¿Cuáles son las emociones primarias?

¿Cuáles son las emociones primarias?

Sonia Viéitez Carrazoni 17, Enero 2013 en Emociones 90 compartidos
Emociones primarias

Las emociones primarias (ira, tristeza, miedo, amor, asco…) son estados afectivos automáticos y complejos que se desatan en nuestro cuerpo y que cumplen una función beneficiosa y de adaptación del organismo, al favorecer nuestra reacción frente a un estímulo. Las emociones primarias son variaciones de nuestro estado de ánimo provocadas habitualmente por pensamientos, recuerdos, anhelos, pasiones, sentimientos, etc.

Cuando surgen, se producen cambios psicológicos, fisiológicos, y psicosomáticos. La intensidad varía en función del estado de ánimo del sujeto, de su estado físico, de la personalidad y, especialmente, del tipo de estímulo.

Las reacciones somáticas de nuestro cuerpo causadas por las emociones son múltiples. Y son el hipotálamo y el sistema nervioso autónomo los responsables directos de las alteraciones y cambios violentos que más afectan al sistema circulatorio, respiratorio y glandular.

“Soy un vampiro de emociones primarias”

-Albert Espinosa-

Niña riéndose

Las emociones primarias

Existen diferentes teorías sobre cuáles son las emociones primarias señalando en algunos casos cinco o en otros siete dependiendo del autor. No obstante, cada emoción provoca un conjunto de reacciones, y a continuación veremos las más evidentes:

Miedo

La sangre se reparte en lugares imprescindibles para tomar una actitud evasiva. Puede ocurrir que nuestro organismo se paralice antes de tomar una salida acertada, pero el cuerpo se encuentra sometido a un estado de máxima alerta. Se asocia al nerviosismo, ansiedad, preocupación, inquietud y, en un nivel mas grave, con la fobia y el pánico.

Ira

Nuestro cuerpo reacciona enviando sangre hacia las manos, favoreciendo el empleo de armas o haciendo que la persona este preparada para golpear de manera contundente. Se acelera la frecuencia cardíaca y se elevan hormonas (adrenalina) que predisponen nuestro organismo para emprender la acción. Se asocia con la hostilidad la furia, la indignación y, en casos extremos, con el odio patológico.

Amor

Sentimientos de ternura y complacencia sexual generan un estado general de calma, relajación y satisfacción, predisponiendo todo nuestro organismo al entendimiento mutuo. Se asocia a la simpatía, amabilidad, afinidad y adoración. Pero en ocasiones patológicas puede conducir a dependencia extrema.

“La dependencia genera miedo. Si yo dependo de usted emocional, psicológica o espiritualmente, seré su esclavo y, por lo tanto, le temeré. No es una opinión, sino un hecho”

-Jiddu Krishnamurti-

Pareja dándose un abrazo

Alegría

Se suprimen sensaciones negativas o de incomodidad. Se anulan prácticamente todas las reacciones fisiológicas de importancia, excepto la sensación de tranquilidad y calma corporal. Se asocia con el placer, la diversión, la armonía sensual y, en niveles algo más altos, con la euforia y el éxtasis.

Sorpresa

Elevar nuestras cejas expresando sorpresa nos permite ampliar el campo visual y que nuestra retina reciba más luz. Esta reacción aumenta la información sobre el acontecimiento, facilitando la mejor manera de elección ante la nueva situación.

Disgusto

Un gesto facial de disgusto se perfila para bloquear las fosas nasales en caso de percibir una sustancia desagradable y facilitarnos la necesidad de expulsarla.

“Las mentes que están a disgusto se agitan por la esperanza y el miedo”

-Ovid-

Tristeza

En caso de pérdidas, se asocia a una una función adaptativa y reparadora. La tristeza provoca una disminución de la energía e ilusión por las actividades cotidianas, paraliza nuestro metabolismo y nos limita y aísla. En casos graves podemos llegar a la depresión.

Mujer con cara triste

Interés

Una emoción que nos ayuda a consolidar nuestra atención en un estímulo proveniente del entorno por el cual, y en circunstancias específicas, añadimos un valor referente.

Modificaciones orgánicas provocadas por las emociones

El rostro palidece o enrojece, surge excitación nerviosa y movimientos reflejos, las vísceras se detienen momentáneamente, se modifica la capacidad pulmonar y se eleva la actividad cardíaca.

Pero hay otras muchas modificaciones: el bazo aumenta la producción de hematíes, se contraen los vasos sanguíneos de la piel, el páncreas excreta mas glucosa y el cuerpo genera aumento de  adrenalina, lo que nos hace más resistentes a la fatiga. Además, secreciones como sudor u orina se generan en mas cantidad en algunos casos.

Las emociones primarias son beneficiosas para nuestro organismo, pero no hay que olvidar un dicho: el que no controla sus emociones, es víctima de sus circunstancias.
Compartir

Ira

Sonia Viéitez Carrazoni

Ver perfil »
Te puede gustar