Cómo ayudar a alguien que está sufriendo un ataque de pánico - La mente es maravillosa

Cómo ayudar a alguien que está sufriendo un ataque de pánico

Pilar Naveira 25 septiembre, 2013 en Psicología 83 compartidos

Probablemente hayas escuchado el término ataque de pánico, o sepas que algún compañero de trabajo, amigo o familiar padece estas crisis. Pero, ¿qué pasa con quien las presencia? Cuando vemos a alguien sufriendo palpitaciones, espasmos o temblores, sudoración, ahogo, opresión en el abdomen o pecho, náuseas, mareo o confusión, ¿qué podemos hacer para ayudar? Veamos algunas pautas sencillas, para saber cómo ayudar a alguien con ataque de pánico.

1) Si no sabías que la persona padecía de vez en cuando un ataque de pánico, es la primera vez que le sucede o sufre además otros problemas médicos como asma o diabetes, llama a un servicio de emergencia.

2) Este escenario suele resultar angustioso para quien desea ayudar. Respira hondo y procura conservar la calma, tanto por ti mismo como para poderla transmitir. Mantén un tono de voz pausado, cálido y firme, acompañado de un lenguaje corporal acorde sin movimientos bruscos.

3) Evita darle órdenes y pregúntale si tiene algún medicamento que suela tomar durante las crisis.

4) No discutas la irracionalidad del miedo con comentarios como "es sólo tu imaginación", porque la persona lo vive como real, amenazador e incontrolable, y el sentirse incomprendida la angustiará más. Si insiste en que morirá, dile que la ciris durará un momento pero luego pasará. Aunque quieras coger su brazo para que note que estás ahí, mejor no la toques.

5) Aquí la persona puede quedarse paralizada o huir, incluso puede encerrarse en alguna habitación. Quizás se siente en el suelo y no quiera moverse. De ser así, transcurrido un momento sugiérele que se sujete de algo e intente parase.

6) Aliéntala a continuar, diciéndole que lo está haciendo muy bien ante cada avance. Hazle preguntas simples, como cuál es el color de la habitación donde están, cómo son los azulejos de las paredes, de modo que vaya desplazando la atención desde su miedo hacia otras cosas.

7) Escucharla, dejarla hablar e invitarla a relajarse, es importante para que vuelva a ganar control sobre sí misma.

8) Acompáñala a focalizarse en la respiración, inhalando y exhalando lentamente mientras cuentas las respiraciones en voz alta. Primero por 2 segundos cada vez, luego por 3 hasta llegar a 5. Ello desacelerará el ritmo cardíaco.

9) Invitarla a refrescarse, humedecer la nuca, el cuello y el rostro alivia bastante, especialmente si está sudando mucho.

10) Acompáñala todo el tiempo, hasta que el ataque de pánico pase. Si no tiene consigo medicina tranquilizante, y observas que no consigue relajarse pasados un máximo de 15 minutos, llama por ayuda médica. En muchos casos llevarla a un hospital puede angustiarla más, por lo que es mejor preguntarle si quiere ir.

Diferentes estudios, dan cuenta de la efectividad de combinar medicación con una terapia enfocada a modificar conductas. Aquí el paciente aprende técnicas para afrontar el ataque de pánico, que le permiten identificar pensamientos automáticos, falsas alarmas y reconocer que a pesar de ser desagradables no significan un peligro real. Este sistema es muy útil a la hora de ayudar, ya que se aproxima a una respuesta más profunda a la interrogante, ¿cómo ayudar a alguien con ataque de pánico?

Pilar Naveira

Ver perfil »
Te puede gustar