El bilingüismo ayuda a prevenir el Alzheimer

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 julio, 2018
Eva Maria Rodríguez · 9 julio, 2018

Además de tener muchas ventajas sociales, psicológicas y de estilo de vida, el bilingüismo tiene muchos beneficios para el cerebro. La investigación está encontrando datos muy interesantes, como que el bilingüismo ayuda a una recuperación más rápida de un accidente cerebrovascular y favorece retraso en la aparición de la demencia.

De hecho, cada vez más investigaciones apuntan al bilingüismo como un medio para retrasar o prevenir la enfermedad de Alzheimer. En este sentido, una investigación canadiense (Neuropsychologia, 2018) revela que el bilingüismo hace cambios en la estructura del cerebro que están vinculados con la resistencia frente la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo leve.

Estudios anteriores hallaron datos interesantes relacionados con esto. Uno de ellos, publicado en la revista Neurology en 2013, informó que el hecho de poder hablar dos idiomas podría retrasar el Alzheimer hasta en 4,5 años. Sus autores luego sugirieron que el bilingüismo puede contribuir al desarrollo de ciertas áreas del cerebro que controlan la función ejecutiva, implicando a procesos psicológicos básicos como la atención.

Mientras que tales estudios solo apuntaron la hipótesis, otro estudio posterior ha utilizado datos de resonancia magnética para examinar las regiones cerebrales asociadas con la memoria que se sabe que están afectadas en la enfermedad de Alzheimer y su precursor, el deterioro cognitivo leve (DCL).

Según los autores, este es el primer estudio que no solo evaluó las áreas cerebrales responsables del lenguaje y la cognición, sino que también estableció un vínculo entre la apariencia de estas áreas y el funcionamiento de la memoria en un grupo de personas con enfermedad de Alzheimer.

Hombre con demencia

El bilingüismo puede contrarrestar el daño cerebral

Para el experimento, los investigadores examinaron los cerebros y la función de memoria de:

  • 34 participantes multilingües con deterioro cogntivo leve (DCL).
  • 34 participantes monolingües con DCL.
  • 13 participantes multilingües con la enfermedad de Alzheimer.
  • 13 participantes monolingües con enfermedad de Alzheimer.

Cabe destacar que los investigadores observaron los llamados lóbulos temporales medios, que son clave en la formación de la memoria, junto con las áreas frontales del cerebro. Explican los investigadores que en las áreas relacionadas con el control cognitivo y del lenguaje, tanto los pacientes multilingües con DCL como los que padecían Alzheimer tenían una corteza más gruesa que los monolingües. Los resultados se replicaron en gran medida en nuestros participantes de DCL canadienses nativos, descartando la inmigración como un factor potencial de confusión.

Así, este estudio apoya la hipótesis de que hablar dos idiomas es un factor protector en determinadas regiones cerebrales específicas y puede aumentar el grosor cortical y la densidad de materia gris. Además, amplía estos hallazgos al demostrar que estas diferencias estructurales se pueden ver en los cerebros de pacientes multilingües con Alzheimer y deterioro cognitivo leve.

Es más, los resultados contribuyen a la investigación que indica que hablar más de un idioma es uno de los factores del estilo de vida que mejoran la reserva cognitiva, una especie de cajón en el que está depositada la capacidad del cerebro para enfrentar un desafío tomado como base el conocimiento de formas alternativas de completar una tarea.

Palabras escritas en varios idiomas

Beneficios del bilingüismo para el cerebro

Cabe hacer una mención especial de los beneficios que el bilingüismo tiene para el cerebro para entender con más profundidad por qué es tan importante para mejorar la función de este.

  • El bilingüismo ayuda a prevenir la demencia. Los adultos bilingües con Alzheimer tardan el doble en desarrollar síntomas que sus contrapartes monolingües. La edad promedio para los primeros signos de demencia en adultos monolingües es 71.4 y para bilingüe es 75.5.
  • El bilingüismo ayuda a centrarse en las tareas. Las personas bilingües muestran una mayor concentración en sus tareas sobre sus contrapartes monolingües. Son más hábiles para enfocarse en información relevante.
  • El bilingüismo ayuda a alternar entre tareas. Los bilingües son expertos en cambiar entre dos sistemas por escrito y estructura, lo que los convierte en buenos en la multitarea.
  • El bilingüismo mejora las habilidades cognitivas. Las personas bilingües tienen muertes cognitivas más agudas y mantienen su cerebro alerta y activo incluso cuando solo se usa un idioma.
  • El bilingüismo aumenta la densidad de la materia gris. La materia gris es la responsable del procesamiento del lenguaje, el almacenamiento de memoria y la atención. Las personas bilingües tienen materia gris más densa en comparación con sus contrapartes monolingües.
  • El bilingüismo mejora la memoria. Aprender un idioma extranjero implica memorizar reglas y vocabulario. Este ejercicio mental mejora la memoria general, haciendo que los bilingües sean mejores para recordar listas y secuencias.
  • El bilingüismo mejora las habilidades para tomar decisiones. Las personas bilingües tienden a tomar decisiones más razonables. Además, están más seguros de sus elecciones después de pensar en su segundo idioma.
  • El bilingüismo mejora el conocimiento del propio idioma. El segundo idioma se enfoca en la gramática y la estructura de las oraciones, lo que hace que los hablantes bilingües sean más conscientes del lenguaje en general. Aprender un idioma extranjero haciendo que los hablantes bilingües sean más efectivos comunicadores, editores y escritores.

Como acabamos de ver, ser bilingüe tiene muchos beneficios más allá de los que puedan parecer evidentes, como mejorar el currículum o poder comunicarse eficazmente cuando viajamos al extranjero o recibimos a personas de otros países. No cabe duda de que merece la pena intentarlo.