¿Cómo funciona el cerebro humano?

Hablaremos del cerebro humano, quizás el órgano más complejo y misterioso del universo. Un maravilloso cúmulo de neuronas que nos permiten pensar, sentir y actuar de una determinada manera.
¿Cómo funciona el cerebro humano?
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 25 febrero, 2022

El cerebro humano es la entidad más compleja y enigmática que hemos de nuestro universo conocido. Nuestra consciencia y todo lo que somos y hacemos emerge de esa masa de 1500 gramos. ¿No te parece increíble que en algo tan pequeño que cabe en nuestro cráneo este contenido todo nuestro mundo, toda esa realidad en la que nos movemos a diario?

El cerebro está compuesto por miles de millones de neuronas y glías. Cada una de ellas es un mundo entero en sí misma y son tan complicadas que a penas podemos entender su funcionamiento. Estas células se interconectan entre sí, y se estima que una neurona típica puede establecer unas diez mil conexiones.

Esa misteriosa materia que está en nuestra cavidad craneal es el fundamento perceptivo a través del cual nos movemos por el mundo, es de donde surgen nuestras decisiones y donde se forja la imaginación. Nuestros más grandes anhelos y nuestra vida brotan de las sinapsis (conexiones neuronales) y de la dinámica interrelacionar de las células que lo componen.

¿Qué es el cerebro humano?

Cerebro iluminado
Si tenemos miles de millos de neuronas, imagina la cantidad de conexiones hay en esos pocos gramos de masa. ¡Hay tantas conexiones como estrellas en nuestra Vía Láctea!

Podemos decir que el cerebro es el centro de control y ejecutivo de todo el sistema nervioso y de los demás sistemas del cuerpo. Es el fundamento de nuestros pensamientos, emociones, deseos, acciones. Es el asiento de múltiples procesos, tanto conscientes como inconscientes, que nos ayudan a responder de manera adaptativa ante las adversidades y cambios de nuestro entorno.

Parece que la función más importante del cerebro es gestionar nuestra vida; sin embargo, esta no es necesariamente su rasgo distintivo. Damasio (2010) sostiene que el rasgo distintivo del cerebro humano es su capacidad de crear mapas (patones neuronales o actividad cerebral).

Cuando el cerebro configura estos mapas, se informa a sí mismo. La información que estos contienen es la que nuestro cerebro utiliza de manera no consciente para orientar la conducta motora de manera eficaz.

Estos mapas se construyen gracias a la interacción con el mundo, con los objetos, con las personas, con los lugares, etc. Su elaboración no se detiene nunca, ni siquiera al dormir. Nuestro cerebro reduce a mapas prácticamente cualquier cosa con el objetivo de entender y almacenar de manera más sencilla las relaciones que adoptan los objetos y las acciones.

El cerebro humano, como dice Damasio (2010) “es un cartógrafo innato y la cartografía comienza por acotar en mapas el cuerpo en cuyo interior se asiente el cerebro” (p. 110).

División 

El cerebro tiene una mitad derecha y una mitad izquierda, conocidas como los hemisferios derecho e izquierdo. Estos están conectados a través del cuerpo calloso. El lado derecho del cerebro controla el lado izquierdo del cuerpo y el lado izquierdo controla el lado derecho. Estos dos hemisferios se dividen en varios lóbulos:

  • Lóbulo frontal: son las estructuras más anteriores de la corteza cerebral, se encuentran detrás de la frente, por delante de la cisura central y por encima de la cisura lateral. Algunas de sus funciones son: la planeación, el control conductual, la flexibilidad mental, la memoria de trabajo, la cognición social, entre otras (Flores y Ostrosky-Solís, 2008).
  • Lóbulo parietal: es el encargado de integrar la información sensorial, de modo que podamos construir una imagen del mundo que nos rodea. Nos permiten percibir nuestro cuerpo e integrar la información somatosensorial como el tacto, la presión y la temperatura (Guy-Evans, 2021).
  • Lóbulo temporal: está situado detrás de las orejas, en la parte lateral inferior de la cabeza. Está asociado con la memoria, la audición, las emociones y algunos aspectos del lenguaje. El lóbulo temporal izquierdo está relacionado con la comprensión del lenguaje, la memorización de información verbal, la formación del habla y el aprendizaje. Mientras que el lóbulo temporal derecho está asociado con la memoria de información no verbal, el reconocimiento de información y la determinación de expresiones faciales.
  • El lóbulo occipital: se encuentra en la parte posterior del cerebro. Las funciones de este lóbulo están relacionadas con el procesamiento visual y la interpretación.

¿Cómo funciona el cerebro?

Visión frontal del cerebro
El cerebro funciona gracias a sus sinapsis, a las diferentes partes que lo componen y a los mapas, imágenes y representación que se configuran en cada una de ellas.

Hemos visto de manera muy resumida algunas de las funciones del cerebro. Ahora sabemos cómo, además de gestionar los procesos básicos de supervivencia, es capaz de crear mapas sobre los que orienta la conducta. Las distintas dinámicas de sus neuronas y su interconexión son el fundamento de su funcionamiento.

La división del trabajo del cerebro es una de las peculiaridades que caracterizan su funcionamiento. Ni energética ni evolutivamente es sostenible que una sola zona del cerebro se encargue de todo. El tiempo de procesamiento sería mucho más lento y no podrían procesarse diferentes señales en paralelo, tal como lo permite su actual división.

Por eso, la repartición de las funciones es una propiedad realmente necesaria y adaptativa, de lo contrario no hubiese perdurado en el tiempo.

Ahora bien, ya sabemos que el cerebro funciona gracias a sus sinapsis (que es su principal vía de comunicación y transmisión), a las diferentes partes que lo componen y a los mapas, imágenes y representación que se configuran en cada una de ellas. Pero ¿cómo funciona todo esto en conjunto?

La mejor manera de representar el funcionamiento cerebral es pensar en una orquesta sinfónica. En una orquesta, aunque cada persona toque una nota o un instrumento diferente, su acción se integra produciendo una sinfonía maravillosa y coherente.

Lo mismo pasa con el funcionamiento del cerebro, aunque cada parte procese diferentes señales a distintas velocidades, todas se integran al unísono, mediante la sincronización de sus disparos neuronales.

Para concluir, el funcionamiento del cerebro es realmente complejo y apenas estamos empezándolo a comprender. Gracias él, podemos construir nuestra realidad, nuestra vida y nuestras relaciones. En base a su manera de funcionar somos capaces de ser conscientes no solo del mundo, sino de nosotros mismos.

Nuestra existencia como humanos emerge, en cierta medida, de esa intrincada y misteriosa red de conexiones neuronales.

Te podría interesar...
¿Por qué el cerebro tiene dos hemisferios?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué el cerebro tiene dos hemisferios?

¿Por qué el cerebro tiene dos hemisferios? Hay una serie de razones muy concretas que explican esta curiosa realidad. Las analizamos.



  • Damasio, A. (2010). Y el cerebro creó al hombre ¿Cómo pudo el cerebro generar emociones, sentimientos, ideas y el yo? Destino
  • Flores, J. y Ostrosky-Solís, F. (2008). Neuropsicología de lóbulos frontales, funciones ejecutivas y conducta humana. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias8(1), 47-58.
  • Guy-Evans, O. (2021, 19 de mayo). ¿Qué hace la corteza cerebral del cerebro? Simplemente Psicología. www.simplypsychology.org/what-is-the-cerebral-cortex.html