¿De qué te arrepentirás en el futuro?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 noviembre, 2015
Claudio Navarro · 23 agosto, 2013

El tiempo suele ser relativo para cada persona. Si tus ocupaciones te hacen olvidar los años que acabas de vivir, quizás es por la falta de significado en tu vida diaria. En numerosas investigaciones se han señalado las cosas de las cuales se arrepiente la mayoría de la gente cuando es mayor. Por increíble que parezca, gran parte de esas lamentaciones podrían evitarse. Veamos algunos ejemplos:

Trabajo

Una de las decisiones más importantes que haremos en nuestra vida será nuestra actividad profesional. Ocupará gran parte de nuestro tiempo y esfuerzo. La decisión no es fácil para todos. Si por cuestiones del destino caes en el trabajo erróneo y dejas pasar el tiempo, la probabilidad de que te arrepientas del tiempo perdido es alta.

La comodidad puede ser un factor importante para no dejar ese trabajo, aunque también pueda ser el miedo a salir a lo desconocido. Si le agregamos el trabajo excesivo o terriblemente demandante, te quedarás mucho tiempo estancado haciendo algo que no te gusta.

Vida personal

En la escuela aprendemos muchas cosas, pero rara vez nos enseñan habilidades verdaderamente prácticas para la vida. La formación académica está enfocada en prepararte para un trabajo en el cual seas útil a la sociedad, pero no siempre se toma en cuenta el conocimiento que será beneficioso para la vida cotidiana.

Hay personas que viven según las recomendaciones y reglas de otras personas y la imitación es más común de lo que creemos. Pero una vida imitada es una vida basada en la mentira. Vemos a nuestros amigos o conocidos adquiriendo cosas de forma excesiva y caemos en lo mismo. Muchos no sabemos dirigir nuestra vida según nuestros propios designios y escogemos aquello que vemos en los demás, creyendo que también es bueno para nosotros.

Dinero

Para muchos podría ser un tema banal y dejan pasar una enorme cantidad de oportunidades para invertir y crear recursos. El dinero no es ni malo ni bueno en sí mismo, pues todo depende de cómo se lo utilice y del valor que le demos. Lo que podemos asegurar es que, en este sistema en el que estamos inmersos, nos sirve para muchas cosas y el tenerlo  puede brindarnos tranquilidad en el aspecto económico.

Cuando nuestro cuerpo ya tenga demasiados años como para trabajar, los recursos que hayamos alcanzado en nuestra juventud serán de gran importancia. La falta de ahorro y la compra excesiva son causas comunes por las cuales la gente siente arrepentimiento más tarde en su vida. 

Salud

Al ser jóvenes, nuestra última preocupación llega a ser nuestra salud, pero con la edad empezamos a sufrir ciertos padecimientos que antes no estaban ahí. Nuestra alimentación es un factor importante, ya que una comida alta en grasas y carbohidratos puede traernos problemas en el futuro. La falta de ejercicio y el estrés suelen ser otras de las causas de nuestras enfermedades al ser mayores.

Una buena cantidad de personas se arrepienten de sus malos hábitos en la juventud, pero desafortunadamente, esta reflexión suele llegar cuando los años transcurridos hacen que los efectos en el organismo ya sean irreversibles.

Vida social

Este es uno de los aspectos a lo que más se presta atención en la última etapa de la vida y sobre el que muchas personas reflexionan, quizás tarde. Dedicar tiempo a los seres queridos, amigos y familia, ayuda a tener menos lamentaciones en el futuro. Es nuestra decisión escoger el tiempo apropiado para pasarlo con la gente que queremos, o no. Suele pasar que nuestro trabajo absorbe suficiente cantidad de tiempo que nos sirve de pretexto para no convivir con otras personas. Esto es un error de vida que causa muchos arrepentimientos cuando sentimos que la vida se nos acaba.

Es importante que hagamos una revisión de nuestra escala de valores, pues nuestras prioridades deberían incluir tiempo necesario para convivir y compartir con los demás. Aunque en este momento no notemos la necesidad como inmediata, la riqueza interior que nos proporciona la vida social es más alta de lo que creemos.

Los puntos anteriores resumen el contenido de algunos estudios y entrevistas realizadas a personas mayores y expresan los sentimientos y pensamientos de quienes se encuentran atravesando los últimos años de su vida. Sería muy beneficioso que esta información nos sirviera a todos para reflexionar, para replantearnos a tiempo la forma en la que llevamos nuestros días y, si hace falta, atrevernos a implementar los cambios necesarios. A diferencia de tanta gente, ojalá cuando a nosotros nos toque retirarnos de este mundo, podamos hacerlo con tranquilidad y satisfacción, sin motivos por los cuales arrepentirnos.
Imagen cortesía de Hartwig HKD