El test del bosque, una prueba del psicoanálisis relacional - La Mente es Maravillosa

El test del bosque, una prueba del psicoanálisis relacional

Valeria Sabater 17 junio, 2018 en Teorías 0 compartidos
imagen representando el test del bosque

Bloqueos que vetan nuestra felicidad, miedos enquistados, valores que rigen nuestras elecciones y comportamientos… El test del bosque intenta dilucidar muchas de estas cuestiones partiendo del enfoque desde el cual fue diseñado: el psicoanálisis relacional. Así, y dentro de esta teoría, nuestro sufrimiento psicológico se arraiga en una arquitectura subyacente que debemos sacar a la luz para poder sanar y avanzar.

Para quien no haya oído hablar de esta prueba proyectiva y relacional basta con decir que no es precisamente un instrumento convencional. El test del bosque no cuenta con la suficiente fiabilidad y validez como para formar parte de la práctica clínica ordinaria. Sin embargo, no podemos quitarle su relevancia dentro del contexto y el marco teórico desde el cual fue creado, y que sin duda, vale la pena conocer.

El test del bosque es una prueba proyectiva con la que conocer cuáles son los miedos, bloqueos e intereses más profundos de cada paciente.
Compartir

El psicoanálisis relacional es una forma de hacer psicoterapia más o menos reciente que ha supuesto un avance dentro del propio psicoanálisis tal y como lo conocemos. Su principal objetivo es impulsar el desarrollo emocional del ser humano y para ello, debe tratar esos nudos y bloqueos que nos limitan y que ocasionan dolor. En este enfoque, y solo como ejemplo, se deja a un lado los clásicos conceptos de ego, yo y superyo.

Lo que pretende el psicoterapeuta relacional es reconstruir al paciente. Para ello lo guiará para que pueda interactuar (relacionarse) con su entorno de un modo más saludable. Lo entrenará para que sea capaz de ver el mundo desde todos los ángulos y sin miedo, ayudándolo a transitar por esas áreas más oscuras por las que antes no se atrevía a entrar. Por ello, el test del bosque es una buena prueba de la que partir para conocer un poco mejor esa arquitectura subyacente de la persona.

camino representando el test del bosque

¿Qué mide el test del bosque y cuál es su origen?

El test del bosque, más que medir una dimensión, competencia o habilidad, pretende actuar como proyección del mundo emocional de la persona. En nuestro espacio ya hemos hablado en más de una ocasión de las llamadas pruebas proyectivas, como pueden ser por ejemplo el test del árbol o el test de la familia. Se trata en esencia, de instrumentos psicológicos que sirven para complementar una evaluación.

Por sí mismos y aplicados en exclusiva, nunca podrán ser válidos. Se necesita de otras estrategias como la entrevista, la observación y otros test psicológicos dotados de una fiabilidad y validez demostrada para poder llegar a un diagnóstico adecuado o a un punto de partida desde el cual, iniciar la intervención. Así, dentro del enfoque del psicoanálisis relacional, este test suele ser sin duda un de los más utilizados por las siguientes razones:

  • Revela el estado emocional del paciente.
  • Deja ver posibles conflictos de infancia no resueltos y el propio peso del pasado en el presente de la persona.
  • Se pueden ver las estrategias de superación de las que dispone o de las que carece.
  • Valores.
  • Personas de referencia del paciente.
  • Miedos.
  • Deseos personales, expectativas.

El bosque para el psicoanálisis

El bosque es un escenario con un componente místico-emocional muy claro para cualquier cultura. El propio Carl Jung explicaba en su libro “Los arquetipos y el subconsciente colectivo” que en estos escenarios se contenía desde la antigüedad, nuestros mayores peligros y los miedos más atávicos. De algún modo, transitar por ellos supone en ocasiones un retorno a ese pasado ancestral donde reencontrarnos con las parte más profunda de nuestro ser.

Desde el psicoanálisis, se considera al bosque como el reflejo mismo del subconsciente. Es esa relación simbólica que en ocasiones se manifiesta en nuestros sueños, ahí donde surgen muchas de nuestras fobias: el miedo a la oscuridad, a hundirnos o caer en un agujero, el temor a los insectos o animales salvajes…

“La manera más clara de llegar al universo es a través de un bosque salvaje”.

-John Muir-

camino representando el test del bosque

¿Cómo se aplica el test del bosque?

El test del bosque se lleva a cabo partiendo de una visualización. El terapeuta se acompañará de lápiz y papel para ir guiando al paciente en cada pregunta y apuntando después cada respuesta que este le facilite en el proceso. La prueba es sencilla, y lo único que se necesita es crear un entorno cómodo y seguro para que la persona pueda llevar a cabo ese viaje interior con naturalidad.

El primer paso es invitar al paciente a que visualice un bosque. Un escenario tranquilo y rodeado de árboles por el que avanza en soledad. Una vez se vea allí, se harán las siguientes preguntas:

  • ¿Los árboles están muy dispersos? ¿Es un bosque denso, laberíntico o hay cierto orden?
  • ¿Puedes avanzar con comodidad o debes sortear muchos obstáculos?
  • ¿Es de noche o de día?
  • ¿El bosque está sano o está quemado o derruido?
  • Ahora mientras avanzas encuentras una llave. ¿qué haces con ella?
  • Ahora sigues caminando y te encuentras con un animal. ¿Cuál es? ¿Te amenaza, sientes miedo o te acercas a él para acariciarlo?
  • A continuación, en tu paseo por el bosque llegas a una cabaña. Llamas a la puerta y te abre alguien ¿quién es esa persona?
  • Por último, visualízate a ti mismo entrando en esa cabaña. Estás dentro y todo ha desaparecido de pronto, todo está en blanco durante unos segundos porque estás llegando a otro lugar. Dime dónde te encuentras después de este paso. Dime qué es lo que ves y cómo te sientes.

Árbol donde hay una puerta

Para concluir, tal y como podemos ver, las preguntas que componen el test del bosque dan forma a un viaje interior muy revelador. Si el paciente colabora y realiza el ejercicio con efectividad sintiéndose partícipe, obtendremos bastante información. Podremos intuir su estado emocional por la forma y el estado de ese bosque (si está quemado, si es de noche…). Veremos a su vez cuáles son sus miedos, cuál su principal persona de referencia y cuál el escenario más importante o decisivo para él.

Esta información, puesta en contexto con entrevistas y otras pruebas, puede ser de utilidad para los terapeutas del psicoanálisis relacional.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar