Cómo afecta la depresión al contexto familiar

La depresión no solo desgasta a la persona que la sufre, también afecta al entorno que la rodea. Por ello, es importante buscar ayuda profesional.
Cómo afecta la depresión al contexto familiar
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 27 enero, 2022

Cada día son más los casos de depresión diagnosticados, y es que parece que se trata de un trastorno mental que afecta a cada vez más personas. 

La depresión es un trastorno complejo, que no solo llega a afectar a quien la presenta, sino también a todos quienes le rodean, especialmente a su familia. ¿Cómo afecta la depresión al contexto familiar?

“Nada es tan insufrible para el hombre como estar completamente inactivo, sin pasiones, sin ocupaciones, sin diversiones, sin esfuerzo. Entonces siente su insignificancia, su insuficiencia, su debilidad, su vacío”.

-José Antonio Marina-

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que afecta a las personas en la realización de sus actividades diarias. Se caracteriza por una sensación de profunda tristeza y por la pérdida de interés en todo tipo de actividades, incluyendo aquellas que antes le entusiasmaban a la persona.

Los síntomas son muy variados y puede y debe ser diagnosticada por profesionales de la salud mental, quienes están capacitados para hacerlo, y también para abordar el problema de forma adecuada. 

Mujer con depresión

Así afecta la depresión al contexto familiar

Cuando alguien de la familia tiene depresión, la dinámica familiar se ve impactada, y muchas veces de forma negativa. 

Lo cierto es que este trastorno no solo incide en la calidad de las relaciones interpersonales entre los miembros de la familia, sino también en factores como las interacciones sociales con terceros, la economía y la manera en la que todos se sienten. 

Incremento de la posibilidad de desarrollar depresión

Cuando alguien en la familia tiene depresión, el ambiente puede tensarse un poco, y a veces se presentan dinámicas familiares que pueden conducir a que otras personas presenten también cuadros depresivos. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que la depresión no se “contagia”. Las probabilidades se incrementan en el sentido de que las relaciones interfamiliares se ven afectadas

Aumento de discusiones

Uno de los principales problemas que se presentan en la familia cuando uno de los miembros sufre de depresión es el aumento de discusiones entre todos. Esto se debe principalmente a la frustración resultante de no saber cómo ayudar a quien padece este trastorno. También pueden generarse discusiones cuando toca hablar de los síntomas.

En algunos casos, no quieren compartir con los demás lo que sucede y en otros casos es la familia la que no tiene disposición para hacerlo, incluso llegando a minimizar el problema.   

Cambio en los roles

Otra forma en relación a cómo afecta la depresión al contexto familiar es en el cambio de roles. En todas las familias cada integrante juega un rol particular dentro de su propia dinámica. Cuando alguien tiene depresión es posible que estos roles deban cambiar, asumiendo alguien las responsabilidades de cuidador.

En los casos en los que es la persona que se encarga de todos quien cae en depresión, los papeles de todos los integrantes se ven afectados, teniendo que asumir como cuidador otra persona.

Los sentimientos de culpa

La culpa es un sentimiento frecuente en las familias en las que hay alguien con depresión. En estos contextos, las personas del entorno pueden cuestionarse e incluso culparse por pensar que no están haciendo lo suficiente por el otro.

Este tipo de sensación es muy frecuente en las personas responsables de los cuidados de alguien con depresión, y en algunos casos puede manifestar su frustración o agotamiento con agresividad o apatía.

Afectación de la economía

Los tratamientos farmacológicos no suelen ser baratos, y esto puede llegar a convertirse en un problema para algunos. Aunado a esto, si es la persona encargada de llevar la economía familiar quien se ve afectada por depresión se agrava este problema.

Unos de los síntomas de la depresión es la afectación de la memoria y la concentración, lo que puede llegar a generar problemas para la óptima realización de los trabajos.

Las interacciones sociales

Cuando alguien de la familia tiene depresión, algunos miembros de la familia pueden aislarse y evitar el contacto social con otras personas para evitar preguntas de terceros. 

Lamentablemente, aún hoy en día existen muchos prejuicios con respecto a los problemas de salud mental y esto puede ser un factor causante de vergüenza para algunas familias. 

Mujer preocupada mirando por una ventana

La importancia de cuidar de todos

La depresión es muy compleja y puede afectar a todos en la familia. Es muy importante que la persona que se encargue de ser el cuidador reciba también ayuda y, por otro lado, que no se juzgue ni se culpe a la persona que tiene depresión.

El acompañamiento terapéutico es fundamental, no solo para el paciente sino también para los familiares. Esto te permitirá saber qué puedes hacer para ayudar a tu familiar a superar el estado depresivo en el que se encuentra.

Si estás pasando por una depresión o sospechas que alguien que conoces pueda tenerla, no dudes en buscar ayuda profesional para abordar los síntomas y ayudarte a mejorar.  

“En la depresión se puede ver que uno de los padres, o ambos, son rechazados o que el acceso a uno de los dos es imposible, por las razones que sean”.

-Bert Hellinger-

Te podría interesar...
Familia y depresión: ¿cómo se relacionan?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Familia y depresión: ¿cómo se relacionan?

Familia y depresión tienen una relación significativa. Pueden actuar como desencadenante del trastorno o bien, ser un soporte emocional para el mis...



  • Minuchin, S. (1982). Familias y terapia familiar Buenos Aires: Gedisa.