¿Tienes alguno de estos trastornos del ritmo circadiano? - La Mente es Maravillosa

¿Tienes alguno de estos trastornos del ritmo circadiano?

Francisco Pérez 3 diciembre, 2017 en Psicología clínica 0 compartidos
Mujer con trastorno del ritmo circadiano despierta por la noche

¿No sabes lo que son los trastornos del ritmo circadiano sueño-vigilia? No te preocupes, en esta entrada te lo explicamos. Seguro que has sufrido alguna vez de insomnio, a fin de cuentas es algo común en la población.

Hay veces en las que te cuesta dormir. Te vas a la cama y sólo consigues dar vueltas pero no logras conciliar el sueño. Otras veces te has despertado antes de lo deseado y no has podido volverte a dormir. En estos casos hablamos de insomnio.

Esto puede deberse a varios motivos. La mayoría de las veces es producto de malos hábitos de higiene del sueño (dormir viendo la televisión, tomar excitantes justo antes de acostarte…) Otras veces esto puede deberse al estrés y a los altos niveles de activación del sistema nervioso.

Sin embargo, los trastornos del ritmo circadiano se caracterizan precisamente por interrupciones en el ritmo circadiano. El ritmo circadiano es el nombre que se le da al “reloj interno del cuerpo” que regula el ciclo de 24 horas (aproximadamente) de procesos biológicos en animales y plantas.

¿Qué son los ritmos circadianos?

Los ritmos circadianos son ritmos biológicos intrínsecos de carácter periódico que se manifiestan con un intervalo de 24 horas. Están basados en la rotación diaria de la tierra alrededor del sol (ciclo día-noche). Este término proviene de la palabra latina “circa”, que significa “alrededor”, y de “dian” que significa “día”. Por lo tanto, su significado es “alrededor del día”. En mamíferos, el ritmo circadiano más importante es el ciclo vigilia-sueño.

Los ritmos circadianos no solo se encuentran en los seres humanos. Prácticamente todas las formas de vida, incluyendo las plantas, moscas, peces y bacterias, tienen ritmos circadianos. Los procesos involucrados con el sueño natural funcionan con ritmos circadianos. Como seres humanos estamos diseñados a tener un ciclo natural de sueño que esté en consonancia con el ciclo día-noche. Así, podemos dormir durante la noche y estar despiertos durante el día.

Los ritmos circadianos son importantes no solo para determinar los patrones de sueño y alimentación de los animales. También lo son para la actividad de todos los ejes hormonales, la regeneración celular y la actividad cerebral, entre otros.

Mujer despierto con un reloj en su mano

Nuestro reloj biológico

Diversos investigadores han llegado a la conclusión de que debe existir una estructura en el organismo que se encargue de establecer nuestros ritmos circadianos.

En efecto, esa estructura existe y se llama núclelo supraquiasmático. El núcleo supraquiasmático se encuentra en la región del hipotálamo del cerebro. Está situada justo detrás de los ojos. Esta región es la encargada de que durmamos durante la noche y nos despertemos durante el día.

Los trastornos del ritmo circadiano

Si duermes o te despiertas unas horas antes, por lo general no supone un problema. Sin embargo, puede convertirse en un problema cuando eres incapaz de despertarte o no puedes permanecer despierto durante tu jornada de trabajo.

Entonces, el calendario de tu sueño se convierte en un problema y podrías ser diagnosticado por la presencia de trastornos del ritmo circadiano.

Criterios diagnósticos

Para diagnosticar un trastorno del ritmo circadiano hace falta que se den algunos requisitos o conjunto de síntomas:

A. Patrón continuo o recurrente de interrupción del sueño. Un patrón que se debe a una alteración en el sistema circadiano o a un alineamiento defectuoso entre el ritmo circadiano endógeno y la sincronización sueño-vigilia necesarios. Una necesidad que va en función del entorno físico del individuo o el horario social o profesional del mismo.

B. La interrupción del sueño produce somnolencia excesiva o insomnio, o ambos.

C. La alteración del sueño causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes en las que la persona tiene un papel activo.

Mujer despierta en la cama

¿Qué tipos de trastornos del ritmo circadiano existen?

Existen varios tipos de trastornos del ritmo circadiano según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM 5):

  • Tipo de fases de sueño retrasadas.
  • Tipo de fases de sueño avanzadas.
  • Sueño-vigilia irregular.
  • Sueño-vigilia no ajustado a las 24 horas.
  • Asociado a turnos laborables.
  • Tipo no especificado.

Tipo de fases de sueño retrasadas

Se basa principalmente en una historia de retraso en el horario del período principal de sueño (normalmente más de dos horas) en relación con el horario deseado para dormirse y despertarse. Esto ocasiona síntomas de insomnio y de somnolencia excesiva.

Cuando pueden establecer su propio horario, las personas con tipo de fase de sueño retrasada presentan una calidad y una duración de sueño normales para su edad. Destacan como síntomas el insomnio al comienzo del sueño, la dificultad para despertarse por la mañana y la somnolencia excesiva al comienzo del día.

Los síntomas suelen comenzar en la adolescencia o en la edad adulta temprana. Pueden persistir desde varios meses hasta años antes de que se establezca el diagnóstico. La gravedad puede disminuir con la edad y es frecuente la reaparición de los síntomas. Un cambio de horario escolar o laboral que requiera levantarse antes suele hacer que la situación empeore.

Chica adolescente con almohada en la cabeza mientras suena el despertador

Tipo de fases de sueño avanzadas

Se caracteriza por unos tiempos de sueño-vigilia que van varias horas adelantados respecto a lo deseado o respecto a los tiempos convencionales. El diagnóstico se basa principalmente en los antecedentes de avance del horario del período principal de sueño (normalmente más de dos horas) en relación con el tiempo deseado para dormir y para levantarse.

Esto provoca síntomas de despertar precoz y de somnolencia diurna excesiva. Cuando pueden establecer su propio horario, los sujetos con tipo de fases de sueño avanzadas presentan una calidad y duración del sueño normales para su edad. El tipo de fases de sueño avanzadas puede documentarse con el especificador “familiar”. Suele haber una historia familiar de fases de sueño avanzadas en los sujetos con este tipo de alteración.

El comienzo del trastorno se da generalmente en la edad adulta tardía. El curso es persistente y dura más de 3 meses.

Tipo de sueño-vigilia irregular

El tipo de sueño-vigilia irregular se basa principalmente en los antecedentes de síntomas de insomnio por la noche (durante el período normal del sueño) y de somnolencia excesiva (siestas) durante el día. Este tipo se caracteriza por la ausencia de un ritmo circadiano sueño-vigilia reconocible. No hay un período principal de sueño y el sueño está fragmentado en, al menos, tres períodos a lo largo de las 24 horas.

Tipo de sueño-vigilia no ajustado a las 24 horas

El diagnóstico de este tipo se basa principalmente en una historia de síntomas de insomnio o de somnolencia excesiva relacionados con la sincronización anormal entre el ciclo luz-oscuridad de 24 horas y el ritmo circadiano endógeno. Las personas con este trastorno presentan períodos de insomnio, somnolencia excesiva o ambos, que se alternan con períodos breves sin síntomas.

Este tipo es más frecuente entre los invidentes y las personas con alteraciones de la visión. El motivo es que tienen menos percepción lumínica. En las personas videntes con el tipo de sueño-vigilia no ajustado a las 24 horas también existe un aumento de la duración del sueño.

Hombre con sueño en el trabajo

Tipo asociado a turnos laborables

En este tipo existe la presencia de antecedentes laborales fuera del horario diario normal de 8:00 am a 6:00 pm (especialmente por las noches) de forma habitual.

Son importantes los síntomas persistentes de somnolencia excesiva en el trabajo y de sueño alterado en casa. Los síntomas desaparecen cuando la persona vuelve a una rutina laboral diaria. Por otro lado, las personas que viajan a distintas zonas horarias con mucha frecuencia pueden presentar efectos similares.

Si presentas alguno de estos tipos de trastornos del ritmo circadiano, te recomendamos que vuelvas a establecer los hábitos de sueño “normales” lo antes posible. Si esto te parece complicado o no lo puedes hacer por ti mismo, entonces es recomendable que acudas a un psicólogo para que trate tu problema.

Referencias bibliográficas:

American Psychiatry Association (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), 5ª Ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Francisco Pérez

Psicólogo General Sanitario. Director del centro Supera Psicología. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la U.C.M.

Ver perfil »
Te puede gustar