El síndrome de Munchausen por poderes - La Mente es Maravillosa

El síndrome de Munchausen por poderes

Francisco Pérez 8 marzo, 2018 en Psicología clínica 0 compartidos
Madre con hija en el médico para representar el síndrome de Munchausen por poderes

El síndrome de Munchausen por poderes es un término introducido por Roy Meadow en 1977. Describió este síndrome, referido a adultos, como “pacientes que presentan unas historias clínicas espectaculares, llenas de mentiras e invenciones, en un presumible intento de conseguir seguridad hospitalaria y atención médica”.

No toma del nombre de su descubridor, sino de Karl Friedrich Hieronymus: el barón Munchausen (1720-1797). El barón Munchausen, alemán del siglo XVI, relataba historias sobre sus proezas como soldado y deportista. Meadow introdujo “por poderes” al tratarse del caso en que una persona inventa la sintomatología de otra.

En el mismo año, Burman y Stevens dan a conocer un Munchausen familiar en el que la madre, padecedora del síndrome, lo provoca en sus dos hijos, denominándolo síndrome de Polle. El síndrome de Polle y el síndrome de Munchausen por poderes hacen referencia a lo mismo.

Síndrome de Munchausen por poderes, una forma de maltrato infantil

El síndrome de Munchausen por poderes constituye una forma peculiar de maltrato en el que uno de los padres (generalmente la madre) simula la existencia o provoca síntomas o signos en el niño con el objetivo de buscar asistencia médica y maniobras diagnósticas o terapéuticas costosas o de riesgo.

Así, el síndrome de Munchausen por poderes constituye una forma de maltrato infantil de alto riesgo. El diagnóstico es complicado y a menudo sobrevive durante mucho tiempo en la persona sin que nadie sea capaz de identificarlo. Además, como hemos señalado, de él se pueden derivar graves complicaciones e incluso la muerte.

Niño atrapado

Un caso real

Con el objeto de entender mejor a qué nos referimos con síndrome de Munchausen por poderes vamos a ilustrar este síndrome con un caso real. A continuación os dejamos con una noticia aparecida en el Daily Mail:

Una madre, Kaylene Bowen, de 34 años, ha sido detenida por causar lesiones graves a su hijo. La madre admitió que había convencido durante ocho años a varios doctores de que el niño estaba gravemente enfermo. Esta madre llegó a alegar que su hijo necesitaba un trasplante de pulmón, entre otras, lo que conllevó a que fuera sometido a cirugías no necesarias. La madre acudió al hospital con su pequeño un total de 323 veces desde que nació.

El niño ha entrado en quirófano hasta en trece ocasiones por las presuntas dolencias, según el Daily Mail. La madre llegó a crear sitios webs en los que pedía dinero para pagar los costosos tratamientos a los que supuestamente debía someterse su hijo.

Según esta noticia real, esta madre podría padecer un síndrome de Munchausen por poderes. Como vemos, es una forma de maltrato infantil en la que uno de los padres induce en el niño síntomas reales o aparentes de una enfermedad, como dijimos anteriormente.

Niño llorando

¿En qué consiste realmente el síndrome de Munchausen por poderes?

Este síndrome está considerado como un trastorno facticio. Un trastorno facticio se caracteriza por la aparición de síntomas producidos deliberadamente por el mismo paciente con la intención de recibir atención médica y asumir un rol de enfermo.

Un paciente que padece este trastorno crea deliberadamente los síntomas de una enfermedad orgánica o exagera sus síntomas. De esta manera, impide la cura porque lo que en el fondo ansía una atención permanente del personal médico. Puede llegar a someterse a operaciones y estudios innecesarios con tal de mantener su rol de enfermo.

El riesgo es que termine enfermando realmente.​ Por ejemplo, pensemos en un paciente que toma intencionadamente un fármaco que le produce determinada sintomatología, pero lo niega al momento de la consulta. Los médicos desconocen así el verdadero origen de su patología. Entonces, lo más lógico, es que sometan al supuesto enfermo a una gran cantidad de pruebas, algunas de ellas con ciertos riesgos que sí estarían justificados si el “caso fuera real”, pero que no lo están al tratarse de este caso en particular.

La obsesión por ser asistidos por personal médico

Así, el síndrome de Munchausen por poderes se caracteriza por una obsesión o deseo irrefrenable de ser atendido por los médicos. Esta obsesión provoca en los enfermos la necesidad de visitar hospital tras hospital, muchas veces con nombres falsos o inventados para evitar sospechas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denomina a estas personas “pacientes peregrinos”. Estas personas deambulan entre hospitales con la necesidad imperiosa de ser atendidos de sus falsas dolencias. Existe un caso muy famoso de este síndrome que es el de un inglés llamado William Mcllroy (1906-1983). Esta persona llegó a ser operada 400 veces. De hecho, solamente pasó seis meses de su vida sin internarse en una clínica.

Madre con hija

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Munchausen por poderes?

Cuando una persona padece el síndrome de Munchausen por poderes se dan una serie de síntomas. A veces son difícilmente identificables. Veamos algunos de ellos:

  • Los síntomas del niño no se identifican o no encajan con un cuadro clásico de enfermedad. Es decir, el diagnóstico se hace harto complicado.
  • El niño mejora en el centro hospitalario, pero los síntomas reaparecen una y otra vez en el hogar. En ocasiones, la madre provoca los síntomas incluso dentro del hospital.
  • El progenitor o la progenitora se muestra “demasiado servicial” o “exageradamente atenta”.
  • La madre o el padre están involucrados con frecuencia en un campo de atención médica, como puede ser la enfermería.

¿Qué causa el síndrome de Munchausen por poderes?

Este síndrome es debido a problemas psicológicos del adulto. Casi siempre involucra a una madre que abusa de su hijo intentando que esté de manera constante bajo supervisión médica, exponiéndole para justificar esta supervisión a una situación de riesgo para su salud. Podemos afirmar que se trata de un síndrome raro cuya causa es, aún, desconocida.

Como hemos visto, el síndrome de Munchausen por poderes es un trastorno “raro”, aunque no infrecuente. El problema es que resulta difícil de detectar. Se cree que existen más casos de los que a priori se pueden llegar a conocer.

Francisco Pérez

Psicólogo General Sanitario. Director del centro Supera Psicología. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la U.C.M.

Ver perfil »
Te puede gustar