Comportamientos de una persona que se subestima - La Mente es Maravillosa

Comportamientos de una persona que se subestima

Raquel Lemos Rodríguez 30 mayo, 2015 en Psicología 0 compartidos

¿Te subestimas? Quizás conozcas esta noción como algo que realices cara a los demás. Subestimar a los demás es algo bastante común, pero ¿subestimarse a uno mismo?

Mucha gente se subestima constantemente. Esto es algo negativo pues les impide avanzar en sus metas y propósitos en la vida. La subestimación viene dada por una baja estima, poca confianza y seguridad en uno mismo, etcétera.

Hoy vamos a ver cómo se comporta una persona que se subestima. Si te sientes identificado ¡ponle solución! No permitas vivir tu vida siempre bajo la subestimación.

Rechazas los cumplidos

La modestia puede ser un rasgo que te caracterice. Pero la verdad es que esa modestia encierra lo mucho que te subestimas. Un “no es nada“, “no es para tanto“, “no me importa” puede encerrar un verdadero problema.

rechazo

¡No te subestimes! Acepta los cumplidos que te hacen de buena fe, pues si te los hacen es porque te los mereces ¡créetelo!

Haces referencias a otras personas

Si eres una persona que se subestima, tu forma de hablar se caracterizará por hacer siempre referencia a otras personas. Por ejemplo, “mi marido dice…“, “mi profesor dijo que…“. Esto denota falta de seguridad en lo que uno está diciendo. De hecho, si trabajas de cara al público o como comercial tu credibilidad brillará por su ausencia.

Con esto también apoyas tus opiniones en los demás “pregúntale a tal persona si no me crees”, “¿no es cierto lo que dijo, Ramona?”. Cosas así nos harán muy vulnerables e inseguros.

Evitas pensar en ti primero

¿Cuándo fue la última vez que te permitiste un capricho? Las personas que se subestiman tienden a pensar que no se pueden permitir ciertas licencias en cuanto a regalarse algo, simplemente porque les guste. ¿Por qué no darte ese capricho?

No todo tiene porqué ser para los demás, ¡tú también mereces cosas buenas! Permítete la licencia de darte la importancia que debieras a ti primero. ¡Una sola vez! Inténtalo. No es ser egoísta, es quererse a uno mismo.

Los demás te ven de forma negativa

¿Cuándo dejarás de pensar que esas personas que se ríen lo hacen de ti? Un chico o chica que te pide para salir ya provoca que en tu pensamiento salte la frase “esto no durará mucho, cuando me conozca se alejará de mí“. Un piropo sincero te parece una limosna, algo que te dicen para que no te sientas tan mal por tu físico.

chisme

Sé seguro. Cuando te des cuenta de que hay sinceridad en las palabras de los demás, que tú no eres el objetivo de las risas te harás fuerte y ganarás en seguridad. No pienses cosas que realmente no son. Te estás subestimando tú solo. ¡No lo permitas!

No te crees único

Otro de los pensamientos y comportamientos de las personas que se subestiman es creer que no son las únicas. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo de una persona que invita a salir a otra o le hace un regalo la persona que se subestima pensará que lo hace con todas.

“Todo empieza así”, “no soy la única”, “las demás son mejores”, estos pensamientos son muy comunes. Aquí está patente la inseguridad que se ve con claridad. Tienes que creer en ti. ¡Eres única! aunque no lo creas, pues no hay dos personas iguales. Así que jamás pienses que te tratan como una más, porque si es así y no te gusta ¡aléjate!

Palabras peyorativas

Los motes que te ponen ¡ya los has pensado tú! ¿Por qué piensas de esa forma? Esas palabras que surgen en tu mente, esos motes que provocas te pongan debido a que tú mismo te los pones ¡no te ayudan!

Muchos de los comportamientos de las personas que se subestiman se semejan a los que hacen las personas que necesitan sentir dolor. Tengo esta debilidad, este problema y en vez de huir me regocijo en el por mucho que duela. Esto no es muy negativo, en parte, aunque hay que superarlo. Es bueno conocer tu problema a fondo, pero luego ponle solución ¡afróntalo!

Esperamos que estos comportamientos te hayan servido para determinar cómo se comporta una persona que se subestima. ¿Has descubierto que tú lo haces a veces? Pues ¡ponle solución! Ya sabes un poco más sobre la subestimación, es hora de frenarla.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar