Cómo controlar nuestros sueños

16 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Si logras controlar tus sueños estarás en posesión de una valiosa herramienta para influir en tu realidad. Descubre cómo hacerlo.

A la mayoría de las personas el mundo onírico les resulta fascinante. Se trata de un lugar en el que no existen imposibles, no hay límites ni restricciones. Mientras dormimos viajamos a otras realidades, fantásticas o aterradoras, y experimentamos lo que en la vida real resultaría inimaginable. ¿No sería fantástico poder controlar nuestros sueños?.

De lograrlo tendríamos la capacidad de crear todo escenario que nos viniese en gana. Podríamos volar, viajar, compartir momentos con personas que están lejos e incluso librarnos de las temidas pesadillas que muchos hemos llegado a experimentar. ¿La buena noticia?: esto es posible. Continúa leyendo para descubrir más al respecto.

¿Cómo controlar nuestros sueños?

Sueños lúcidos

Los sueños lúcidos son la alternativa más conocida a la hora de tener control sobre el contenido de nuestras ensoñaciones. Se trata de un tipo de sueños en que la persona es consciente de estar soñando. De este modo puede tomar el control sobre lo que acontece, y pasar de ser un mero espectador a convertirse en el director de su sueño.

Mujer soñando en un columpio

Este tipo de sueños pueden producirse de manera espontánea. Son muchas las personas que reportan disfrutar de este tipo de ensoñaciones controladas. Sin embargo, no todos los individuos tenemos la misma capacidad, y generalmente es necesario poner intención y perseverancia para lograrlo.

Otro factor a tener en cuenta es que los sueños lúcidos suelen tener lugar durante la fase REM, una etapa del sueño poco profunda y cercana al despertar. Por ello es común que, al darnos cuenta de que estamos soñando, nos despertemos irremediablemente.

No obstante, todos estos inconvenientes se pueden paliar. Con práctica se puede llegar a dudar de la veracidad del sueño y a lograr mantenerse en el mismo sabiendo que se está soñando.

Para ello la recomendación principal es adoptar el hábito de chequear la realidad y preguntarte con frecuencia durante el día “¿es esto un sueño?“. Acostúmbrate a observar la coherencia que te rodea. Mediante esta práctica, cuando estés soñando lograrás dudar también de la veracidad del sueño y podrás detectar esos detalles incoherentes y ambiguos propios de este estado.

Mujer acostada pensando en controlar sus sueños

A partir de aquí podrás comenzar a introducir personas, elementos, escenas y desenlaces en el sueño que estás teniendo. Podrás utilizar este espacio para practicar alguna disciplina, desarrollar la creatividad y la resolución de problemas o, simplemente, para divertirte.

Modificación del contenido

Para el abordaje de las pesadillas se han mostrado eficaces las técnicas basadas en la modificación del contenido. Suelen ser utilizadas en aquellas personas cuyos sueños negativos recurrentes interfieren con su bienestar y su vida diaria. Y consisten en realizar un cambio consciente de algunos aspectos de la pesadilla con el fin de eliminar su carácter desagradable.

Para ello es necesario utilizar nuestro estado consciente para visualizar el sueño que deseamos modificar con aquellos elementos que previamente hemos decidido cambiar. Hemos de ser perseverantes en su repetición, y finalmente lograremos que esos cambios se trasladen al mundo onírico.

Por ejemplo, si frecuentemente soñamos que estamos atrapados en un incendio, podemos visualizarnos conscientemente fuera de la casa en llamas. Observando tranquilamente desde la lejanía. Finalmente, esta modificación se verá reflejada en nuestro sueño haciendo que este deje de provocarnos temor y malestar.

Es, sin duda, una muy buena manera de controlar nuestros sueños, pues cualquier persona puede ponerlo en práctica. No se necesita poseer ninguna habilidad especial, únicamente se requiere perseverancia. 

Mujer empezando a tener sueños

Controlar nuestros sueños nos hace más libres

Ahora que ya sabes cómo adquirir control sobre lo que sueñas, te invitamos a ponerlo en práctica. Esto no solo te ayudará a divertirte y explorar con tu imaginación mundos que no están a nuestro alcance en la realidad. También te puede resultar de mucha utilidad para desarrollar tus habilidades cognitivas o sociales, ensayar soluciones a problemas y prepararte para afrontar situaciones de la vida real.

Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. Entonces, ¿por qué no aprovechar este tiempo para algo productivo?. El mundo de los sueños continúa siendo un gran misterio pero paso a paso vamos conociendo más herramientas para relacionarnos con él.

Recuerda que tu mente consciente e inconsciente están siempre conectadas y todo lo que trabajes mientras duermes tendrá sus frutos en tu rutina diaria. Sácale provecho a tus sueños. 

  • Morales, E. M., & de Vaca, P. M. N. C. (2004). Tratamientos psicológicos de las pesadillas: una revisión. International journal of psychology and psychological therapy4(1), 11-36.
  • Pérez, G. (2002). El sueño lúcido: Cómo mejorar su vida mientras duerme. El sueño lúcido.