Diabulimia: síntomas, causas y tratamiento

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 30 enero, 2019
Francisco Pérez · 30 enero, 2019
La diabulimia es un trastorno de la conducta alimentaria que puede afectar a pacientes con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 1. Pero ¿en qué consiste?

La diabulimia es un trastorno alimentario que no está recogido en los manuales oficiales de psicología. Este trastorno afecta a pacientes con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 1. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

La diabulimia consiste en la reducción de la dosis requerida de insulina con el objetivo de disminuir peso. Los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 necesitan realizar dieta, controlar el peso y evitar la ingesta de determinados alimentos, lo que puede facilitar que se desarrolle un trastorno de la conducta alimentaria, como la diabulimia.

La omisión de las dosis necesarias de insulina para reducir el peso conlleva importantes consecuencias para la salud. Asimismo conlleva un incremento de la mortalidad y peores resultados en su tratamiento que en los trastornos de la conducta alimentaria convencionales.

Trastornos de la conducta alimentaria y diabetes

En general, las conductas patológicas alimentarias en los pacientes con diabetes mellitus son más difíciles de detectar. Esto es así tanto para los profesionales como para los familiares. La razón es que pueden estar escondidas tras las pautas de tratamiento habituales en la diabetes (dieta, control del peso, calcular cantidades de carbohidratos, etc.).

Además, estas pautas pueden dificultar la toma de conciencia de enfermedad por parte de las personas con diabetes mellitus que desarrollan un trastorno de la conducta alimentaria. Por eso es importante que la persona afectada tenga conciencia de la enfermedad.

Mujer inyectándose insulina

¿Qué es la insulina y cómo nos afecta?

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre. También se le llama insulina a la sustancia que tiene las mismas propiedades que esta hormona y que se obtiene por síntesis química artificial para el tratamiento de la diabetes.

Los pacientes afectados de diabetes mellitus tipo 1 no pueden producir insulina en cantidades suficientes en el páncreas. Esto dificulta la regulación de los niveles de glucosa, pudiendo dañar el páncreas.

Síntomas de la diabulimia

Podríamos decir que la sintomatología de la diabulimia es similar a la de una diabetes sin controlar. El exceso de glucosa en sangre produce cansancio y debilidad, aumento del hambre, de la sed y de la necesidad de orinar.

Si la diabulimia sigue sin controlar, podrían atrofiarse los músculos, la persona podría deshidratarse o aumentar el nivel de colesterol. En casos extremos, se pueden producir graves daños en los riñones. Estos daños podrían provocar neuropatía, ceguera y problemas cardíacos.

Causas de la diabulimia

Como hemos comentado anteriormente, la diabulimia es un trastorno alimentario en el que las personas con diabetes mellitus tipo 1 omiten su tratamiento médico para perder peso. Así, la causa de este trastorno es la reducción de la dosis requerida de insulina con el objetivo de disminuir peso.

Cuando alguien es diagnosticado de diabetes mellitus tipo 1, las inyecciones de insulina y la dieta controlada hacen que el peso que se había perdido, se vuelva a ganar de forma rápida. Desgraciadamente, existen personas que juegan con su salud con tal de perder unos kilos.

Mujer frente a un peso

¿Cómo se trata la diabulimia?

El tratamiento tradicional de la diabulimia se centra en enseñar a leer las etiquetas de los alimentos. Los pacientes deben pensar en la comida como un sustento, no como calorías. Los médicos recomiendan escuchar al cuerpo cuando se tiene hambre o uno está lleno.

Es importante saber que un trastorno alimentario con diabetes es diferente al mismo trastorno sin ella. Al paciente se le debe monitorear con más frecuencia y cuidado si cabe. Además, el tratamiento debe ser multidisciplinar. El equipo debe estar formado por un médico endocrino, un educador en diabetes y un psicólogo o psiquiatra.

El problema que surge en el control de la diabetes tipo 1 es que hay que conocer las cantidades de carbohidratos con el fin de utilizar la insulina. Existen ocasiones en que el paciente tiene que comer, aunque no tenga hambre. Esta forma de comer de manera intuitiva necesita ser ajustada en aquellas personas con diabetes tipo 1.

El tratamiento debe ser modificado sustancialmente: muy peligroso reducir bruscamente un índice de glucosa elevado. El proceso de disminución de la glucosa debe ser gradual, pero no existe ningún protocolo médico estándar por el momento.

Se están desarrollando investigaciones al respecto, y esto es prometedor. De todas formas, lo que sí se sabe a ciencia cierta es que la disminución del nivel de glucosa debe ocurrir lentamente. Para algunos pacientes, hacerlo de esta manera podría hacer que sintieran que manejan mejor la enfermedad. Cuando la glucosa se reduce de forma gradual, el aumento de peso relacionado con líquidos ocurre de manera menos frecuente.