Este precioso corto nos enseña que amar es saber estar presentes

Este precioso corto nos enseña que amar es saber estar presentes

Valeria Sabater 20 diciembre, 2017 en Hábitos saludables 0 compartidos
Niña bailando enseñando a su padre a estar presentes

Este precioso corto de la BBC nos enseña que quienes aman y valoran a los suyos saben estar presentes en cuerpo, mente, corazón y, sobre todo, en intención. Porque si hay algo que necesita, por ejemplo, todo niño es la atención de ese padre o de esa madre que sabe intuir necesidades, que valida con la mirada, que abraza con sus sonrisas y que sabe reaccionar a tiempo en el momento preciso.

Este año el canal británico más conocido nos felicita la Navidad mediante un corto lleno de ternura y de intención. Este pequeño trabajo audiovisual, de poco más de dos minutos, nos trae la historia de una niña de 10 años y de su padre, una familia monoparental inmersa en la vorágine navideña, como lo podemos estar cualquiera de nosotros.

“The suporting act” es un corto que nos recuerda la importancia de dedicar tiempo y atención a los nuestros, el valor de saber estar presentes en medio de la vorágine de nuestras complejas vidas.
Compartir

Si este corto de la BBC se ha convertido en todo un fenómeno viral se debe a varias razones. La primera es por su encanto visual, por su maestría técnica y por esos maravillosos recursos digitales que tienen el poder para acercarnos la historia. La segunda razón es evidente: el mensaje que nos transmite nos invita a una profunda reflexión y a una obligada auto-evaluación…

Si el amor es saber estar presentes, ¿lo estaremos haciendo bien con los nuestros?

corto de la BBC que nos enseña a estar presentes

Una felicitación navideña con mensaje

El equipo creativo de la BBC ha triunfado este año con su cortometraje donde se ha cuidado al máximo el acompañamiento musical. Además, en este trabajo han colaborado también los conocidos fabricantes de marionetas MacKinnon & Saunders. Estos últimos trabajaron ya en su momento con Tim Burton en películas tan apreciadas por el público como “Frankenweenie” o la “Novia Cadáver”. Los productores de la cadena buscaban además algo entre lo artesanal y lo sofisticado, donde el reflejo de la parte emocional saliera fortalecido.

“The suporting Art” o “El telonero”, como se ha traducido en nuestro país, nos trasmite un mensaje sencillo: el amor es saber estar presentes. Algo que en ocasiones se nos olvida, inmersos como estamos en nuestras responsabilidades e infinitas tareas diarias, descuidamos lo más importante.

En esta historia conoceremos a una niña de 10 años, vivaz y tremendamente encantadora. La pequeña está muy ilusionada con la función navideña que debe preparar para su colegio. Se trata nada más y nada menos que de un espectáculo musical donde ella llevará a cabo una compleja coreografía, esa que no deja de ensayar, esa que lleva a cabo a cada instante y casi en cualquier lugar.

Así, en cada escena donde nuestra mirada queda hipnotizada por los hábiles pasos de la pequeña, somos testigos a su vez de otra realidad. Vemos al papá de nuestra protagonista siempre atareado, siempre ocupado, con la mirada puesta en el móvil, en las tareas domésticas, en la compra, en la decoración navideña…

Las presiones cotidianas y esas responsabilidades que a todos nos definen y nos acompañan, hacen que muchas veces quedemos eclipsados ante lo que acontece ante nuestros ojos, ante lo que realmente demanda nuestra atención

Padre e hija bailando

Amar es estar presentes y saber reaccionar en el momento preciso

Todos amamos a nuestros padres, a nuestros hermanos, parejas, hijos y a nuestros amigos. Sin embargo, no basta con sentir, debemos ser capaces de hacernos presentes, de hacer del cariño un canal de crecimiento, una herramienta valiosa e intuitiva con la que generar ayuda, donde validar, donde auxiliar, hacer reír, consolar, reconfortar y generar felicidad. Mucha felicidad.

El padre de nuestro corto está presente, pero la mayor parte de las veces su presencia es una clara ausencia para esa niña que ansía su apoyo, una palabra de admiración, de alegría o incluso, por qué no, hasta un pequeño consejo. La pequeña necesita que su padre sea partícipe también de su entusiasmo, el eco de su ilusión y el espejo de ese momento de su vida que, lo queramos o no, no volverá a repetirse nunca.

Esto mismo es lo que buscaba la BBC con la creación de este corto enternecedor. Quería despertarnos de nuestro letargo cotidiano de responsabilidades y tareas (más intensas si cabe en Navidad) para que veamos lo que es realmente importante en estas fechas, así como en cualquier otras: los nuestros, las personas que amamos. Ellos son nuestro regalo de cada día, ellos a quienes debemos prestar una atención real, un apoyo visible.

La respuesta que finalmente ofrece este padre a su hija es inolvidable. Porque lo creamos o no, reacciona a tiempo y de la forma más admirable posible. La visión de este corto navideño es casi obligada y su disfrute, inevitable…

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar