Cómo atraer a la suerte

Cómo atraer a la suerte

Yamila Papa 21 junio, 2014 en Psicología 24 compartidos
Trébol de la suerte

Según Arthur Shopenhauer, “la suerte baraja las cartas, pero nosotros jugamos”. Puede que en este momento te haya tocado una mala partida, pero podrás ser el ganador en la próxima. Así es, porque la actitud, la sabiduría, la experiencia y la paciencia pueden ser determinantes.

Ser afortunado no es ganar la lotería o llenarse de amuletos, va más allá. Lo único que puede ayudarnos a “tener buena suerte” no es un trébol de cuatro hojas, sino ir al encuentro de nuestras metas y objetivos. No hay que confiar en que los problemas resuelvan solos, pero tampoco cerrar los ojos y creer que la suerte nos solucionará todo.

Seis secretos para tener suerte

Hombre feliz por su suerte

El viento siempre puede soplar a tu favor, por más de que pienses lo contrario. La suerte es como si fuera una semilla, según el lugar donde la plantemos, tendremos diferentes frutos.

Si la cultivamos en un suelo fértil y la regamos periódicamente, hay más posibilidades de que germine y podamos cosechar. Si, de lo contrario, la dejamos abandonada en una tierra arenosa, no la regamos y no le prestamos atención, será casi imposible que algo bueno crezca de allí. ¿Cómo conseguir atraer a la suerte?

1. Prepárate

Los afortunados son aquellos que trabajan para lograr sus sueños, no, como se cree, los que “han sido tocados por la varita mágica”.

Haz lo que sea necesario para cumplir tus objetivos, crea las circunstancias adecuadas para alcanzarlos, crea metas intermedias, etc. Si estás buscando un empleo, por ejemplo, no será “la suerte” la que decida el puesto, sino tu forma de conseguir una buena entrevista en una empresa interesante. Si estás preparado, podrás conseguir el trabajo que siempre soñaste.

2. Cambia de estrategia

A veces puede ser necesario modificar la manera en que vemos o actuamos para poder “tener suerte”. Seguro conoces a muchas personas que por más que lo intenten, parece que nada puede cambiar su destino. No se trata de buena o mala suerte, sino de saber actuar de la forma adecuada o bien conocer el momento exacto en el que cambiar de rumbo o dirección. En vez de acumular fracasos, innova.

3. Deja que te ayuden

La soledad no es buena en aquellos que están buscando “la suerte”. Según el dicho popular, tampoco es una consejera recomendada. Tener alianzas con otras personas, pedir asesoramiento o permitir que colaboren en tus proyectos también es una manera de ser afortunados. Cuantas más manos haya para ayudar, más fácil será que consigas el éxito en lo que te propones.

Hombre con ayuda y suerte para ascender

4. Traza una ruta

Cuando estés transitando por la carretera en busca de la buena suerte, es preciso que sepas cuál es la dirección exacta para llegar al destino. Séneca dijo “no hay viento favorable para aquél que no sabe a donde va”. Marca un camino o una ruta y síguelo, así será más fácil que llegues a buen puerto.

5. Persevera y triunfarás

Otro dicho popular que se adapta perfectamente a la búsqueda de la suerte (sí, en este punto ya podemos afirmar que la suerte es algo que se busca, no que cae del cielo). Los proyectos que realmente valen la pena son largos, costosos y difíciles.

Si eres perseverante, te esfuerzas y no escatimas en tiempo, podrás hacer realidad todo aquello que deseas. Elabora un plan, y síguelo al pie de la letra, pon lo mejor de ti mismo para llegar a esa meta, cueste lo que cueste.

6. Reconoce lo bueno

Muchas veces nos enfocamos en aquello que nos gustaría tener y no en lo que ya poseemos. Si consideras que tienes mala suerte es porque no has echado un vistazo a tu alrededor. Tu familia, tu pareja, tu empleo, tu casa tal vez no sean sacadas de un cuento de hadas o de un sueño, pero si cuentas con todo ello, puedes considerarte una persona realmente afortunada.

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar