¿Cómo puede ayudar la meditación en el día a día?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 31 octubre, 2018
Adriana Díez · 1 noviembre, 2018
Si todavía tienes dudas sobre aquello que te puede aportar la meditación este es tu artículo. Descubre sus beneficios para tu día a día

La meditación se encuentra hoy en día en auge y muchos ya han comenzado a disfrutar de todo lo que nos puede aportarnos esta práctica y ver cómo nos puede ayudar en el día a día. Numerosos estudios muestran sus beneficios para reducir el estrés, mejorar los ritmos de sueño, disminuir los niveles de cortisol, mejorar el aprendizaje, la memoria y, hacer en definitiva, la vida más plena y más consciente.

Un ejemplo de ello es un estudio realizado en la Universidad de California en Santa Bárbara, el cual mostró que con tan solo un par de semanas de práctica en meditación se mejoraron la atención y la memoria de los participantes durante la sección de razonamiento con un test de referencia en esta área.

A pesar de todos los avances científicos y el estudio dedicado a este área, sigue habiendo gente que duda o parece reacia a iniciarse en esta actividad. Algunos de los mitos que hay alrededor de estas técnicas son solo ideas extendidas, pero no por ello ciertas. A continuación veremos cómo nos puede ayudar la meditación en nuestro día a día.

Mujer meditando sobre cesped

Beneficios y pautas de la meditación

Los principales beneficios de la meditación son:

  • Meditar es fácil. Quizás al principio cueste un poco más, por ello será más fácil si nos dejamos guiar y entenderlo como una concentración en la respiración o repetir un mantra en silencio para facilitar la tarea.
  • La meta no es acallar la mente. El objetivo es encontrar la calma dentro de los pensamientos. Cambiar el foco de atención cuando vienen otros pensamientos. A medida que te identificas menos con tus pensamientos e historias, experimentas más paz y te abres a nuevas posibilidades, lo que te da un margen mayor para disfrutar de aquello que te rodea cada día.
  • En tan solo unas pocas semanas de dedicación a la práctica se pueden obtener beneficios. Estudios científicos muestran que con tan solo 8 semanas se consigue: menos ansiedad, más calma y crecen las áreas del cerebro relacionadas con la memoria, empatía, autoconsciencia y regulación del estrés. Los practicantes mejoran también el sueño, la concentración, disminuye la presión sanguínea, el estrés y la ansiedad y mejora la función inmunológica. En 2011, el equipo de investigación de Sara Lazar en la universidad de Harvard, mostró que la práctica de mindfulness puede realmente cambiar la estructura del cerebro. Después del curso MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) de 8 semanas de duración, se observó un engrosamiento del hipocampo (una estructura que cumple un rol fundamental en el aprendizaje y la memoria) y en otras áreas de importancia para la regulación emocional y el procesamiento auto-referencial.

Mujer meditando en una montaña

  • La meditación nos ayuda a estar y ser. Meditar es reconectar con tu yo verdadero, todo lo contrario a escapar del momento.
  • Dedicar tan solo un momento de tu tiempo. Meditar te da tiempo para parar, con solo unos minutos ordenas y calmas la mente antes de actuar.
  • Amplia variedad de formas: la meditación se puede practicar de distintas formas y en distintas posiciones. De pie, caminando, haciendo yoga, mindfulness, etc. Tan solo hay que encontrar la mejor práctica que se adapte a cada uno.
  • ¿Qué pasa si sentimos que la mente no deja de pensar? En 30 minutos podemos llegar a tener 300 pensamientos, una cantidad que satura la mente de cualquiera. Por otro lado, acostumbrados a trabajar a toda velocidad, disminuirla requiere de práctica y paciencia.
  • Observar el beneficio: confiar en el proceso, requiere práctica y tiempo. Disfrutar de los pequeños avances y placeres que nos aporta la meditación.
  • Encontrar el modo en que a cada uno le funcione. Mejor dedicar solo 10 minutos que aguantar 30 porque dicen que es mejor y sentirnos mal porque no podemos lograrlo.

Meditación, una técnica para todos

Algunos de los beneficios reales que la meditación puede aportar a nuestro día a día se pueden disfrutar empezando con unos sencillos pasos:

  • No seas duro contigo mismo.
  • No tengas ninguna expectativa, tan solo observa el momento.
  • No insistas si no te conducen a un silencio interior.
  • Permanece solo, a ser posible en un lugar tranquilo.

Persona meditando en un retiro de silencio

Visto aquello que nos ofrece la meditación en nuestro día a día, vemos que estas actividades tienen numerosos beneficios. Nos ayudan a parar y a ser conscientes de aquello que vivimos aquí y ahora y nos dan la oportunidad de reconectar con nosotros mismos y vivir lo que sucede a cada momento. La meditación es para todos.

“Con la atención plena se trata de estar completamente despiertos en nuestras vidas. Se trata de percibir la exquisita intensidad de cada momento. También de tener acceso inmediato a nuestros propios recursos para la formación y la curación”.

-Jon Kabat-Zinn-