Comunicación activo-constructiva para mejorar tu relación de pareja

Lo opuesto a la comunicación pasiva es la comunicación activa y constructiva. Un manera de relacionarnos que busca soluciones antes que culpas, el beneficio común antes que alimentar nuestro ego.
Comunicación activo-constructiva para mejorar tu relación de pareja
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 28 julio, 2021.

Última actualización: 28 julio, 2021

La comunicación activo-constructiva es la piedra angular para las relaciones felices. Más allá de lo complejo del término está su utilidad, su trascendencia y su capacidad para armonizar los vínculos. Ser asertivos con la pareja y saber hacer uso de un enfoque positivo, orientando el pensamiento en la búsqueda de soluciones, y no tanto en la proyección de las culpas, es algo esencial.

Admitámoslo, si hay un estilo comunicativo que hace estragos en el área de las relaciones afectivas es la comunicación pasiva. Nos referimos a esas dinámicas hábiles en el lenguaje de las indirectas y los eufemismos. Son personas que evitan hablar de sentimientos y que buscan cargar sobre el otro las preocupaciones o las frustraciones propias. Por tanto, necesitamos capacitarnos más allá de la buena comunicación emocional.

Es esencial que hagamos uso de un estilo comunicativo que repare y no que cree más nudos en la relación. Es positivo que aprendamos a comunicar de manera constructiva y no de forma pasiva, inmadura y orientada únicamente a hundirnos en frustraciones y problemas. Así, aunque bien es cierto que nadie nos enseña el buen arte del diálogo inteligente, afectuoso y útil, todos podemos mejorar en esta competencia.

El objetivo de la comunicación constructiva-activa es sincronizarnos con nuestra pareja para llegar a acuerdos, para comprendernos y orientarnos siempre en una misma dirección.

Mujer hablando con un hombre en cafetería haciendo uso de la Comunicación activo-constructiva

Claves de la comunicación activo-constructiva en las relaciones de pareja

En el 2017, la Universidad de Auckland (Australia) llevó a cabo un interesante estudio. Los investigadores se preguntaban qué tipo de comunicación es la más efectiva cuando la pareja lidia con algún tipo de conflicto. En este sentido, necesitamos de un tipo de diálogo cooperativo con el que alcanzar acuerdos; un objetivo que no implica que tengamos que renunciar a la comunicación directa. Hablar de manera asertiva, clara y abierta es prioritario.

Es aquí donde entra en valor la comunicación activo-constructiva. Y lo hace por muchas razones. Necesitamos diálogos productivos y no conversaciones invalidantes. Si nos limitamos a callar lo que nos hace daño por no molestar al otro, no ganamos nada. Asimismo, quien se focalice solo en repartir culpas solo enquistará el problema.

Podemos ser activos, francos, respetuosos, priorizar las propuestas antes que críticar, fijar nuestra atención en las salidas a las dificultades y ser artífices de esa empatía donde el yo conjuga con inteligencia. 

A continuación, profundizamos en las claves de la comunicación activo-constructiva.

Diálogo en busca de soluciones

La auténtica esencia de este tipo de comunicación es su enfoque constructivo: busca reparar, no herir. Se esfuerza por solucionar, no por hacer las desavenencias más grandes.

Hay una clara voluntad por parte de ambos de aunar esfuerzos y voluntades para que cada diferencia a o pequeño problema sea tenido en cuenta y superado.

Esta perspectiva requiere, como podemos imaginar, un buen número de habilidades, de competencias muy básicas:

Esto último es esencial. Como bien sabemos, abundan las personas que, ante la más mínima diferencia, se posicionan en una idea y ya no son capaces de ver o tener en cuenta otros enfoques. Importa solo lo que ellas sienten, piensan y opinan. Esto es algo que debe desactivarse, difuminarse por completo en una relación.

Foco en las experiencias positivas, la esperanza y el afecto

A todos nos puede sonar la siguiente situación: tenemos un problema con nuestra pareja y de pronto, empieza a echarnos en cara aspectos del pasado. Son esas situaciones en las que aparecen incómodos términos como “es que tú siempre, es que tú nunca…”.

Cuando uno de los dos pone la mirada solo en el aspecto negativo, no solo no solucionamos nada, lo que hacemos en realidad es alimentar el rencor.

La comunicación activa-constructiva se orienta hacia la positividad, las soluciones y a ver las virtudes del otro y no sus defectos. Además, se esfuerzan por ser un “equipo” impulsado no solo por el amor, sino también por la proactividad y la capacidad de llegar a soluciones con el fin de salir airosos de cualquier encrucijada.

Pareja hablando sentados en el suelo aplicando la Comunicación activo-constructiva

Comunicación activo-constructiva: los cuatro nutrientes que la edifican

Lo opuesto a la comunicación pasiva es la comunicación activo-constructiva. Es una herramienta de vida que da impulso a cualquier relación, en especial la referente a los vínculos de pareja. Confiere la capacidad de convertirnos en hábiles comunicadores de emociones, necesidades y propuestas resilientes.

Asimismo, es interesante saber que este tipo de comunicación se nutre de cuatro dimensiones muy básicas a la vez que poderosas:

  • Compromiso. La alianza entre la pareja está por encima de todo, es un compromiso constante y activo que todo lo mueve y justifica.
  • Intimidad. El lazo que une a la pareja está constituido por esa complicidad constante en la que es fácil llegar a acuerdos, porque hay un nexo de unión y es el del afecto, el amor y la intimidad construida entre dos.
  • Confianza. Sin el oxígeno de la confianza no puede sobrevivir ninguna relación.
  • Satisfacción. Comunicar con el objetivo de alcanzar acuerdos, dialogar para limar diferencias, resolver problemas entre dos para seguir avanzando en un mismo proyecto… ¿Puede haber algo más satisfactorio? En absoluto. Todo ello es lo que más nos satisface cuando compartimos la vida con alguien.

Para concluir, nada es tan necesario para manejarnos en el mundo de las relaciones como desarrollar unas buenas habilidades comunicativas. Intentemos hacerlo desde este enfoque activo y constructivo, los beneficios son excepcionales…

Te podría interesar...
Las 15 mejores apps para encontrar pareja
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Las 15 mejores apps para encontrar pareja

Un móvil y conexión a Internet. Eso es todo lo que necesitas hoy para ligar. Entra y conoce las mejores apps para encontrar pareja.



  • Du Plooy, Kobus & Beer, Ronél. (2018). Effective interactions: Communication and high levels of marital satisfaction. Journal of Psychology in Africa. 28. 161-167. 10.1080/14330237.2018.1435041.
  • Lavner, J. A., Karney, B. R., & Bradbury, T. N. (2016). Does Couples' Communication Predict Marital Satisfaction, or Does Marital Satisfaction Predict Communication?. Journal of marriage and the family78(3), 680–694. https://doi.org/10.1111/jomf.12301
  • Overall, N. C., & McNulty, J. K. (2017). What Type of Communication during Conflict is Beneficial for Intimate Relationships?. Current opinion in psychology13, 1–5. https://doi.org/10.1016/j.copsyc.2016.03.002