El manejo emocional de una crisis económica: 5 claves

El manejo emocional de una crisis económica es decisivo para que todo salga bien. Un problema financiero no es solo una dificultad objetiva, sino que también involucra muchos aspectos subjetivos que es necesario abordar.
El manejo emocional de una crisis económica: 5 claves
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 03 enero, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 03 enero, 2021

Última actualización: 03 enero, 2021

Muchas veces se piensa que la economía y las emociones son dos dimensiones excluyentes. Nada más errado. Estos dos ámbitos suelen estar estrechamente relacionados y por eso también es importante saber cómo debe ser el manejo emocional de una crisis económica, o de una racha de prosperidad.

Son muchos los casos en los que se llega a una quiebra o a una situación apremiante, debido a un mal manejo de sentimientos y emociones. La tranquilidad financiera es, con frecuencia, el resultado de una buena salud mental y viceversa.

Al mismo tiempo, los problemas de dinero generan múltiples efectos psicológicos. El manejo emocional de una crisis económica es fundamental, tanto para equilibrarse internamente, como para tomar las decisiones prácticas más adecuadas.¿Cómo hacerlo? Los siguientes son cinco puntos clave.

El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo”.

-Bertolt Brecht-

1. Comprender el alcance de la crisis

Las crisis económicas no son genéricas, sino que en cada caso adoptan características específicas. Lo primero es saber qué terreno se está pisando y para ello es necesario explorar en detalle la situación. No basta con saber que no tienes ingresos y estás lleno de deudas. O que la relación entre lo uno y lo otro es desproporcionada.

Lo adecuado para el manejo emocional de una crisis económica es identificar el alcance y los puntos críticos de la misma. Hay que tomar papel y lápiz para desagregar lo que ocurre. Qué tienes, qué debes, a quién, en qué condiciones, etc. También es conveniente hacer un listado de las dificultades, de la mayor a la menor.

Mujer escribiendo

2. Identificar los riesgos específicos

Una vez que sepas en dónde estás, lo que sigue es clarificar los riesgos a los que te expone la crisis. ¿Tienes el peligro de perder alguna propiedad? ¿Existe la posibilidad de que te involucres en un problema legal? ¿Está en entredicho tu manutención básica?

Nadie se siente cómodo haciendo este ejercicio, ya que es obvio que los riesgos y peligros atemoricen y generen ansiedad. Sin embargo, si quieres lograr un buen manejo emocional de una crisis económica, lo mejor es afrontar tu realidad. Mira tus temores de frente: puedes con ello.

3. Trabajar la ansiedad y el manejo emocional es clave en una crisis económica

El manejo emocional de una crisis económica también exige que trabajes la ansiedad. Esto es más importante de lo que puedes creer en un principio. Estar ansioso no te deja pensar bien y, en muchos casos, te lleva a tomar decisiones apresuradas que se basan solo en el miedo y no en las opciones posibles.

Lo adecuado es que, si te sientes ansioso, pares un momento y te tranquilices, tanto en los momentos en los que estás trabajando sobre tus finanzas, como en cualquier otro. Que tengas problemas económicos no significa que no puedas crear espacios para relajarte y reírte. Te sorprenderías de lo mucho que puede ayudarte eso para salir adelante.

Así que simplemente tienes que darte la oportunidad de descansar, salir a caminar, practicar técnicas de relajación, tener sexo, jugar, bailar y hacer todo aquello que te genere bienestar emocional. Créelo: es una forma inteligente de afrontar la crisis.

4. Barajar las opciones

Mujer pensando tranquilamente

Lo usual es que para todo problema haya una solución y que, al mismo tiempo, no exista la solución ideal para todo. Tener eso en mente va a ayudarte a encontrar el mejor camino. Así que lo siguiente es identificar las posibles soluciones para los problemas financieros más apremiantes.

A veces no se ven las soluciones porque tampoco se tiene suficiente información. No todo el mundo tiene educación financiera y esto genera vacíos. Si te es posible, consulta con un experto.

Si no, busca información acerca de las alternativas que existen para, por ejemplo, pagar deudas, ganar plazos, conseguir nuevas fuentes de ingresos, etc. No vas a encontrar la respuesta perfecta, pero sí muchas pistas sobre las acciones que debes emprender.

5. Fortalecer la autoconfianza

Finalmente, el manejo emocional de una crisis económica demanda que tengas más confianza en ti mismo. De seguro, si te aplicas a las soluciones, vas a lograrlo. Vas a necesitar tenacidad y perseverancia, pero también esas son virtudes que se pueden desarrollar.

Lo que más se necesita para solucionar este tipo de problemas es un profundo deseo de querer solucionarlos. Si tienes esto, lo más probable es que encuentres el camino que te permita lograrlo. Cree en ti: esta puede ser una excelente oportunidad para crecer y ser mejor.

Te podría interesar...
Prepárate mentalmente para la crisis económica que se avecina
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Prepárate mentalmente para la crisis económica que se avecina

Sabemos que se avecina una crisis económica, que, de hecho ya está aquí, y que puede prolongarse por un bien tiempo. Lo mejor es prepararnos.



  • Gaggioli-Hoerpel, N. N. (2014). Economía en problemas: la agencia económica individual en tiempos de crisis. Antípoda. Revista de Antropología y Arqueología, (19), 189-215.