Cómo amar en pareja, según el psicoterapeuta Russ Hurris

04 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Leticia Aguilar Iborra
¿Cuáles son las claves para fortalecer la relación de pareja según la terapia de aceptación y compromiso? En este artículo las repasamos de la mano de Russ Harris.

Russ Harris forma parte de la lista de profesionales dentro del ámbito de la psicoterapia que siguen un enfoque centrado en la terapia de aceptación y compromiso (ACT). De origen británico, es en la actualidad uno de los especialistas enmarcados en la ACT más famosos. Russ Harris realiza esta terapia de forma individual y en pareja cuando amar en pareja se hace especialmente difícil y las emociones están a flor de piel.

Russ Harris es autor de uno de los libros más vendidos de autoayuda, el cual se titula La trampa de la felicidad. Existe otro libro que carece de traducción al español, a lo que su equivalente sería ACT con amor. Este artículo se centrará en las ideas claves expresadas para amar en pareja y gestionar conflictos según la ACT siguiendo las principales ideas que defiende Russ Harris.

Las dificultades de amar en pareja

Las relaciones de pareja tienen sus idas y venidas. Es decir, al mismo tiempo, pueden ser maravillosas y otros días pueden ser absolutamente terribles. El reto de amor en pareja está muy asociado a los desafíos que plantea el discurrir de las emociones, tanto en el vínculo como de manera individual.

Emociones que, por su naturaleza dinámica, van variando. En los primeros momentos de la relación, las emociones protagonistas suelen ser aquellas enfocadas al cuidado y dedicación de la pareja. No obstante, una vez que la relación se estabiliza, lo hace además la intensidad con la que se experimentan estas emociones placenteras.

Pareja con problemas

En suma, el hecho de amar en pareja puede producir ciertas emociones desagradables; algunas pueden nacer de la expectativa de que la pareja cubra todas nuestras necesidades y demandas, dando paso a un ciclo de malestar del que no es fácil salir. Este círculo de malestar hace que cada miembro de la pareja se centre más en lo que el otro hace por él, en vez de fijarse en cómo suma la relación o en aquellos aspectos en los que él o ella podría realizar aportaciones interesantes.

En el marco atencional, empiezan a destacar las necesidades no cubiertas o las expectativas frustradas frente a las necesidades sí cubiertas o a las expectativas sí cumplidas.

Las parejas también pueden verse perjudicadas por una serie de mitos que la sociedad alimenta y transmite. Creencias erróneas que afectan a las expectativas que uno tiene sobre el otro, los roles que deberían de desempeñar cada uno de ellos para amar en pareja o las demandas que se realizan. Los mitos más importantes de esta lista serían los siguientes:

El compañero perfecto

Se alude como la persona ideal sin defectos. Aquella que cubre todas las necesidades de la otra persona a expensas de las suyas propias. Este tipo de fantasías impuestas por la sociedad en forma de novelas, películas románticas o incluso cuentos de hadas, hacen mella en la relación de pareja.

Tener tan íntimamente ligado la perfección del compañero implica la comparación de la relación de pareja y de cómo amar en pareja con la relación que pueden tener otras personas.

Las creencias sobre cómo debería ser la relación de pareja y el comportamiento del otro pueden chocar con la realidad. Contrariamente, lo que se consigue con esto es el efecto contrario: sacar a la luz o resaltar los puntos más débiles de la relación de pareja.

La media naranja

El pensamiento de haber nacido como seres incompletos que necesitan conocer su mitad ahí fuera en la vida. ¿Cuántas canciones hacen sonar sus estribillos con algo parecido al “sin ti no soy nada”?

Como problema de ello, surge echar la responsabilidad al otro en cubrir las necesidades. Es más, se tiende a pensar que amar en pareja significa rellenar las carencias de la otra persona, siendo esta idea contraproducente para la relación.

Esta creencia trae consecuencias en la relación, puesto que algunas personas pueden seguir este concepto “a pies juntillas”, volviéndose más dependientes y temiendo la posibilidad de quedarse sin pareja.

El amor es fácil y dura para siempre

Amar en pareja puede ser fácil en los primeros momentos de la relación. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, las diferencias entre dos personas van saliendo a la luz. Es a lo que comúnmente se le nombra en la jerga actual como “incompatibilidades”.

Esas incompatibilidades hacen volver al primer punto sobre “el compañero perfecto”. Amar en pareja, por tanto, no es fácil. Para que el vínculo sobreviva a las dificultades, es necesario el entendimiento, la complicidad o la intimidad, así como la negociación de puntos claves y la aceptación de las diferencias, sin convertirlas en una herramienta con la que golpear al otro en momentos de crisis.

Flexibilidad psicológica en la relación de pareja

Russ Harris alude al término de flexibilidad psicológica para amar en pareja. Este término se refiere a tomar las situaciones de la vida diaria en pareja con cierta apertura a la experiencia, estando en contacto con el momento presente para llevar una acción efectiva dirigida a los valores en pareja.

Ganar mayor flexibilidad psicológica conlleva mejorías en situaciones de malestar que repercuten en la pareja. Entre estas mejoras se encuentran las siguientes:

  • Reconocer y aceptar las diferencias individuales entre los miembros de la pareja.
  • Tomar distancia de las diferencias con mayor posibilidad de causar conflicto. Ello favorece los procesos de toma de decisiones en equipo ante situaciones de incompatibilidad.
  • Disminuir las expectativas que se tienen entre los miembros de la relación y que pueden desembocar en conflictos derivados por las creencias del “compañero ideal”.
  • Contactar con las experiencias que surgen en el presente, favoreciendo las interacciones que se realizan con la pareja y disminuyendo a su vez la importancia de acontecimientos pasados y/o futuros.
  • Reducir el impacto de pensamientos y emociones desagradables y que constituyen un obstáculo para acciones encaminadas a favorecer el vínculo.
Pareja bailando en la playa

¿Para quién está escrito este libro?

Ante todo, comentar nuevamente que este libro carece por el momento de traducción en español, por lo que su lectura sería en inglés. Russ Harris alude a los principales lectores que pueden beneficiarse de los contenidos, siendo los siguientes:

  • Parejas que quieren enriquecer su relación de pareja.
  • Personas a las que amar en pareja les resulte difícil y quieran beneficiarse de algunos de los ejercicios propuestos en el libro.
  • Aquellos quienes no están actualmente en una relación de pareja, pero quieren enriquecerse de los contenidos para en un futuro.
  • Psicólogos profesionales que quieran buscar ideas para trabajar en terapia de pareja.

En definitiva, el libro resume los diversos usos de la terapia de aceptación y compromiso y cómo puede integrarse en la relación de pareja. Al final de cada capítulo, se proporcionan una serie de actividades para aquellas parejas o terapeutas que quieran poner en práctica la teoría.

No obstante, no es una panacea de técnicas. Russ Harris escribe sobre conceptos teóricos, ejemplos de la vida diaria y técnicas para mejorar la relación -amar en pareja-. Algunas veces estas estrategias pueden funcionar y otras veces no, dependiendo del momento y de la calidad de la relación. Por ello, se normalizan a su vez los procesos de ruptura como un proceso más en la relación… y también por ello, es recomendable que cualquier intervención sea pautada y supervisada por un especialista con experiencia.