Cómo conseguir buena suerte - La Mente es Maravillosa

Cómo conseguir buena suerte

Sofia Alcausa Hidalgo 5, Noviembre 2015 en Curiosidades 2791 compartidos
Trebol de cuatro hojas y herradura

¿La buena suerte existe? ¿Hay personas que tienen más suerte unas que otras? Seguramente sea un tema de debate. Y es que cuando tenemos una mala racha y a personas de nuestro entorno les va bien o al menos a nosotros no los parece, decimos las tan típicas frases de “Es que yo tengo muy mala suerte”, “X tiene mucha suerte, todo le sale bien”.

Pero, realmente ¿existe?, ¿todo depende del destino, del azar o de un “yo que sé que que se yo pero que nos hace creer que no depende de nosotros”? Pues quizás deberíamos dejar la cuestión aparte… o no. No hay fórmulas ni rituales mágicos, quizás dependa de nosotros mismos más de lo que creemos…

¿Existe la buena y la mala suerte?

Todos tendemos a hablar de la mala suerte que tenemos muchas veces y de lo bien que le va a los demás. ¿Realmente crees que siempre es así? Si lo piensas bien, en la vida de todos nosotros hay un poco de todo; buenos y malos momentos… tú no eres el único.

Mano cogiendo un trebol de cuatro hojas

Si quieres cambiar la forma en como te van las cosas, sé valiente para empezar de nuevo. Echa mano a la positividad, vuelve a empezar, saca los pensamientos negativos de tu cabeza y no te tortures por tus errores. Puede que en realidad la buena suerte esté en la actitud que tengas ante la vida…

Cómo conseguir buena suerte

1. Sé positivo

Si crees que te pueden suceder cosas buenas en la vida, sucederán. En tu actitud está el creer que te irá bien, que lo que te ha pasado podría haber sido peor… Si cultivas la positividad, la mala suerte no te acompañará tanto…

“Lo malo que te ha sucedido es tan solo un preludio de algo bueno.”
Compartir

2. Si algo no te ha salido como esperabas, vuélvelo a intentar

¿Por qué en lugar de quejarte tanto no vuelves a intentarlo? ¿Las cosas no te han salido bien en el amor? vuélvelo a intentar ¿El pastel en el horno se te ha quemado? hazlo otro día pensando qué fue en lo que fallaste…

3. Piensa que no tienes mala suerte

La vida es como una noria, unas veces estamos arriba y otras abajo. Lo que ocurre es que tendemos a quejarnos sobre que mal nos va todo cuando estamos en la parte baja de la noria. Más que nada porque hemos aprendido a focalizarnos en lo negativo…

4. No te centres en los momentos malos de tu vida

Todo el mundo tiene momentos malos en su vida. Lo mejor es olvidarlos cuando ya han pasado. Seguir pensando en ellos no te sirve absolutamente de nada. Lo único que hacen es ayudarte a creer con mayor firmeza que te irá mal.

Cara dibujada en la arena feliz de su buena suerte

5. Ten pensamientos positivos y saca de tu mente los negativos

Sí es difícil, pero es un trabajo que podemos ir haciendo poco a poco. Cuando entres en la espiral de pensamientos negativos, cambia tu forma de pensar. Y si ves que tú solo no puedes, cuenta tus problemas a otras personas positivas. Pueden ayudarte muchísimo. También puedes ayudarte poniendo música, haciendo deporte… aprende a  desconectar rápidamente.

6. No tengas miedo de los errores ni te tortures con ellos

El pensar con frecuencia en los errores nos hace sentirnos infelices y nos hacen creer que tenemos mala suerte, porque nuestros errores son para nosotros síntoma de mala suerte. Pero, ¿qué sería de la vida sin errores?

No te culpes de tus errores, aprende de ellos y siéntete feliz. Si has cometido errores es porque estás viviendo; piensa que no estás encerrado en una burbuja pensando que no puedes equivocarte. Vive, equivócate y aprende.

7. Sé valiente

¿Cómo te va a ir bien si te da miedo empezar un nuevo amor, un nuevo trabajo…? Luego cuando veas a otros con el amor de su vida o el trabajo soñado no digas que te va mal, a lo mejor se lo han trabajado… y si no es así pues trabájalo tú.

Sé receptivo al cambio. Con el cambio puede venir la buena suerte.
Compartir

Moraleja: La suerte depende de ti más de lo que crees…

Sofia Alcausa Hidalgo

Licenciada en Filosofía y Letras. La psicología, la música y la escritura son algunas una de mis pasiones. En definitiva, las más bonitas expresiones de nuestra alma. "Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad", Confucio

Ver perfil »