¿Conoces los beneficios del sentido del humor?

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Adriana Díez
· 7 febrero, 2019
El sentido del humor y la risa cuentan con numerosos beneficios, aquí te los desvelamos.

El sentido del humor nos aporta un punto cómico para la risa y evasión. El reír nos relaja: con él viaja una sensación de frescura y calma. Saber contar chistes y saber hacer que se diviertan aquellos que tienes a tu alrededor mejora la comunicación social y las relaciones, porque ¿quién no quiere tener cerca a alguien divertido que le haga reír? Por eso, para exponer sus beneficios, hemos hecho este artículo.

El sentido del humor mejora la presión sanguínea y reduce la sensación de ansiedad. La psiconeuroinmunología nace del descubrimiento de la gran cantidad de conexiones que existen entre el sistema nervioso central (nuestro cerebro y médula espinal), el sistema endocrino (encargado de liberar hormonas) y el sistema inmunológico (se encarga de producir anticuerpos para luchar contra las enfermedades).

Una de las conclusiones que se extraen de los estudios realizados desde este ámbito es que un estado de ánimo positivo nos protege de enfermedades y mejora el pronóstico de otras, como el cáncer, la diabetes y el asma… y el sentido del humor es precisamente un gran pilar de eses estado de ánimo positivo.

Los especialistas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) presentaron en 2015 un informe en el que demostraban que los problemas vasculares se reducían un 40% en aquellas personas que se reían de forma regular, lo que se traduce en unos 4 años y medio más de vida.

Cuando nos reímos, nuestro cuerpo libera endorfinas, serotonina y dopamina, lo que mejora la sensación de calma y reduce la percepción de dolor. Con ello conseguimos también mejorar la visión actual de los problemas, disminuyendo en muchos casos la preocupación al ridiculizarlos.

El sentido del humor nos permite relajar los músculos y bajar la presión arterial, por lo que es una gran manera de mantener el corazón sano y reducir las probabilidades de sufrir un infarto o un derrame cerebral.

“Entra un hombre en un bar y le pregunta al camarero: perdone, ¿tiene wifi?

Él le contesta: pídase al menos una cerveza o algo

-Muy bien, ¿y va todo junto o separado?”.

Deseos de ser feliz

Beneficios para nuestras relaciones sociales

La risa y el humor mejoran el estado de ánimo y nos ayudan a sentirnos mejor. Cuando esto nos ocurre, tenemos la capacidad de proyectarlo hacia los demás. La gente se siente atraída por las personas que sonríen y hacen reír. En dos experimentos hechos en Suecia, se estudió la relación entre el atractivo y las sonrisas. Descubrieron que cuanto más fuerte y frecuente era una sonrisa, más atractiva se consideraba a la persona y más atractivo se valoraba el rostro.

Y ¿por qué vamos perdiendo esta capacidad con los años? Uno de los últimos estudios acera del sentido del humor consideró que los adultos suelen reír entre 15 y 100 veces al día, frente a una media de 300 veces diarias de los niños.

Los niños son más espontáneos y analizan menos las consecuencias que un evento puede tener a largo plazo en sus vidas. Puede que el secreto esté en reír sin vergüenza y en disfrutar sin reparos de una buena carcajada.

“-¡Hola!, ¿tiene comida de vegano?

-¡Clago y de inviegno! Esto es un gestaugante fgances”.

Mujer haciendo el tonto

Beneficios en nuestras capacidades cognitivas

La risa capta nuestra atención, de manera que alguien que nos hace reír se convierte en una persona atractiva. Por ello, el sentido del humor también favorece la retención de la información.

Un estudio llevado a cabo por Melisa B. Wanzer, publicado en la revista científica “Communication Education”, afirma que el humor atrapa la atención de las personas que rodean al humorista -ya sea persona o circunstancia-, facilita la compresión de lo que ocurre o de los hechos expuestos y dinamiza el procesamiento del contenido. Dicho de otra manera, el sentido del humor rema a favor del aprendizaje.

Entender los chistes también exige creatividad, rapidez, soltura, además de otros recursos que de forma racional son más difíciles de adquirir. Aportar una visión positiva de los problemas, una salida de la realidad y un momento tan solo de diversión mejora las funciones cognitivas, el sistema inmune y nuestras relaciones sociales.

El sentido del humor cuenta con numerosos beneficios, reír nos da vida y nos mejora por dentro y por fuera. Por otro lado, el material humorístico que hay a nuestro alcance es enorme, ya sea en libros, en revistas, en la propia red o en una nueva mirada a aquello que nos sucede; de manera que reír es un posibilidad preparada para que la hagas realidad.