Donde hubo fuego, ¿siempre quedarán cenizas? - La Mente es Maravillosa

Donde hubo fuego, ¿siempre quedarán cenizas?

Yamila Papa 13 febrero, 2014 en Emociones 48 compartidos
Expareja mirándose porque aún quedan cenizas de su relación

Habitualmente, situar en nuestra vida a una expareja no es nada fácil. No es un amigo o amiga, pero tampoco es un desconocido y, además, conoce muchas cosas íntimas de nosotros… e incluso puede que el amor siga presente, que queden algunas cenizas.

Realmente, no es la falta de amor lo que rompe la mayoría de las parejas, sino los desencuentros, las incompatibilidades o los malos gestos, dejando así un sentimiento fuera de su hábitat.

¿Cómo relacionarnos con nuestra expareja?

Para decidir cómo nos vamos a relacionar con nuestra antigua pareja, hay que tener en cuenta qué es lo que sentimos por nuestro ex y dónde queremos situarlo en nuestras vidas.

Lo ideal es que el nuevo marco de la relación surja del acuerdo común y que poco a poco se vaya acomodando o flexibilizando, de manera que la nueva relación se establezca en el sentido que os gustaría. Pero esto es lo ideal…

Sin embargo, esta conversación no es fácil porque una de las razones de ruptura más comunes es el deterioro de la comunicación de la pareja. Resentimiento, heridas no curadas o simplemente la falta de habilidades a menudo dificultan el acuerdo, ya sea tácito o explícito.

Expareja hablando porque en su relación quedan cenizas

Las cenizas de la relación

Pero, ¿a qué aluden las cenizas del título (y de la frase popular a la que se refiere)? Las cenizas de una relación son una marca, un camino que hemos recorrido sobre el amor, un sentimiento muy poderoso. Y como todo camino andado, se vuelve más fácil de volverlo a recorrer.

Las cenizas se encuentran presentes, ya sea por seguridad, porque hubo una parte del otro que nos encantó, por una zona que todavía no exploramos y queremos conocer mejor y porque indudablemente hubo algo que nos empujó a recorrer ese sendero por primera vez y probablemente siga presente (al menos en el inconsciente).

La memoria contribuye a volver a ese camino, ya que es propensa a olvidar situaciones negativas cuando está rodeada de amor. Son el anhelo del otro y los momentos felices lo que suele quedarse en mayor medida en el pensamiento.
Compartir

Puede que nuestra antigua pareja fuera un mentiroso y eso no haya cambiado, pero tampoco haya dejado de lado la amabilidad, la generosidad o el atractivo físico con el que nos conquistó. Y si eso nos hizo perder la cabeza una vez, por qué no iba a hacer que la perdiéramos otra…

La llama de la pasión

Ahora vamos con el fuego que alude a la pasión, especialmente en el plano físico. De hecho, muchas antiguas parejas que tuvieron algún encuentro íntimo afirman que sus relaciones sexuales mejoraron después de la separación. ¿Por qué?

Pareja que ha resurgido de las cenizas mirándose

Cuando existe una pareja constituida formalmente existe a la vez una considerable cantidad de compromisos y rutinas que tejen la relación. Estos elementos a veces contribuyen a encender la pasión, aunque en otras ocasiones impiden que surja de manera natural.

Así, una vez eliminados, vuelve la pasión. No olvidemos que  está muy relacionada con el amor, pero hay cientos de testimonios que afirman o relatan que no es el mismo sentimiento.

Por otro lado, la censura social que existía antes sobre las relaciones sexuales fuera del compromiso ha desaparecido en gran medida, de manera que muchas parejas se preguntan: si los dos queremos volver a tener un encuentro íntimo, ¿por qué no?

Lo que muchas veces ignoran es que las hormonas que se segregan en este encuentro, como la oxitocina, aumenta en efecto sobre la memoria. Así, no es extraño que muchas de las reconciliaciones comiencen por encuentros físicos sin mayores expectativas.

Un encuentro de pasión con un ex puede ser apetecible, e incluso tan atractivo como cómodo y familiar, pero ¡cuidado! También puede ser muy peligroso si hay una asimetría de sentimientos por parte de los dos miembros de la pareja.
Compartir

Así, una de las partes puede tener muy claro que solo busca sexo y la otra puede intrerpretarlo como el primer paso para volver a estar juntos. En este sentido, para la segunda persona estos encuentros pueden suponer alargar un sufrimiento que tarde o temprano va tener que asumir.

Yamila Papa

Ver perfil »
Te puede gustar