El Efecto Hawthorne: cambiamos cuando nos miran - La Mente es Maravillosa

El Efecto Hawthorne: cambiamos cuando nos miran

Edith Sánchez 27 junio, 2017 en Psicología 1012 compartidos
manzana alegre frente a manzana triste representando el Efecto Hawthorne

Se llama Efecto Hawthorne al cambio que sufren las personas cuando saben que están siendo observadas y estudiadas. Comenzó a hablarse de él a partir de un estudio realizado en 1955 por el investigador  Henry A. Landsberger. Este experto analizó unos experimentos llevados a cabo por Elton Mayo, durante 1924 y 1932, en una fábrica llamada Hawthorne Works.

En los experimentos de Mayo se pretendía identificar qué cambios había en la productividad de los trabajadores con los cambios de iluminación. Al final se detectó que el nivel de iluminación no producía alteraciones en el rendimiento de los empleados, siempre que hubiera un mínimo claro.

Somos uno cuando estamos a solas, otro con quienes están cerca y uno más cuando es el poder quien nos observa”.

-Lucas Rigattieri-

Sin embargo, sí se observó un incremento en la productividad en algunos trabajadores. Este no tenía que ver con la luz. Simplemente aquellos que sabían que estaban siendo estudiados se volvían más productivos. El rendimiento subía automáticamente cuando los empleados detectaban que estaban siendo objeto de una observación constante.

La conclusión inicial fue que los trabajadores se sentían especiales por haber sido seleccionados para el estudio. Esto hacía que respondieran con mayor eficiencia en sus labores. Los demás factores como la iluminación, ventilación e incluso la infraestructura no causaron mayor impacto entre ellos. A esto se le llamó Efecto Hawthorne.

Las opiniones de los trabajadores sobre el Efecto Hawthorne

Para corroborar la existencia del Efecto Hawthorne, los investigadores entrevistaron a los trabajadores. Querían indagar con ellos directamente sobre cuál o cuáles eran los factores que a su juicio habían incidido para aumentar la productividad. Lo que los empleados dijeron sorprendió a los directores del estudio.

trabajadoras en el experimento sobre el Efecto Hawthorne

Según los trabajadores, el factor decisivo para que se volvieran más eficientes es que habían detectado una mejoría en las relaciones interpersonales dentro de la fábrica. Al parecer, sin darse cuenta, los investigadores habían mejorado el clima laboral para lograr que los empleados colaboraran con el experimento.

Con base en estos resultados se creó una nueva rama de la psicología: la industrial. Se asumió que las relaciones humanas eran un elemento que incidía de forma decisiva en la productividad. Aún así, persistía la idea de que los sujetos también habían cambiado por el solo hecho de estar siendo observados.

El Efecto Hawthorne en la actualidad

Después de esa fase inicial de investigaciones se han llevado a cabo otros estudios al respecto. Sin embargo, hasta ahora, ninguno de ellos es totalmente concluyente. Pese a esto, se admite la existencia del Efecto Hawthorne, como una reacción psicológica positiva al hecho de estar siendo observado durante un experimento. Este efecto es especialmente positivo cuando la tarea de la que hablamos no es muy compleja, en caso contrario “el efecto de observación” puede ser contraproducente para el rendimiento.

Efecto-Hawthorne

Al parecer, las personas se forman una serie de fantasías alrededor de lo que los investigadores esperan ver de ellos. No consideran que sea válido actuar de manera normal, como lo harían en su rutina ordinaria. Más bien piensan que deben elevar su conducta hasta los niveles que supuestamente los investigadores quieren observar. En otras palabras, alinean su comportamiento a unas creencias.

Esto, por supuesto, no solo aplica para los experimentos realizados en los ámbitos laborales. También se extiende a todo tipo de experimentaciones con los seres humanos. El Efecto Hawthorne introduce entonces un sesgo en las investigaciones, que debe ser tomado en cuenta.

Otros aspectos del Efecto Hawthorne

El Efecto Hawthorne se ha considerado como un factor especialmente problemático en las investigaciones médicas. Algunos pacientes, al saber que están siendo observados, afirman que se ha producido una mejoría que no tiene un correlato en las pruebas médicas. Esto se comprueba cuando se analizan los índices clínicos objetivos. El paciente dice estar mejor, pero las pruebas médicas dicen que no se ha producido ningún cambio.

Chico con muñeco lego en la mano

El Efecto Hawthorne, o de mejoría en el comportamiento, además de darse en situaciones en donde la persona se siente observada, también se manifiesta en otras circunstancias como las siguientes:

  • Cuando se presenta una situación novedosa que altera la rutina.
  • Cuando las personas se sienten instaladas en una situación artificial, por ejemplo, cuando son llevadas a un laboratorio.
  • Cuando se mantiene el experimento por algún tiempo y luego se introduce un cambio en el mismo.
  • Cuando la persona cree que está en una situación que podría reportarle beneficios si eleva su desempeño.
  • Cuando aparecen factores que reducen la sensación de aburrimiento.

Muchos han puesto en tela de juicio la exactitud de la información disponible sobre el Efecto Hawthorne. Es un concepto que sigue en estudio y frente al cual siguen existiendo muchas preguntas. Sin embargo, se trata de un interesante fenómeno psicológico que podría aplicarse para mejorar el desempeño de las personas en distintas situaciones, especialmente en las de desempeño sencillo y repetitivo, como ya hemos dicho.

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar