¿Cómo afectará el telescopio James Webb a la psicología humana?

El telescopio James Webb nos mostró hace poco una pequeña porción del universo. Esa imagen, de calidad extraordinaria, nos abre la cerradura a otros mundos, nos invita a soñar y nos permite escapar de una realidad inmediata, algo caótica y compleja.
¿Cómo afectará el telescopio James Webb a la psicología humana?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 21 julio, 2022

En un mundo que nos despierta cada día con noticias de lo más desesperanzadoras, las imágenes del telescopio James Webb son una ventana a la esperanza. Esta maravilla de la ingeniería espacial nos permitirá acercarnos un poco más a los confines del universo. Podremos proseguir en esa eterna búsqueda de otras formas de vida más allá de nuestro sistema solar…

Todos los ámbitos de la vida y del saber se han asomado a este conjunto de fotografías con una emoción casi infantil, curiosa y también vertiginosa. Cuando la NASA publicó las imágenes de la espectacular nebulosa Carina, el Vaticano no tardó en reaccionar: “es el poder extraordinario de Dios y su amor por la belleza”, indicó.

Nadie es ajeno a todo lo que nos llega desde ese escenario vasto, infinito y desconocido. Ni siquiera los que hace siglos perseguían todo avance científico. Porque lo cierto es que es muy difícil dejar la mirada en esos acantilados cósmicos de las nebulosas y no experimentar algo profundo. Es casi una invitación directa a la reflexión, a la introspección.

Uno piensa, por ejemplo, en lo extraordinariamente pequeños que somos vistos desde esa perspectiva estelar. Pero como decía Carl Sagan, también somos raros y preciosos a la vez, porque no hay nadie igual a nosotros en cien mil millones de galaxias…

“Hemos hecho un trabajo tan pésimo en lo que respecta a administrar nuestro planeta que deberíamos tener mucho cuidado antes de tratar de administrar otros”.

-Carl Sagan-

Nebulosas, imagen del telescopio James Webb
El telescopio James Webb nos proporciona la primera vista infrarroja más profunda y nítida del universo obtenida hasta el momento.

El telescopio James Webb y su impacto en la humanidad

El telescopio James Webb es hasta 100 veces más potente que el Hubble, el antiguo telescopio espacial. Lleva el nombre en honor del segundo administrador de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, y tiene un objetivo muy concreto. Su propósito es captar la luz del espacio (en especial la infrarroja) para dirigirla hacia una serie de instrumentos científicos encargados de su análisis.

Gracias a ello, podremos ser testigos del nacimiento de las estrellas y los planetas. Ahora bien, más allá de sus propósitos científicos, está el impacto social que ha suscitado. Porque los misterios del universo no solo son material para la ciencia, también lo son para la imaginación y la reflexión.

El placer visual que suscitan invita a perderse entre las increíbles formas amorfas de las nebulosas, en las estrellas de ocho puntas, en los negros profundos y esos colores de gran saturación. Prácticamente, todo el mundo, sin importar la clase social, el género, la orientación política o la religión, ha reaccionado ante ese conjunto de fotografías.

Esto es una invitación directa para el análisis sobre lo que el telescopio James Webb puede aportar a la psicología humana. Lo analizamos.

El misterio del cosmos unifica a las personas

Todos ansiamos saber más cosas sobre todo aquello que se extiende más allá de nuestro planeta. El 12 de julio, cuando la NASA publicó esa pequeña porción del universo, el mundo se paralizó. Las redes sociales compartían una misma imagen. No fue necesario que fuéramos apasionados de la astrofísica para experimentar interés y fascinación.

Por unas horas, esas fotografías diluyeron nuestras individualidades para unificarnos, para convertirnos en niños expectantes, deleitándose de algo nuevo.

El asombro promueve conductas más prosociales

La universidad de California publicó un artículo en el 2015 profundizando en la emoción del asombro. Experiencias como las vividas hace unos días con el telescopio James Webb pueden promover nuevas conductas en el ser humano. Cuando quedamos asombrados por un evento inusual, positivo e impactante, llevamos a cabo procesos de reflexión e introspección.

El hecho de ser conscientes de nuestra pequeñez en medio de un universo tan vasto, tan bello y lleno de enigmas, puede hacer que nos enfoquemos un poco más en los demás y no tanto en nosotros mismos. Mirar al cosmos puede despertar nuestra humildad y nuestra conducta prosocial. Somos una mota de polvo en medio de dicha inmensidad. ¿No sería mejor bajar los decibelios de nuestro egoísmo?

telescopio James Webb
El telescopio James Webb tiene como propósito estudiar la formación de estrellas y planetas y obtener imágenes directas de exoplanetas y novas.

Juntos podemos crear avances espectaculares en beneficio de todos

Para la construcción del telescopio James Webb han colaborado más de 20 países. En él han trabajado más de 1000 científicos dando forma a esta ingeniería del futuro. Además, la hazaña de colocar un satélite de más de 6 toneladas de peso en el espacio ha sido uno de los eventos más costosos y complejos conocidos hasta la fecha. Y se ha logrado con rotundo éxito.

Este acontecimiento es un claro ejemplo de lo que la humanidad podría lograr si actuara siempre de manera interconectada, codo con codo, compartiendo energías y capital intelectual. En un mundo cada vez más polarizado, estos logros demuestran cuánto podríamos lograr si unificáramos nuestros esfuerzos por avances esperanzadores.

El telescopio James Webb, la luz en el interior de una linterna

Nos ha costado muchos siglos llegar hasta donde nos encontramos. Son muchas las personas que fueron silenciadas, quemadas y denigradas por revelar los misterios del universo. Sin embargo, en pleno siglo XXI, aún hay quien desprecia la ciencia, quien cree que la Tierra es plana y sigue dando validez a las supersticiones.

El telescopio James Webb debe servir como una linterna abriéndose paso en el interior de la caverna de Platón. Debe convertir las sombras del misterio en hechos revelados, en datos que estudiar, en verdades que comprender. Tal proceso llevará tiempo. Sin embargo, como humanidad, debemos estar preparados para descubrir nuevas informaciones que, posiblemente, impulsen nuestra especie.

Esperemos que, para ese momento, no sigamos librando batallas entre nosotros, sino avanzando en conocimiento, madurez, humildad y cohesión.

Te podría interesar...
Del caos nacen las estrellas (la transformación personal)
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Del caos nacen las estrellas (la transformación personal)

Del caos también nacen las estrellas. Los astros también pueden inspirarnos para promover la transformación personal, esos cambios a menudo necesar...



  • Garner, Rob (11 de julio de 2022). «NASA’s Webb Delivers Deepest Infrared Image of Universe Yet. NASA
  • Piff, P. K., Dietze, P., Feinberg, M., Stancato, D. M., & Keltner, D. (2015). Awe, the small self, and prosocial behavior. Journal of Personality and Social Psychology, 108, 883-899.
  • Wang, Jen Rae; Cole, Steve; Northon, Karen (27 de marzo de 2018). «NASA's Webb Observatory Requires More Time for Testing and Evaluation»