El Qi Gong (Chi Kung): ¿qué es y cómo se practica?

Edith Sánchez·
21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
17 Agosto, 2020
El Qi Gong es una práctica milenaria que está indicada especialmente para equilibrar la energía del cuerpo y de la mente, a través de una serie de posturas y movimientos simples, así como de automasajes y meditación.

El Qi Gong, también conocido como Chi Kung es un arte de origen chino que tiene por objetivo conocer, aplicar y optimizar la energía de cuerpo, tal y como la entiende la medicina tradicional china. Es una práctica milenaria, que data de, aproximadamente, unos 2 000 años atrás.

En el Qi Gong se hace con la respiración, los movimientos y las visualizaciones, lo mismo que hace la medicina tradicional china con la acupuntura. Según esta perspectiva, hay salud cuando se dispone de abundante energía vital, la cual se denomina “Chi” o “Qi”. Tal energía debe circular por donde tiene que circular, sin estancarse o dispersarse, manteniendo un equilibrio. En el Qi Gong no debe haber exceso ni deficiencia de Chi en ninguna parte del cuerpo. Si esto se logra, hay buena salud física y mental.

En la medicina china el hombre se ve como parte de un todo”.

-Nuria Lorite-

Personas haciendo Qi jong

La práctica del Qi Gong

El Qi Gong puede ser practicado por cualquier persona, sin límite de edad o condición. No exige tener un buen estado físico, ya que se basa en posturas estáticas, movimientos dinámicos, posturas sentadas, marchas y sonidos. A diferencia del yoga, no exige grandes habilidades para alcanzar las mencionadas posturas.

En el Qi Gong o Chi Kung no se necesita de un maestro de forma permanente. Se puede aprender y practicar por uno mismo. También se guía por el principio de “poco y regular”, o sea, una práctica de lapsos cortos, pero de forma constante. Lo habitual es que exija entre 15 y 30 minutos por día.

La práctica más común de este arte comienza con un automasaje, seguido por un desbloqueo articular. Luego, se lleva a cabo una pose estática, después un movimiento dinámico y, por último, se hace meditación. La mayoría de los movimientos provienen de la tradición taoísta, otros son de inspiración budista y algunos más han sido creados en tiempo reciente.

Los beneficios del Qi Gong

El Qi Gong busca equilibrar la energía del cuerpo y, por lo mismo, lo nutre y lo refuerza. Se estima que los beneficios de esta práctica se hacen especialmente notorios unos tres meses después de haber comenzado con las rutinas diarias. Desde el punto de vista de la medicina tradicional china, el Chi Kung puede generar los siguientes beneficios:

  • Reduce el estrés. Así como el Tai Chi, esta práctica tiene efectos muy positivos para reducir el estrés y la ansiedad. En la medicina china se asocian esas emociones con los problemas digestivos, así que también incidirá en una mejor digestión.
  • Fortalece el sistema inmune. Al equilibrar la energía, el sistema inmune se fortalece y, de este modo, el organismo es menos vulnerable a las infecciones y a problemas más graves como el cáncer. También esto ayuda a reducir los efectos secundarios de quimioterapias o radioterapias.
  • Ayuda a reducir el dolor crónico. La práctica del Chi Kung ayuda a reducir los dolores provocados por enfermedades como la artritis o el reumatismo. Así mismo, alivia todo tipo de dolores musculares y previene jaquecas.
  • Fortalece la masa muscular. Después de los 40 años, se hace muy evidente la pérdida de masa muscular. Esta práctica ayuda a que esa pérdida se reduzca, lo cual es un factor muy importante para prevenir caídas en personas mayores de 70 años.
Pareja practicando Chi Kung

El Qi Gong y la medicina tradicional china

En la tradición filosófica china, que está en la esencia de la medicina tradicional de ese país, todos los fenómenos del universo pueden clasificarse en aspectos Yin y aspectos Yang. Los Yin corresponden a lo femenino y se asocian con el frío, el reposo, lo interno, lo blando, lo receptivo, lo frágil y conceptos similares.

Lo Yang, por su parte, se relaciona con lo masculino y se asocia con el calor, el movimiento, lo fuerte, lo activo, lo duro, etc. Por otro lado, para la medicina tradicional china, hay una energía esencial llamada Chi, la cual debe fluir por un sistema energético que está compuesto por una red de meridianos.

Cuando el Chi no fluye, es decir, cuando se estanca, se interrumpe o se dispersa su circulación, aparece la enfermedad. Por eso, toda esta medicina se orienta a lograr que esta energía vuelva a fluir de manera adecuada, para recuperar el equilibrio Yin-Yang. En esa medicina esto se logra a través de acupuntura, masaje, dietética, fitoterapia y Qi Gong.

Prouzet, A. (2001). La Autocuracin Con El Qi Gong. Editorial Paidotribo.