El ejercicio físico ayuda a generar nuevas neuronas, según un estudio

Cada vez tenemos más pruebas de que el ejercicio físico es uno de los ejes de la buena salud física, mental y cognitiva. Un reciente estudio aporta interesantes datos sobre el efecto que tiene en la generación de nuevas neuronas.
El ejercicio físico ayuda a generar nuevas neuronas, según un estudio

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 22 marzo, 2022

Nadie duda de los beneficios del ejercicio físico. No solo favorece que tengamos una buena salud, sino que también ejerce una influencia muy positiva sobre el estado de ánimo. Ahora, la ciencia ha descubierto que también ayuda a generar nuevas neuronas.

Desde 1964, a partir de las investigaciones de la famosa bióloga Marian Diamond, sabemos que el cerebro es plástico y adaptativo. Esto echó por tierra la vieja creencia de que era imposible generar nuevas neuronas. Además, en la actualidad también sabemos que el ejercicio físico es uno de los promotores/motivadores/estimuladores de la neurogénesis.

Es posible generar nuevas neuronas a través de una alimentación adecuada, diversidad en la actividad cognitiva, exposición a la novedad y un ambiente social estimulante. Además, el estudio llevado a cabo por Diamond, en la Universidad de Berkeley, y otros más actuales, encontraron una relación importante entre la neurogénesis y el ejercicio físico.

El cerebro en movimiento aprende más rápido”.

-Isabel María Martín-

Generar nuevas neuronas

Neuronas en el cerebro
El ejercicio aeróbico favorece la producción de neuronas.

Un cerebro normal tiene 100 000 millones de neuronas, formándose la mayoría antes del nacimiento. Además, durante los primeros años de infancia seguimos produciéndolas a una velocidad considerable. Trascendida la primera infancia, esta producción se vuelve más lenta. Sin embargo, el proceso esencial se mantiene durante toda la vida.

Hace poco, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard, liderados por Rudolph Tanzi, publicó un documento en el que se afirma que el hipocampo produce entre 700 y 1500 neuronas nuevas por día. Este es un número muy bajo de células, pero se trata de una valiosa contribución para mantener activas muchas conexiones del cerebro.

La investigación no solo pretendía establecer datos como este, sino que también quería indagar sobre los mecanismos capaces de estimular el hipocampo, de modo que fuera posible aumentar la producción de nuevas neuronas. Por esa vía encontraron datos muy interesantes.

El ejercicio físico y la generación de nuevas neuronas

Mariane Diamond ya había explorado la relación entre el ejercicio físico y la generación de nuevas neuronas. Como sujetos experimentales empleó ratas. Con ellas hizo dos grupos: a unas las mantuvo en una jaula pequeña, aisladas y privadas de actividad. Otras tenían una jaula más amplia, contaban con distintas posibilidades de juego y recibieron una alimentación variada.

Tras 80 días, se analizaron sus cerebros y se encontró que se había modificado el córtex cerebral de las ratas que tenían un ambiente enriquecido. La corteza era más grande, tenían más vasos sanguíneos en la zona y había aumentado el nivel de una proteína conocida como BDNF. Esta última se expresa en la corteza y el hipocampo y se asocia con procesos de aprendizaje y memoria.

En el experimento del doctor Tanzi también se evaluó el efecto del ejercicio físico sobre los cambios cerebrales y la generación de nuevas neuronas. El resultado fue contundente. En concreto, realizar ejercicio aeróbico durante ocho semanas continuas parece duplicar la producción de neuronas en condiciones de sedentarismo. Además de aumentar la BDNF, también incrementa la producción de la enzima Gpld1, que coparticipa en la neurogénesis.

Implicaciones trascendentes

Mujer haciendo natación
La natación es uno de los deportes más completos con numerosos beneficios psicológicos, entre ellos ayuda a reducir el estrés.

Los experimentos asociados al vínculo entre el ejercicio físico y la producción de nuevas neuronas hasta ahora se han llevado a cabo solamente con animales. Sin embargo, existe evidencia sólida de que esto aplica también a los humanos. Lo que no sabemos todavía es qué tipo de ejercicio aeróbico es más eficaz o qué periodo es el óptimo.

En este sentido, la natación podría ser el ejercicio físico más completo. Así mismo, hay indicios de que lo adecuado es ejercitarse por un lapso de entre 120 y 150 minutos por semana. Sin embargo, los datos disponibles no son lo suficientemente sólidos como para dar esta hipótesis por cierta.

Lo que sí está claro es que el ejercicio físico ayuda a generar nuevas neuronas, mejora los procesos atencionales, aumenta la flexibilidad cognitiva y promueve el aprendizaje y la memoria. Es posible que en poco tiempo esto tenga una aplicación específica en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer.

Por lo pronto, vale la pena tomar nota de todos estos hallazgos. Adoptar el hábito de hacer ejercicio físico con regularidad es una de esas decisiones repleta de consecuencias positivas. Entonces, ¿por qué no hacerlo?

Te podría interesar...
El ejercicio físico nos hace más felices que el dinero, según un estudio
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El ejercicio físico nos hace más felices que el dinero, según un estudio

Ejercicio físico y bienestar son dos conceptos intrínsecamente relacionados y, según un estudio, se relacionan más que deporte y dinero.



  • Siteneski, A., Sánchez García, J. A., & Olescowicz, G. (2020). Neurogénesis Y Ejercicios Físicos: Una Actualización. Revista Ecuatoriana de Neurología, 29(1), 125-136.