7 curiosidades del libro "La interpretación de los sueños" de Freud

La noche del 23 de julio de 1895 Sigmund Freud soñó con una de sus expacientes, Irma. Aquel sueño extraño e incómodo, le sirvió como inspiración para empezar una de sus obras más conocidas: "la interpretación de los sueños". Analizamos sus curiosidades.
7 curiosidades del libro "La interpretación de los sueños" de Freud
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 27 septiembre, 2022

Desde que Sigmund Freud empezó a tratar a sus pacientes fue consciente de la trascendencia que tenían los sueños para las personas que sufren. Intrigado por ese hecho y por trabajos previos que había leído, como el libro de Sir Thomas Browne del siglo XVII sobre la interpretación de sus sueños, animó a todo aquel que estaba en tratamiento a que le relatara sus episodios oníricos.

Pronto asumió que esos procesos inconscientes revelaban deseos y anhelos reprimidos, según él. Las personas disfrazamos nuestros impulsos y traumas perturbadores mediante toda una orfebrería de simbolismos ocultos. Desde ese momento, decidió tratar los sueños como un síntoma y aplicar un riguroso método de interpretación basado en métodos psicoanalíticos.

Fue en 1899, cuando Freud presentó ante la comunidad científica su libro, explicando que había algo irrefrenable en él que le había impulsado a escribirlo. Decía que la intuición nos toca en ocasiones una sola vez en la vida y es necesario aprovecharla. De aquella corazonada surgió una de las obras más polémicas de la época, pero también de las más decisivas en la historia de la psicología.

“El sueño constituye para el alma una especie de válvula de seguridad”.

-Sigmund Freud-

imagen para simbolizar La interpretación de los sueños
En sus inicios, Freud utilizada la hipnosis como terapia. Más tarde, ese método también le sirvió para analizar los sueños de sus pacientes.

Curiosidades del libro La interpretación de los sueños de Freud

Una de las tesis que defendió Sigmund Freud a lo largo de su vida fue que comprender los sueños es como tener la llave que abre la cerradura del inconsciente. Dicho de otro modo, todo psicoanalista que deseara tener una visión completa de su paciente debía desentrañar el territorio onírico para comprender la experiencia de vigilia de quien sufre.

Podríamos decir que La interpretación de los sueños es el texto más clásico del psicoanálisis y que quien desee explorar las principales teorías freudianas tiene en este libro una lectura obligada. Si bien, Freud fue un escritor prolífico y nos ofreció en total más 320 artículos, ensayos y libros, su contribución más decisiva e innovadora fue precisamente este trabajo publicado originalmente como Die Traumdeutung. Conozcamos a continuación las curiosidades del libro La interpretación de los sueños más destacables.

Más allá de si damos validez o no a las teorías que Freud nos aportó sobre el tejido onírico del ser humano, hay un hecho que nadie pone en duda: el impacto cultural y la importancia histórica “La interpretación de los sueños” son incuestionables.

1. Freud empezó analizando sus propios sueños

Sigmund Freud tuvo un sueño en 1895 que sería decisivo para iniciar la redacción de su libro. En el verano de ese mismo año había tratado a una joven llamada Irma, que era amiga de la familia. La terapia no fue bien y la muchacha abandonó el tratamiento, sintiéndose incómoda con lo que Freud le proponía.

Unas semanas más tarde, Freud preguntó a un conocido sobre el estado de la chica. Esa persona le respondió que Irma no está precisamente bien. Esa misma noche el padre del psicoanálisis tiene una pesadilla: se encuentra a su antigua paciente en un gran salón. Intenta llevársela aparte para convencerla de que vuelva a terapia; en ese momento la chica abre la boca y su cuerpo empieza a llenarse de pústulas y malformaciones. Sigmund Freud se da cuenta de que ese sueño revela su mala conciencia por no haberla ayudado cuando necesitaba.

2. Un éxito que tardó en forjarse

Entre las curiosidades del libro La interpretación de los sueños de Freud destaca el hecho de que apenas tuvo trascendencia tras su publicación. Se lanzó una tirada de 600 copias al mercado y tardaron más de 8 años en venderse. Ninguna revista científica la revisó y también fueron pocas las publicaciones que la citaron.

Más tarde, y a medida que el propio padre del psicoanálisis adquiría renombre, el libro acabó ganando una gran reputación. Durante la vida de Freud se publicaron siete ediciones, incluso él mismo terminaría escribiendo una versión más corta del mismo.

3. Freud creía que los sueños eran acertijos con imágenes

Sigmund Freud pensaba que los sueños eran, en realidad, acertijos con imágenes, narraciones oníricas que en realidad escondían significados ocultos. Bien es cierto que en ocasiones esos lienzos oníricos son extraños y hasta absurdos, pero tal y como él mismo explicaba, la interpretación de esos mundos tenía mucho de poético y de bello a la vez.

Implicaba nada más y nada menos que descifrar los deseos ocultos del paciente y esas necesidades libidinales impresas en los estratos más profundos de la psique.

4. La técnica de “libre asociación” para interpretar los sueños

Josef Breuer fue un médico, fisiólogo y psicólogo austriaco que tuvo una gran influencia en la vida de Freud. Fue gracias al trabajo conjunto en el tratamiento de la paciente Anna O cuando se inició en la génesis del psicoanálisis. Una de las técnicas que usaron para tratar la histeria de aquella joven se basó en la hipnosis y en un nuevo recurso que denominaron la técnica de la libre asociación.

A la hora de interpretar los sueños de los pacientes, Freud aplicaba esa estrategia aprendida con Breuer: pedirles que evocaran todo pensamiento asociado a ciertas imágenes oníricas. Poco a poco él mismo les guiaba en ese esfuerzo por sacar a la superficie esas ideas y necesidades que tenían mayor resistencia.

Mente con un hombre en el interior para simbolizar La interpretación de los sueños
“La interpretación de los sueños” marcó el comienzo del psicoanálisis.

5. No todo era sexo

Bien es cierto que cuando pensamos en cómo Freud interpretaba las simbologías oníricas, asumimos que casi todo estaba vinculado a deseos sexuales reprimidos. Sin embargo, como él señalaba, en ocasiones, un cigarro era solo un cigarro: no todo tenía un significado sexual. Pero sí la mayoría de elementos…

Por ejemplo, para Freud la persona suele visualizarse muy a menudo a sí misma en forma de casa. Si las paredes lisas eran lisas, eran hombres. Aquellas que tenían balcones simbolizaban a las mujeres. Los niños y los hermanos se simbolizan como pequeños animales o alimañas. Objetos como dagas, lápices, lanzas, espadas, armas de fuego, telescopios o grifos eran la representación de los genitales masculinos…

6. Un sueño que se hizo realidad

Una de las curiosidades del libro La interpretación de los sueños tiene que ver con presagio. Con un deseo que el destino hizo realidad. Cuando Sigmund Freud estaba redactando su libro no confiaba demasiado en que su trabajo tuviera algún tipo de impacto en la comunidad científica y en el público en general. Así lo expresó a uno de sus alumnos y colegas:

“¿Crees que algún día se colocará una placa de mármol en esta mansión, inscrita con estas palabras: en esta casa el 24 de julio de 1895, el secreto de los sueños fue revelado al doctor Sigmund Freud? En este momento veo pocas perspectivas de ello”.

-Freud en una carta a Wilhelm Fliess, 12 de junio de 1900-

El devenir así lo quiso. Su deseo se cumplió. En 1963, la mansión Belle Vue, el hogar donde Freud vivía, fue demolida, pero se colocó después una placa conmemorativa con dicha inscripción.

7. Elogios y críticas a La interpretación de los sueños

La interpretación de los sueños no es para muchos la principal obra de Freud, aunque no por ello deja de ser legado histórico para la psicología, la filosofía y el pensamiento. Su lectura es interesante tanto para los profanos como para los profesionales de la psicología. Los casos que nos relata están trufados de interés, misterio y de la pátina original del psicoanálisis.

Por otro lado, las críticas a este trabajo han sido muchas y buena parte de ellas acertadas. Hay una notable falta de rigor científico en todas sus páginas. Sus ideas no han sido validadas en ningún estudio en el que se hayan aislado variables; así,  buena parte de las conclusiones de Freud carecen de apoyo empírico.

Sin embargo, su trascendencia sigue siendo innegable. La interpretación de los sueños de Freud responde a la iniciativa de aclarar una parte de nuestra vida de la que, aún hoy, sabemos muy poco.

Te podría interesar...
Sophie Freud, la nieta que desafió a su abuelo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Sophie Freud, la nieta que desafió a su abuelo

Sophie Freud fue la nieta de Sigmund Freud. Su labor y sus creencias la convirtieron en la oveja negra de la familia de los Freud.



  • Freud, Sigmund (2013) La interpretación de los sueños. Akal. Madrid
  • Freud, Sigmund. Obras completas de Sigmund Freud. Buenos Aires & Madrid:
  • Marinelli, Lydia and Andreas Mayer A. (2003) Dreaming by the Book: A History of Freud's 'The Interpretation of Dreams' and the Psychoanalytic Movement, New York: Other Press. ISBN 1-59051-009-
  • Zhang W, Guo B. Freud's dream interpretation: A different perspective based on the self-organization theory of dreaming. Front Psychol. 2018;9. doi:10.3389/fpsyg.2018.01553