Conociendo al enigmático "Déjà Vu"

11 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
Si alguna vez has tenido la impresión de haber vivido con anterioridad un momento de tu vida, has tenido Déjà Vu. ¿Quieres saber qué es y qué nos dice la ciencia sobre este enigmático fenómeno?

Cuando tenemos un déjà vu solemos decir: “siento que esto ya lo he vivido”. Así es, es un sensación muy curiosa que nos puede llegar a producir perplejidad “¿Será real”?. El déjà vu puede ocurrir en cualquier momento y lugar, y en el transcurso de cualquier actividad. De hecho, desde ya te advertimos: no se trata de ninguna patología y es perfectamente normal (a no ser que su frecuencia, intensidad y duración sea exagerada). Si quieres saber más acerca de este enigmático fenómeno, te invitamos a seguir leyendo.

La actualidad del fenómeno del “déjà vu”

Los términos déjà vu vienen del francés y su significado es “ya visto”. Por lo general, le ocurre a la mayoría de las personas, una o varias veces en la vida, con una mayor preponderancia en individuos jóvenes. Poco se sabe acerca de este misterioso asunto, ya que se trata de una sensación fugaz, repentina y que no necesita de una condición médica para producirse, lo que la transforma en un hecho muy difícil de estudiar.

Hoy en día, este fenómeno continúa siendo controvertido, y supone un desafío constante para todos los campos de la ciencia que se relacionan con el estudio de la mente, el cuerpo y la salud humana.

Mujer teniendo un déjà vu

¿Qué sabemos a ciencia cierta sobre este fenómeno?

Aún hoy en día el fenómeno del déjà vu nos deja más interrogantes que respuestas. Sin embargo, podemos hacer las siguientes afirmaciones:

  • Un punto de partida muy importante es que mientras está ocurriendo un déjà vu somos conscientes del mismo, así como del entorno. Nos encontramos orientados en tiempo y espacio, solo que con una sensación de extrañeza. Esto implica que es un fenómeno focal, que no implica a todo el cerebro.
  • Investigaciones científicas han demostrado que los déjà vu provienen del lóbulo temporal. Es más, una pequeña estimulación eléctrica de la corteza rinal puede inducir este fenómeno.
  • Como se afirma en una investigación publicada en el Journal Clinical Neurophysiology, la acción sincronizada de la corteza rinal, el hipocampo (implicado en la generación de recuerdos) y la amígdala (implicada en el aspecto de las emociones) puede dar lugar a un déjà vu. Esto se comprobó a través de un estudio realizado con pacientes epilépticos, a los cuales se les indujo el fenómeno mediante estimulaciones eléctricas.

Teorías sobre el funcionamiento del déjà vu

Existen varias teorías que tratan de explicar la etiología del déjà vu, la mayoría de las cuales provienen del campo de las neurociencias.

  • Algunos especialistas sostienen que el déjà vu ocurre cuando nuestro cerebro intenta generar concepciones integrales de la realidad, pero con entradas limitadas. La memoria funciona tomando fragmentos de información sensorial con el fin de traer al presente un recuerdo específico. En este caso, el déjà vu sería una mezcla de esas entradas sensoriales con los recuerdos que se traen al presente.
Cerebro iluminado con color azul

  • Otra teoría afirma que el déjà vu es la causa de una desconexión repentina entre la memoria a largo plazo y la memoria a corto plazo, filtrándose información en los mecanismos de almacenamiento y transferencia. Esto quiere decir que, al pasar por una experiencia nueva (almacenada en nuestra memoria a corto plazo), podríamos recurrir inconscientemente a un recuerdo lejano, combinándose con la experiencia presente.
  • Finalmente, otra teoría sostiene que el déjà vu supone una “desconexión temporal”. Esporádicamente, nuestros sentidos en el momento presente pueden estar rastreando una experiencia almacenada en la memoria a largo plazo (a través de la cual dotarla de significado). Esto podría tener como consecuencia que, bajo condiciones excepcionales, se produzca un retraso en el procesamiento sensorial presente y una repentina conexión con sensaciones evocadas en el pasado.

Para concluir, aunque la causa y los mecanismos precisos de este extraño fenómeno siguen siendo un misterio en gran medida, no te preocupes si te sucede, pues no hay nada de que preocuparse. Por el contrario, puedes disfrutar el momento y apreciar esa extraña sensación que te envuelve, que nunca deja de sorprender.