El espectro arromántico: ¿cómo viven sus vínculos?

Las personas arrománticas no sienten atracción amorosa hacia otros, pero esto no implica que no amen y no puedan disfrutar de sus vínculos. ¡Descubre más al respecto!
El espectro arromántico: ¿cómo viven sus vínculos?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 16 noviembre, 2022

En los últimos años, hemos dado muchos pasos adelante visibilizando y validando la diversidad humana que existe en cuanto a vínculos sexo-afectivos. Aún así, hay ciertos conceptos que aún no comprendemos del todo bien o todavía nos cuesta definir. El arromanticismo es uno de ellos; con él identificamos a quienes no sienten atracción romántica ni amorosa hacia otros. Pero, ¿cómo viven sus vínculos las personas en el espectro arromántico?

En primer lugar, cabe mencionar que no es una orientación tan infrecuente como pensamos. Aún no se dispone de estadísticas exactas al respecto, pero una encuesta realizada por la campaña internacional Ace Week muestra que cerca del 16 % de las personas asexuales se consideran también arrománticas. Pese a que estos dos términos no tienen por qué aparecer unidos, estos datos nos indican que esta orientación es una realidad para muchas personas.

¿Qué es el espectro arromántico?

Para comprender este término, es importante considerar la noción normativa que tenemos del romanticismo. Es decir, un conjunto de sentimientos y expresiones amorosas que se profesan en el seno de una relación afectiva. Esperamos que todo vínculo de pareja esté marcado por el romance, por una atracción emocional y unos fuertes e intensos deseos de conectarse íntimamente con el otro. El amor romántico nos parece un sentimiento inherente al ser humano y algo imprescindible en una pareja.

Pues bien, el espectro arromántico engloba una serie de orientaciones que se alejan de la concepción anterior, conocida como alorromanticismo. Así, una persona en este espectro es la que no siente atracción romántica, no se enamora, ni tiene interés en vincularse de este modo. 

Expresar el amor mediante besos y abrazos, tener intensas emociones románticas hacia otros, sentir “mariposas en el estómago” o mirarse a los ojos con deleite son actividades que sencillamente no despiertan su interés. En suma, no obtienen ningún placer en este tipo de vinculación.

Ahora bien, esta clase de definición genérica puede dar lugar a confusiones y malentendidos. Por ello, es importante aclarar algunas cuestiones más acerca del espectro arromántico y quienes forman parte de él.

Amigos hablando en la oficina
Las personas arrománticas no sienten atracción amorosa hacia otros.

Sí sienten amor

Las personas arrománticas sí tienen sentimientos, sienten empatía y aman. Pueden experimentar afecto por sus familiares, por sus amistades y por cualquier persona cercana igual que todos. Por supuesto, también expresan ese amor que sienten y no hay ningún tipo de disfunción al respecto. Únicamente no tienen sentimientos románticos.

Pueden tener parejas sólidas y duraderas

Al contrario de lo que se suele pensar, quienes forman parte del espectro arromántico, sí pueden establecer relaciones de pareja. Y estas pueden ser tan sólidas, duraderas y satisfactorias como cualquier otra. La diferencia es que no estarán basadas en la atracción romántica, sino en otros puntos como los deseos o los acuerdos

No necesariamente son asexuales

Es importante, también, diferenciar entre orientación romántica y orientación sexual. Y es que, pese a que algunas personas del espectro arromántico sean también asexuales, no necesariamente tiene que ser así.

Ellas pueden sentir deseo y atracción sexual hacia otros, disfrutar de tener relaciones e incluso implicarse en intercambios como besos, abrazos y caricias y considerarlos placenteros. No obstante, esto no será una expresión de emociones románticas.

El espectro arromántico abarca diferentes realidades

Por otra parte, cabe considerar que hablamos de un espectro y no de una categoría. Es decir, que dentro del mismo hay cabida para matices en cuanto a sentimientos y expresiones afectivas. Por ejemplo, puede que para algunas personas los besos y abrazos sean agradables y para otras no, hay quienes pueden sentir atracción romántica en ciertos momentos puntuales y otros nunca lo hacen.

A este respecto, conviene conocer términos complementarios como el gris-romanticismo o el demirromanticismo. Pero lo cierto es que la vivencia de cada persona es única y no hay puntos que puedan o deban cumplirse en todos los casos.

Mujer pensando
Las personas arrománticas no tienen que ser asexuales, habrá quien sí y quien no.

No tienen interés en el romanticismo

Por último, es interesante desmontar uno de los mitos más comunes respecto a esta orientación. Y es el de pensar que las personas arrománticas odian el romanticismo, sienten repulsión o rechazo hacia esta idea y todas las expresiones románticas. La realidad es que no es así, no se trata de aversión, sino más bien de falta de interés.

La confusión ocurre cuando consideramos el romanticismo como un elemento indispensable en la vida de las personas y en sus relaciones; pero, si lo consideramos un interés más (como puede ser el deporte o las artes) entenderemos mejor que haya para quienes no resulte atractivo ni obtengan placer con ello.

En definitiva, arromanticismo es un término que da cabida a la vivencia de muchas personas, pero no es posible generalizar por completo. Lo más recomendable, si queremos comprender a alguien, entender cómo funcionan sus deseos, sentimientos y necesidades, es comunicarnos de forma clara y respetuosa.

Te podría interesar...
Demisexualidad: cuando las emociones generan deseo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Demisexualidad: cuando las emociones generan deseo

La demisexualidad se define como la amistad que prende fuego. Amor y deseo son distintos; no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea s...



  • Antonsen, A. N., Zdaniuk, B., Yule, M., & Brotto, L. A. (2020). Ace and aro: Understanding differences in romantic attractions among persons identifying as asexual. Archives of Sexual Behavior49(5), 1615-1630.
  • Miller, T. (2012). Analysis of the 2011 asexual awareness week community census. Age13(15), 5.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.