El edadismo: la discriminación de la edad

10 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Ángel Redondo
El edadismo es la tercera gran forma de discriminación o "ismo", junto al racismo y al sexismo. De las tres, es la que nos terminará afectando de manera directa a todos, ya que todos nos haremos mayores en algún momento.

Envejecer significa que nuestra imagen se modifica y ver esa evolución en los demás adelanta un futuro al que accederemos. Por esto mismo, algunas personas pueden experimentar molestia, vergüenza, rechazo o miedo a lo que vendrá.

En las sociedades actuales “más desarrolladas”, centradas en el éxito económico, la juventud y la competitividad, se tiene una representación de la tercera edad minusvalorada y asistencialista. Este fenómeno de desvalorización social y de desconocimiento de las capacidades de las personas mayores es lo que se ha terminado llamando edadismo.

Este es un término que nos llega del inglés ageism y que significa discriminar a una persona por su edad. Se trata de la exclusión de una persona por el simple hecho de la edad. De marginarla e incapacitarla verbalmente por ser mayor que los demás.

Con el edadismo se describen aquellas actitudes negativas, desfavorables y de discriminación en función de la edad, y que de alguna manera desprecian los derechos de la población más envejecida en favor de otros miembros de la sociedad más productivos.

Por regla general, cuando se discrimina, se crean dos grupos. Los “otros”, el grupo externo, con características negativas que marcha la línea divisoria con el grupo al que pertenecemos los demás, el “nosotros”.

Lo curioso con el envejecimiento es que realmente evitamos a un grupo al que nos uniremos de forma invariable en algún momento, es como si discrimináramos a nuestro yo futuro.

Además, lo que resulta más llamativo, es que el grupo de población que más edadismos realiza es el de la mediana edad. Esto se debe a que las personas de la media edad ven cerca la vejez y sienten la necesidad de mantener su imagen por medio de la discriminación hacia personas más mayores.

Mujer mayor mirando una ventana

Tipos de edadismo:

El edadismo está presente también dentro de las instituciones nacionales, en el ambiente laboral, los cuidados sanitarios, el idioma y en los medios de comunicación. De esta manera, se aprecian varios tipos de edadismo:

  • En las personas: excluir o ignorar a los mayores, el maltrato físico, los estereotipos sobre la vejez o las personas mayores.
  • Institucional: jubilación obligatoria, no inclusión de mayores en los ensayos clínicos, devaluación de los mayores en los análisis de coste/beneficio.
  • Intencionado: ideas, actitudes y normas o prácticas realizadas con el conocimiento de que van en contra de las personas o grupos por su edad. Se ve en las campañas de publicidad, objeto de estafas financieras, o la denegación de formación profesional a causa de la edad.
  • No intencionado o involuntario: ideas, actitudes y normas que son edadistas, con las que se cumple o a las que se favorece sin que la persona sea consciente de que perjudica a los grupos de más edad. Ejemplos los podríamos encontrar en la ausencia de elementos arquitectónicos adaptados y en el lenguaje que utilizan algunos medios de comunicación.

Estereotipos del edadismo

Los estereotipos son ideas simplificadas y sesgadas sobre las características personales de un grupo de personas. Normas y valores que imperan en nuestro entorno y que pretenden justificar actitudes discriminatorias contra las personas por el motivo de la edad.

Esta simplificación de la realidad termina provocando que las personas mayores legitimen estos estereotipos infravalorando sus capacidades y aceptando de forma pasiva la imagen negativa de la vejez.

Existen, al menos, nueve estereotipos importes que reflejan los prejuicios negativos hacia los mayores:

  • Enfermedad: el más común, ya que se suele asociar a los mayores con la mala salud.
  • Incapacidad: más del 85 % de las personas con 65 años o más son lo suficientemente saludables para llevar a cabo las actividades de la vida diaria.
  • Fealdad: tiene que ver con la idea de que a medida que se envejece se pierde belleza.
  • Declive mental y depresión: está relacionado con la idea de que las habilidades mentales solo decaen a partir de una cierta edad.
  • Aislamientos: a pesar de que hay un gran porcentaje de personas mayores que viven solas, estas no están aisladas.
  • Pobreza: este estereotipo va desde los que piensan que la mayoría de los mayores son pobres hasta que los que piensan que son ricos.

¿Cuáles son las consecuencias para las personas mayores?

Las personas mayores tienden a adoptar la imagen negativa dominante en la sociedad y a comportarse de acuerdo con esa imagen, que define lo que un mayor debe o no debe hacer.

Esta mala valoración de las capacidades físicas y mentales de los mayores puede favorecer los siguientes aspectos:

  • Perder la independencia de forma prematura.
  • Una mayor discapacidad.
  • Mayores índices de depresión.
  • Una mortalidad anticipada.

El principio que describe esta situación es la profecía que se autocumple. En la interacción social, las personas través de sus conductas son el espejo en el que una persona se ve identificada. De esta forma, el envejecimiento, al estar rodeado de estereotipos y edadismos, convierte en víctimas potenciales a las personas de mayor edad.

Hombre mayor cansado

¿Cómo actuar?

Para erradicar el edadismo se tienen que producir cambios tanto en los sistemas que lo perpetúan como en los medios de comunicación, la cultura popular, instituciones, gobierno, etc.

Resulta fundamental realizar políticas de intervención por medio de programas dirigidos para reducir el impacto de las ideas y actitudes edadistas en la sociedad.

Además, hay que hacer hincapié en la formación y educación de los profesionales que atienden hoy en día y atenderán en un futuro a los mayores. A la vez, es necesario dar cobertura a las propias personas mayores y a sus familias.

Tabueña Lafarga, M., Muñoz Iranzo, J., & Fabà Ribera, J. (2016). La sensibilización y la prevención de los malos tratos a las personas mayores. Una mirada sobre los abusos y los malos tratos que afectan a las personas mayores.Barcelona: Fundación Bancaria “la Caixa”. (2018). Edadismo: No más prejuicio. Obtenido de cenie: https://cenie.eu/es/blog/edadismo-no-mas-prejuicio (s.f.). Discriminación por edad, vejez, estereotipos y prejuicios.Ciudad Autónoma de Buenos: Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). Losada Baltar, A (2004).” Edadismo: consecuencias de los estereotipos, del prejuicioy la discriminación en la atención a las personas mayores. Algunas pautas para laintervención”. Madrid, Portal Mayores, Informes Portal Mayores, nº 14. [Fecha de publicación:28/02/2004]