¿Cómo superar las huellas emocionales infantiles? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo superar las huellas emocionales infantiles?

Dolores Rizo 18, Abril 2015 en Psicología 2537 compartidos

Desde que nacemos, estamos interiorizando y aprendiendo todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

Y aunque nadie sabe exactamente qué es lo que siente el niño o niña recién nacido, esto no significa que no esté sintiendo muchas emociones y sentimientos. Mucho antes del lenguaje verbal, aparece en el ser humano el lenguaje emocional, de ahí, que podemos intuir lo que agrada y desagrada a un bebe, de apenas unas horas. Y de la misma forma, el bebé entiende cuáles son los sentimientos y emociones de las personas que le rodean.

Desde el nacimiento estamos construyendo nuestro mundo interior a partir de lo que recibimos desde el mundo exterior.

Todo lo que recibimos, desde bien pequeños, genera en nosotros unas emociones, y éstas, en función de su impacto, quedarán gravadas en nuestro subconsciente para siempre.

¿Cómo influyen las emociones?

Las emociones influyen dependiendo de su impacto emocional, es decir, del grado y del tipo de emoción que experimentemos.

A su vez, los recuerdos a lo largo de la vida, dependen siempre de las emociones que generaron, y por ello se mantienen como recuerdos en el tiempo.

El impacto emocional, depende de la activación de una parte del cerebro, “el cerebro emocional, debido a la importancia que en esa persona adulta, bebé o niño haya causado.

Existe impacto emocional positivo, es decir, aquellos sucesos o situaciones que nos generaron grandes sentimientos agradables. Aunque sin lugar a dudas, habrá otras situaciones que nos generarán grandes sentimientos desagradables, evocando emociones fuertes y dejando inevitablemente su huella en  nuestro cerebro.

Tras dejar su huella, la emoción que nos marcó generará sentimientos a lo largo de la vida, en situaciones que a nuestro cerebro le recuerden aquella situación desagradable vivida.

¿Dónde se guardan las huellas emocionales?

Las huellas emocionales se guardan en el subconsciente.

De ahí, que en la mayoría de ocasiones, no sabemos explicar porqué me siento mal en una situación determinada, o porqué sentimos miedo o bloqueo ante una persona o circunstancia.

La explicación se encuentra muy escondida para nuestra mente consciente, sin embargo, existe experiencias emocionalmente desagradables guardadas que nos ponen en alerta para resguardarnos de volverlas a vivir.

Se trata de una activación automática, que genera miedo, bloqueo, inseguridad y malestar, sin embargo, nuestra mente subconsciente conoce la explicación oculta de todas nuestras reacciones.

¿Cómo podemos borrar la huella emocional?

En muchos casos, trabajando terapéuticamente con el presente y con lo que es consciente la persona, podría ser suficiente, ya que se fortalecen y reconstruyen aspectos en la personalidad, debilitados desde la infancia.

Aunque en otros casos, es necesario utilizar alguna técnica terapéutica para acceder al subconsciente de la persona y reconstruir el daño causado por aquellas situaciones vividas en la infancia o años atrás, aunque no se tuviese consciencia de ella.

Para ello, entre otras, es muy eficaz, la técnica de hipnosis, ya que permite en estado de trance, curar, reconstruir y sanar el dolor causado y guardado en nuestro cerebro emocional.

Los procedimientos más utilizados son

  • Recuperar al niño/a interior, para fortalecerlo y darle el Amor y cariño que pudo faltarle.
  • Reconstruir la situación en la que se vivió el dolor.
  • Visualizarse con las estrategias y capacidades de afrontar las situaciones evitadas.
  • Aprender actitudes y habilidades de superación y crecimiento.
Dolores Rizo

Licenciada en Psicología, gabinete propio. Desarrollo terapias presenciales y on line. Utilizo técnicas integradoras, dando así nacimiento a una terapia integral, donde complemento el trabajo cognitivo, conductual y emocional, con técnicas como la Hipnosis.

Ver perfil »
Te puede gustar