Cronofarmacología: el efecto de los fármacos regido por el tiempo

02 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica Sara Viruega
¿Sabías que el horario de administración de los fármacos tiene influencia en su respuesta terapéutica y su eficacia en tu organismo?
 

La cronofarmacología es un concepto relativamente nuevo. Está en relación con los ritmos biológicos que rigen nuestro organismo y cómo estos pueden afectar a la respuesta que da el cuerpo frente a los fármacos.

La fisiología, como decimos, está regulada por determinados ritmos, pero así lo hace también la patología. Es decir, también las enfermedades tienen sus patrones en el tiempo igual que los procesos biológicos.

Con estos estudios, el objetivo que se pretende conseguir es un uso racional de los medicamentos que nos lleve a mejorar la eficacia de los mismos en el tratamiento de las diferentes patologías.

Mano sosteniendo pastilla

¿Qué es la cronofarmacología?

La cronofarmacología es una rama de la farmacología que estudia la repercusión del horario de administración de los fármacos en su respuesta terapéutica en nuestro organismo y, por lo tanto, en su eficacia.

 

Tiene su base en la cronobiología, que es el estudio de los ritmos biológicos y su influencia en los procesos fisiológicos. Según esta, existen tres tipos de ritmos que rigen nuestro cuerpo:

  • Circadianos: ritmos de alrededor de 24 horas. Son los más estudiados. El ejemplo más común es el del sueño/vigilia.
  • Infradianos: mayores de 24 horas o de baja frecuencia. Un ejemplo es el ciclo menstrual que dura aproximadamente 28 días.
  • Ultradianos: menores de 24 horas o de alta frecuencia. Se presentan más de una vez al día y su duración puede llegar a ser de milisegundos. Un ejemplo es el ritmo cardíaco o la respiración. Otro ejemplo puede ser la secreción tanto de hormonas como de neurotransmisores.

Como hemos mencionado anteriormente, de la misma manera que nuestro cuerpo, las patologías también siguen determinados ritmos en el tiempo. Estos patrones así mismo pueden estar relacionados con el día y la noche o con las estaciones, entre otros. Podemos ver un ejemplo de ello en la depresión o en trastornos como la hipertensión o la artritis reumatoide.

 

¿El efecto de los fármacos está regido por el tiempo?

Es bien conocido que el efecto de los fármacos en nuestro cuerpo depende de muchos factores y se ve influenciado por distintas variables, tanto internas como externas al individuo. Una de ellas, quizá no tan estudiada, es la variación temporal en la administración de los mismos.

El desarrollo de la cronofarmacología ha abierto un nuevo campo de estudio y ha permitido estudiar cómo influyen los ritmos biológicos en diferentes aspectos de la actuación de los fármacos en nuestro organismo:

  • Dependiendo de la hora de su administración, algunos fármacos pueden disminuir su efecto tóxico y aumentar más su eficacia. Es el caso de ciertos antitumorales o medicamentos de estrecho margen terapéutico, como la carbamazepina, el litio o el ácido valproico.
  • En otros casos, la variación del funcionamiento del sistema digestivo a lo largo del día determina la absorción de los medicamentos. Lo mismo ocurre con el sistema renal en la eliminación de los mismos, por ejemplo.
 
  • El funcionamiento de las enzimas que se encargan del metabolismo no es el mismo en todos los momentos del día.
  • Algunos fármacos interaccionan con su receptor específico con mayor o menor afinidad según los ritmos biológicos.

Actualmente, existen en el mercado algunas presentaciones de fármacos que siguen sistemas de liberación basados en la cronofarmacología. Es el caso de medicamentos formulados para que se liberen poco a poco a lo largo del tiempo o al cabo de unas determinadas horas, por ejemplo.

Mujer con problemas tomando una pastilla

¿Cómo puede ayudarnos la cronofarmacología?

Los estudios sobre la variabilidad de la respuesta farmacológica según el tiempo de administración de los medicamentos pueden aportar grandes avances en el uso racional de los medicamentos.

 

La administración de cada fármaco a la hora más apropiada hará que aumente la eficacia del mismo y disminuyan sus efectos secundarios. Es tan importante conseguir efectividad como seguridad.

Así mismo, es posible que la cronofarmacología permita individualizar los tratamientos aún más para adaptarlos mejor a las condiciones de cada paciente y de cada patología. Estas, además, pueden variar de la misma forma a lo largo del tiempo.

Aún son necesarios más estudios en estas áreas para que los conceptos de la cronofarmacología puedan ser aplicados de forma regular en los tratamientos habituales de los pacientes. El objetivo es adaptar la medicina a los ciclos biológicos de los individuos para mejorar su eficacia y su seguridad.

 
  • Tamosiunas, G., & Toledo, M. (2010). La cronofarmacología: un nuevo aspecto a considerar en la variabilidad de la respuesta terapéutica. Archivos de medicina interna32(4), 65-69.
  • Molina Cabrera, R. (2015). La cronofarmacología en la respuesta farmacoterapéutica. Gaceta Médica Boliviana38(1), 28-29.
  • Sánchez, A. C., & Vargas, R. A. V. Ritmos biológicos, Cronobiología y Cronofarmacología: Un desafío para el profesional de Enfermería en la administración de medicamentos. Indicaciones Los Autores14.
  • Espinoza, L. D. M. (2015). Conceptos de CRONOFARMACOLOGÍA. Revista Clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica5(1).