¿Cómo es el sentido del humor en cada país?

El sentido del humor en cada país cambia. Pero, ¿de qué forma? ¿Cómo es el humor de los japoneses? ¿Y el de los ingleses? Exponemos algunos ejemplos y haremos un breve recorrido por lo que dice la ciencia.
¿Cómo es el sentido del humor en cada país?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 11 diciembre, 2020.

Última actualización: 11 diciembre, 2020

¿El sentido del humor en cada país es igual o difiere? Según un estudio de Mendiburo y Páez (2011), el humor es un componente universal de la cultura, pero varía en cómo se demuestra en cada una de ellas. Estas variaciones, según Alford y Alford (1981), se realizan a través de diferentes objetos y formas.

Aún así, existen elementos comunes en el humor de todas las culturas. Por ejemplo, según Mendiburo y Páez, la mayoría de las investigaciones apuntan a que los estímulos graciosos son aquellos relacionados con imágenes, ideas, textos o actos que son de alguna manera incongruentes, inusuales, inesperados, sorpresivos o extraordinarios.

Es decir, hay situaciones, planteamientos o ideas que en general hacen gracia a todo el mundo. No obstante, cada país tiene un humor característico, y a sus habitantes les hace gracia cosas que a lo mejor, a alguien de “fuera”, no. Y es que en realidad, el humor tiene algo muy personal también. ¿Qué tipo de humor tiene cada país? ¿Qué dicen las investigaciones al respecto? De todo ello hablaremos, ¡aquí!

Animal con gafas de sol

¿Cómo es el sentido del humor en cada país?

El humor, según la RAE, significa ‘genio, índole, condición, especialmente cuando se manifiesta exteriormente’. El sentido del humor de manera más concreta se define como ‘la capacidad para ver o hacer ver el lado risueño o irónico de las cosas, incluso en circunstancias adversas’.  Sin embargo, ni si quiera existe un consenso común para definir el sentido del humor; sí se cree, pero, que se trata de algo inherente a cada cultura.

La realidad es que no todos tenemos sentido del humor, pero disponer de él (y ponerlo en práctica) nos permite beneficiarnos de las cosas positivas, aumentar el buen humor, reír, hacer reír a los demás, etc. Y es que, como afirma el poeta Danns Vega, “Quien te hace reír, te regala vida“.

El sentido del humor en cada país es diferente. Según el profesor e investigador Gert Jan Hofstede, “el humor refleja comportamientos humanos, y en cada sociedad el humor tiende a centrarse en los elementos salientes de la cultura de esta misma sociedad“.

Así, de la misma forma en la que, a todos no nos hace reír lo mismo (diferencias individuales), no todos los países tienen el mismo sentido del humor (diferencias sociales y culturales).

En este sentido, la cultura, la sociedad y otros valores pueden influir en el sentido del humor. Seguramente esto lo has vivido cuando has viajado: ¿Verdad que te has encontrado con que, chistes “de aquí”, en el extranjero no tenían gracia? ¿O has escuchado chistes que a ti no te hacían reír o que directamente no entendías? Sin embargo, existen elementos comunes en todas las culturas, como veremos más adelante.

¿El humor se puede medir?

¿Sabías que el humor se puede medir? Concretamente, a través de un instrumento denominado Humor Style Questionnaire, un test de 32 preguntas que te permite conocer qué humor practicas.

Las categorías que incluye son las siguientes: humor afiliativo (sirve para reforzar la pertenencia a un grupo), humor autoafirmativo (basado en la exageración de uno mismo), humor agresivo (enfocado hacia el otro) y la autodescalificación (centrado en la autoironía). Así, cada país tendría un humor más destacado que otro.

“Sin sentido del humor la vida no tendría sentido”.

-Anónimo-

Ejemplo de diferencias en el humor

En un estudio llevado a cabo por el profesor holandés Gert Jan Hofstede, el cual se dedicó a estudiar durante años cómo el sentido del humor cambia según la zona geográfica, encontramos un ejemplo.

Hofstede Cuenta que el presidente de EEUU, Ronald Reagan, una persona con gran sentido del humor, viajó hasta Japón para hacer una conferencia. Durante la misma, soltó una broma; el traductor la transmitió a la audiencia y todos echaron a reír a carcajada limpia.

Posteriormente, el presidente quiso felicitar al traductor, y le preguntó cómo había hecho para interpretar tan bien el sentido de su chiste a los japoneses. A lo que el traductor le contestó, un poco incómodo: “Señor, yo no he traducido nada. Simplemente les dije que había contado un chiste”. Se trata, pues, de un ejemplo de lo que estamos comentando.

El humor en cada país: algunos ejemplos

¿Cómo es el humor en cada país? Tal y como afirma Begoña Carbelo, investigadora del humor, además de profesora titular del centro universitario de Ciencias de la Salud en la Universidad San Rafael-Nebrija, en EEUU, por ejemplo, se cuentan más anécdotas que chistes. Además, los norteamericanos valoran más los cómics y las viñetas, y parece que tienden a emplear el humor para encandilar a los demás o como un modo de afrontamiento ante las adversidades.

Según Hofstede, los japoneses, por ejemplo, no suelen hacer bromas sobre sí mismos. En cambio, los judíos o los escoceses sí. En cuanto a los ingleses, ellos se basan más en la ironía y en el juego intelectual, y utilizan el sentido del humor, sobre todo, para llamar la atención o como forma de presumir de un estatus.

Además, a los ingleses no les importa mucho ser graciosos, tal y como afirma el investigador, sino más bien que su humor les permita superar una determinada situación. ¿Y el humor español? Según los expertos, se trata de un humor más centrado en uno mismo, con frecuente uso de los dobles sentidos y lleno de chistes.

Elementos comunes

A pesar de que el sentido del humor es diferente en cada país, recientes investigaciones tienden a mostrar, cada vez más, que el humor es más universal de lo que creíamos. Por ejemplo, las historias cómicas tradicionales se basan en las mismas pretensiones infladas y las mismas caídas en ridículo que pueden encontrarse en comedias como la de Molière, Shakespeare o Cervantes.

“Las diferencias en el sentido del humor de una u otra sociedad son más una cuestión de gustos, modas y énfasis, que de sustancia”.

-Eduardo Jáuregui-

Dos hombres en bicicleta

Reflexión final

El sentido del humor fluctúa con las fronteras, como hemos ido viendo. Esta variación explicaría por qué no entendemos algunas bromas de compañeros extranjeros o por qué ellos no se ríen con todas nuestras bromas. Todo ello está influenciado por la cultura y la historia de cada país, por las tradiciones, la manera de ser, la sociedad, las normas, los valores, etc. Sin embargo, y aunque existen diferentes tipos de humor, también podemos hablar de elementos comunes o pilares fundamentales.

Así, por ejemplo, según Martín (2007), para poder reírnos debe haber un aspecto del estímulo en cuestión que nos lleve a pensar en que éste no es serio o no es importante. Esto es necesario para que así pensemos que estamos frente a una situación patética o lúdica, y no seria.

“El sentido del humor es la capacidad de entender una broma, y que la broma es uno mismo”.

-Clifton Fadiman-

Te podría interesar...
¿Te adaptarías bien a vivir en el extranjero?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Te adaptarías bien a vivir en el extranjero?

EL tipo de personalidad y los factores culturales ayudar a predecir qué residentes se adaptarán con éxito a vivir en el extranjero

 



  • Alford, F. y Alford, R. (1981). A Holo-Cultural Study of Humor. Ethos, Vol. 9, No. 2 , 149-164.
  • Kalliny, M., Cruthirds, K. y Minor, M. (2006). Differences between American, Egyptian and Lebanese Humor Styles: Implications for International Management. International Journal of Cross Cultural Management; Vol. 6 , 121-134.
  • Martin, R. (2007). The Psychology of humor: an integrative approach. Burlington: Elsevier Academic Press.
  • Mendiburo, A. y Páez, D. (2011). Humor y cultura. Correlaciones entre estilos de humor y dimensiones culturales en 14 países. Boletín de Psicología, 102: 89-105.