesgo”.

-Lucas-Molina-

Niña viendo vídeo de ciberacoso
El ciberacoso puede derivar en ansiedad y depresión.

4. Potenciar el vínculo entre los alumnos y con la escuela

El acoso escolar es con frecuencia acoso grupal. Alrededor del 90 % de las situaciones de acoso suelen producirse entre los compañeros de un mismo grupo, motivo por el que es imprescindible potenciar relaciones positivas entre los compañeros a través de actividades participativas.

Entre las actividades que podemos incluir está el trabajo cooperativo, que mejora aspectos con la relación “alumno-alumno” y “alumno-profesor”. Además, antes de promover un clima seguro, cálido y positivo en el aula, es muy importante que el vínculo de los alumnos con su escuela sea tal que estén satisfechos. El sentimiento de pertenencia a la institución es un factor relevante para este hecho.

“No puede haber convivencia escolar sin una inclusión educativa real”.

-Llorent-

Te podría interesar...
Cómo denunciar el acoso escolar
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Cómo denunciar el acoso escolar

Conocer cuál es el procedimiento adecuado para denunciar el acoso escolar se ha convertido en un factor fundamental en los últimos años.



  • Pedrero, F. E. (2021). Manual de Tratamientos Psicológicos. Infancia y Adolescencia. Pirámide.
  • Rivadulla López, J. C., & Rodríguez Correa, M. (2019). Ciberacoso escolar: experiencias y propuestas de jóvenes universitarios. RIED. Revista iberoamericana de educación a distancia.
  • Ramírez, F. C., & Hernández, F. J. R. (2017). Medidas relativas al acoso escolar y ciberacoso en la normativa autonómica española. Un estudio comparativo. Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 20(1), 113-126.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.