¿Es bueno escuchar música antes de ir a dormir?

Escuchar música antes de dormir no es tan bueno como pensábamos. El cerebro se pasa horas procesando dichos estímulos y podemos sufrir ese fenómeno en el que una canción parece pegarse a nuestra mente.
¿Es bueno escuchar música antes de ir a dormir?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 30 junio, 2021.

Última actualización: 30 junio, 2021

Escuchar música antes de dormir es una práctica muy extendida. ¿Por qué no hacerlo? A simple vista parece un ejercicio idóneo para favorecer el descanso nocturno, es menos estimulante que ver una serie o una película y nos relaja, nos sume en un estado de grato bienestar. Blues, jazz, algo de piano quizá o hasta esa playlist con nuestros cantantes de rock o pop favoritos. ¿Qué habría de malo en ello?

Bien, lo cierto es que no es tan saludable como pensábamos. Sí hay algo “malo” y que podría además alterar esa arquitectura del sueño en la que cada etapa es decisiva para lograr un descanso profundo y reparador. Lo que hace en realidad la música es dejar una huella en el cerebro, un estímulo que lo obliga a seguir procesándolo durante horas.

Esas piezas musicales, esas voces, melodías e instrumentos se quedan en nuestra mente como un eco. Esto se transforma a menudo en el fenómeno earworms o gusanos del oído o musical, los cuales se traducen en la clásica canción que no podemos quitarnos de la cabeza. Es molesto, disruptivo y puede alterar por completo nuestro descanso.

Una de las consecuencias más comunes de escuchar música antes de dormir, es que se nos “pegue” una canción y el cerebro la repita de manera constante dificultando el descanso nocturno.

Hombre preguntándose si es bueno escuchar música antes de ir a dormir

Por qué no es bueno escuchar música antes de ir a dormir

El término gusano de la música o del oído fue una expresión que popularizó Stephen King. Según escribió en un medio, una vez se despertó en medio de la madrugada sediento y agotado. El día anterior había donado sangre y pensó que ese cansancio y mal descanso podía deberse a ello. De pronto, cuando tenía en vaso de agua en la mano, se dio cuenta de algo.

Estaba cantando una y otra vez una canción que no le gustaba. No podía quitársela de la cabeza, era como un gusano que corría por la mente y que no podía detener. Todo por haberse quedado la noche anterior escuchando música. En efecto, esta experiencia relatada por el maestro del terror es un fenómeno común que muchos hemos experimentado alguna vez.

Si es común sufrir el fenómeno de la canción pegajosa durante el día, más problemático es que suceda por la noche. Profundicemos un poco más en por qué no es bueno escuchar música antes de ir a dormir.

Un cerebro que nunca se detiene (aún menos cuando estamos durmiendo)

El cerebro es el peor adicto al trabajo. Es una fábrica que nunca cierra, un taller que está abierto las 24 horas del día y un ordenador que jamás se queda en stand by. Es más, si hay algo que necesita es que estemos dormidos para poder llevar a cabo decisivas tareas de almacenaje y destrucción de datos y también de limpieza de detritus celulares.

Ahora bien, hay actividades que llevamos a cabo las horas previas a dormir que dificultan su labor. De este modo, algo que no teníamos del todo claro hasta ahora era si escuchar música antes de dormir le beneficiaba o no.

Ha sido el investigador del sueño Michael Scullin, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Baylor en Texas (Estados Unidos) quien nos ha dado la respuesta a través de un estudio. La realidad es esta: ponernos música mientras estamos en la cama en realidad no relaja ni favorece un sueño reparador.

El cerebro seguirá procesando esa música, incluso cuando ya no la estemos escuchando. La memoria se reactiva cada poco tiempo y esas canciones volverán a la memoria de manera repetitiva. Es un bucle sin fin, tan agotador como molesto.

Escuchar música antes de ir a dormir mejora tu estado de ánimo, pero no favorece tu descanso

Este dato es importante. Algo tan simple como preparar tu playlist favorita, ponerte cómodo en la cama, cerrar las luces y, por último, tus ojos no hará que duermas mejor. Todo lo contrario. Estimulará tu cerebro hasta el punto de experimentar despertares frecuentes.

Esa es la curiosa paradoja asociada a algo que a todos nos complace, porque pocas experiencias son tan agradables como oír una y otra vez esa canción que tanto nos gusta. Nos sentiremos bien, se despejará la preocupación del día y el estrés acumulado. Sin embargo, cuando dejes tu cabeza en la almohada, a los pocos minutos, tu mente será la que pase a repetir esa canción, esa música una y otra vez.

Cerebro con redes neuronales representando lo negativo de escuchar música antes de ir a dormir

¿Qué más puede alterar tu sueño por la noche?

Sabemos que más de uno puede no estar de acuerdo con este estudio. Sin embargo, en ocasiones, llevamos a cabo conductas que creemos favorecen el descanso nocturno cuando, en realidad, conseguimos lo contrario. Es adecuado por tanto tener en cuenta algunas prácticas que tal vez estarían siendo contraproducentes para nuestro sueño:

  • El picoteo nocturno. Comer, picar o prepararnos ese batido de chocolate antes de dormir, puede ser muy negativo.
  • Descansar haciendo maratones de series. Si bien es cierto que nada nos apetece más por las noches que ponernos una serie o una película, en realidad, la exposición nocturna a las pantallas dificulta el descanso nocturno.
  • Temperaturas muy altas o muy bajas. Dormir en una habitación que en la que hace mucho calor o donde la temperatura es muy baja, también es contraproducente.

Para concluir. Ahora que sabemos que escuchar música antes de dormir no es tan beneficioso como pensábamos, es bueno tener en cuenta un detalle. La mejor higiene del sueño es no escuchar ni ver nada antes de irnos a la cama. El cerebro quiere cero estímulos y una calma sosegada para conducirnos hacia ese escenario onírico en el cual, nosotros descansamos como merecemos y él puede trabajar como así lo necesita.

Te podría interesar...
Dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro, según un estudio
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro, según un estudio

Científicos de la Universidad de Bar-Ilan descubrieron una nueva función del sueño: dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro.



  • Scullin MK, Gao C, Fillmore P. Bedtime Music, Involuntary Musical Imagery, and Sleep. Psychological Science. June 2021. doi:10.1177/0956797621989724