Dinorfinas: neurotransmisores opioides endógenos

26 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
Fue en 1979 cuando Goldstein y sus colegas describieron las propiedades opioides de un tridecapéptido. para denotar su extraordinaria potencia. El péptido natural se denominó "dinorfina".

Desde hace cuatro décadas se considera que las dinorfinas desempeñan cada vez más papeles en numerosas vías del cerebro. Se trata de miembros de la familia de péptidos opioides, que se unen a los receptores kappa opioides.

Se localizan en lugares del cerebro que conocemos bien: el hipocampo, la amígdala, el hipotálamo, el estriado y la médula espinal. Así, sus funciones están relacionadas con el aprendizaje y la memoria, el control emocional, la respuesta al estrés y el dolor.

Tras algunos experimentos de varios tipos, comenzaron a propornerse las implicaciones de las dinorfinas en la fisiología. Así, actualmente sabemos que los mecanismos fisiopatológicos que pueden involucrar a las dinorfinas incluyen: epilepsia, adicción, depresión y esquizofrenia.

En 1979, Goldstein y sus colegas describieron las propiedades opioides de un tridecapéptido. Para denotar su extraordinaria potencia, el péptido natural se denominó «dinorfina». El prefijo dyn- fue tomado del griego dynamis (poder) y la terminación -fina indica su naturaleza opioide.

Bola de opioides golpeando la cabeza de una persona, dinorfinas

Las dinorfinas en la epilepsia

En los años 80 y 90, hubo un número considerable de publicaciones sobre las funciones de las dinorfinas en diferentes modelos de epilepsia. Debido a cómo se distribuyen, se pensó que era más probable que actuara en convulsiones parciales complejas originadas en el sistema límbico, o más precisamente, en el hipocampo.

Desde entonces, la estimulación de receptores kappa opioides ha sido aceptada como un mecanismo anticonvulsivo. Sin embargo, las propiedades anticonvulsivas de la dinorfina endógena solo se ha revelado a través de experimentos en ratones.

Adicción y dinorfinas

El sistema dinorfinas-receptores k-opioides juega un papel crucial en los mecanismos de recompensa y adicción. Las dificultades en la regulación del sistema dinorfinas-receptores k-opioides son inducidas por el abuso repetido de drogas e involucran el sistema de recompensa mesolímbico. Así, la vía dopaminérgica del área tegmental ventral al núcleo accumens se considera como el sitio principal en el que actúan las dinorfinas en el marco de una adicción.

Las dinorfinas en el control emocional

Lo que sabemos hasta sobre la relación entre las dinorfinas y el control emocional es bastante, pero lo que nos queda por conocer también lo es. Esto ocurre porque la prueba de emociones en animales no es tan sencilla como las grabaciones de EEG.

Ansiedad

Podemos ver manifestaciones de ansiedad en muchos seres vivos. En un contexto biológico, la ansiedad prepara al individuo para enfrentarse a una amenaza potencial. Así, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y los niveles séricos de corticosterona aumentan.

Además, los trastornos de ansiedad son, a menudo, comórbidos con otros problemas de salud mental, como depresión, adicción o esquizofrenia. Así, el comportamiento de la ansiedad implica varios sistemas de neurotransmisores. Junto a los transmisores clásicos serotonina y noradrenalina, varios neuropéptidos han sido propuestos como modificadores del comportamiento relacionado con la ansiedad. Entre ellos, se encuentran las dinorfinas.

Aunque su papel no queda muy claro, se sabe que las dinorfinas están asociadas a la ansiedad. Para obtener una idea clara de cómo se relacionan sería necesario realizar más investigaciones y analizar los modelos de eliminación condicional, que permiten la eliminación de células o regiones específicas para determinar las funciones de las dinorfinas en distintos núcleos cerebrales.

Dinorfinas y estrés

Las dinorfinas también tienen un papel en la aparición del estrés. Esto se debe a la fuerte interrelación de estas con la hormona liberadora de corticotropa (CRH).

Mujer estresada

La dinorfina y los trastornos psicóticos

Las dinorfinas y la depresión

La depresión es frecuentemente vista como una enfermedad relacionada con la mala adaptación al estrés crónico. Aunque existen muchos tratamientos para este trastorno, prácticamente todos se dirigen a los serotoninérgicos y/o sistemas noradrenérgicos.

Se ha demostrado que las dinorfinas y los receptores-kappa opioides influyen en prácticamente todos los circuitos considerados clave en la depresión. Así, generalmente, la activación de los receptores kappa opioides se considera pro-depresivo.

Dinorfinas y esquizofrenia

Existen cada vez más evidencias de la posible implicación de dinorfinas y receptores kappa-opioides en la esquizofrenia. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar cómo se relacionan.

Aún falta mucho por investigar, pero parece clara la implicación de las dinorfinas en múltiples trastornos mentales. Aunque su papel en algunos trastornos todavía es difuso, sabemos que su activación junto con los receptores kappa opioides tiene mucho que ver con patologías como estas.

  1. Schwarzer, C. (2009). 30 years of dynorphins—new insights on their functions in neuropsychiatric diseases. Pharmacology & therapeutics, 123(3), 353-370.
  2. Houser, C. R., Miyashiro, J. E., Swartz, B. E., Walsh, G. O., Rich, J. R., & Delgado-Escueta, A. V. (1990). Altered patterns of dynorphin immunoreactivity suggest mossy fiber reorganization in human hippocampal epilepsy. Journal of Neuroscience, 10(1), 267-282.
  3. Shippenberg, T. S., Zapata, A., & Chefer, V. I. (2007). Dynorphin and the pathophysiology of drug addiction. Pharmacology & therapeutics, 116(2), 306-321.