El complejo de Superman ¿cómo reconocerlo y tratarlo?

El complejo de Superman ¿cómo reconocerlo y tratarlo?

Guillermo Bisbal 26 junio, 2018 en Psicología de las organizaciones 0 compartidos
Hombre con sombra de superman para representar el complejo de Superman

Para muchos, el trabajo es una parte importante de sus vidas. Incluso lo puede ser todo; viven por y para trabajar. Algunas de estas personas que pueden ser consideradas adictas al trabajo pueden sufrir el complejo de Superman.

El complejo de Superman se caracteriza por la excesiva autosuficiencia, determinación, exigencia y rapidez de acción de algunas personas al realizar cualquier actividad. Este complejo es mucho más común dentro del entorno laboral, aunque se puede presentar en cualquier momento y lugar. En el hogar, en las reuniones de amigos, en juegos amistosos, etc.

Fue el empresario Max Carey quien acuñó el término de complejo de Superman. Él lo sufría y fue el primero en hacer un retrato del mismo. Según él, las personas que sufren del complejo de Superman son aquellas que consideran que deben hacer todo por su cuenta. Además, no solo hacen una gran cantidad de actividades, sino que también se autoexigen hacerlo mucho mejor que los demás.

Ahora que sabemos qué es el complejo de Superman, pasaremos a ver cómo se reconoce y cómo se puede tratar.

Superman de espaldas

¿Cómo reconocer el complejo de Superman?

Dentro del entorno laboral se desarrollan multitud de relaciones entre los trabajadores,  y cada uno de ellos se desenvuelve de manera diferente. Siempre está el hablador, el perezoso, el introvertido, e incluso está el que más trabaja en comparación al resto. El esfuerzo en el trabajo no es una actitud negativa, siempre y cuando no sea excesiva: se puede llegar a sufrir adicción al trabajo o complejo de Superman.

Por ello es importante reconocer cuándo estás en presencia de alguien que puede sufrir complejo de Superman. Este será el primer paso para que puedas prestar ayuda. Reconoceríamos un complejo de Superman en alguien que:

  • Se sobrecarga excesivamente, es decir, se encarga de todo por su propia cuenta, sin pedirle ayuda a nadie, aunque la necesite. Por consiguiente, no delega nada por muy difícil o grande que sea la actividad.
  • Tiene el ego y el orgullo muy grande. Por tanto, nunca reconoce que necesita ayuda. Además, nunca demuestra sus puntos débiles o fragilidades y hace todo lo posible por ocultar cualquier signo de vulnerabilidad.
  • Se considera el mejor en todo, por lo que pueden pensar que es la única persona competente para realizar una determinada tarea.
  • Es solitario, ya que no confía en nadie y nadie tolera convivir con él. Esto debido a que la persona con complejo de Superman es sumamente competitiva y exigente con los demás.

Efectos físicos y sociales del complejo de Superman

Quienes sufren el complejo de Superman suelen lesionar sus cuerpos. Sobre todo sus espaldas, cuellos, caderas y rodillas. Debido a que trabajan muchas horas al día y tratan de hacer toda clase de actividades de la mejor manera posible. Esto incluye actividades que implican ejercer fuerza o cargar objetos muy pesados.

También aquellas personas que sufren el complejo de Superman suelen dañar de manera indirecta sus relaciones sociales. Se desconectan de sus vidas privadas y esto incluye a las relaciones, tanto familiares, como de pareja y de amistad. En caso de tener hijos, prácticamente los abandonan para llegar al nivel que quieren alcanzar en sus trabajos. Todo esto porque, para la persona con complejo de Superman, el trabajo es mucho más importante que la familia y amigos.

Hombre cansado frente a su ordenador

¿Cómo tratar el complejo de Superman?

El primer paso para poner una solución es reconocer la existencia del problema. Luego pedir ayuda y, por supuesto, canalizar la que, sin pedirla, los demás brindan. También será importante aprender a delegar tareas cuando sea necesario. Después de todo muchos trabajos se hacen mejor en equipo.

Por último, hacer un ejercicio de humildad y reconocer que los demás pueden conseguir un rendimiento similar e incluso superior. En tal caso de que a la persona que sufre complejo de Superman le cueste realizar este último paso, el propio Max Carey recomienda dejar por un tiempo el trabajo. Además, si el problema se complica, buscar la ayuda profesional será la mejor decisión que se pueda tomar.

Guillermo Bisbal

Científico social apasionado por la historia y los avances tecnológicos.

Ver perfil »
Te puede gustar