¿Existe el alma? Esto es lo que dice la ciencia

10 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
La ciencia cada vez se aproxima más a darle una explicación a la existencia del alma. Un fascinante desafío que la humanidad lleva tratando de descifrar a lo largo de toda su historia. Te lo contamos.

A lo largo de nuestra historia como humanos nos hemos preguntado de numerosas formas si existe el alma. Se trata de una cuestión que ha llevado a grandes discusiones y la cual han intentado responder diferentes disciplinas en diferentes ocasiones.

A continuación, haremos un recorrido por el paradigma científico, la tradición y los desafíos que se están dando en la actualidad. Además, haremos hincapié en la fascinante teoría de Robert Lanza acerca del biocentrismo.

Nuestro camino irá más allá de lo espiritual. Porque, a través de los años, distintas tradiciones religiosas han confirmado la existencia del alma. Pero ¿cuál es la postura de la ciencia? ¿Cómo se abarca esta pregunta en la actualidad? Hablamos sobre ello a continuación.

Mariposa azul

¿Existe el alma? Creencias al respecto

La idea de la existencia del alma está asociada a las creencias con las que podemos contar acerca de una continuidad después de la muerte. Esta idea de alma se vincula a la convicción de una vida futura; además, también se cree del alma es una guía por la cual pensamos y sentimos y que está diferenciada del cuerpo.

Ciertamente, la concepción del alma va a variar dependiendo del contexto, la religión y la disciplina que la aborde. A lo largo de diversos años han sido las religiones, por estar conectadas con la dimensión espiritual, las que se han encargado de explicar su existencia.

Asociado o no a lo espiritual, se llega a inferir la idea del alma argumentando que evidencia de su existencia son los misterios asociados al nacimiento, la muerte, a los diferentes estados de conciencia, la memoria y la imaginación. De este modo, se sugiere que el alma es como una especie de fuerza o impulso vital.

Paradigma científico y la existencia del alma

Según el filósofo e historiador de la ciencia Thomas Kuhn, un paradigma científico es el conjunto de realizaciones de este tipo que son universalmente reconocidas. Además de generar modelos de soluciones y de problemas en la comunidad científica, los paradigmas están sujetos a críticas.

El paradigma científico actual no suele reconocer la dimensión espiritual. Más bien apunta a que no hay necesidad de alma y nos explica la vida a través de ecuaciones, de la actividad del carbono, de la actividad de las proteínas, etc.

Ahora bien, mientras que la religión da la respuesta a la existencia del alma desde el punto de vista espiritual asociándola a lo trascendente e incorpóreo; la ciencia, si la concibe, la asocia a lo material. Es decir, la entiende como un sinónimo de la mente, desde la visión poética, o, la reduce al concepto de cognición y de consciencia.

Conciencia

Teorías científicas actuales desafiantes

Sin embargo, aunque la neurociencia haya llegado a grandes progresos explicando el funcionamiento de nuestro sistema nervioso e intentando explicar el porqué de las experiencias subjetivas, aún continúa siendo un misterio. Entonces, el problema de si el alma existe o no, se relaciona con la comprensión de la naturaleza del yo.

Actualmente, diferentes teorías han comenzado a desafiar el paradigma científico. Sobre todo, el físicoquímico. Un ejemplo de ello es el biocentrismo, el cual está haciendo hincapié en preguntas arduas sobre la naturaleza humana. Por ejemplo, se plantea si existe el alma o si hay algo más allá del tiempo.

Esta nueva visión del ser, del cosmos y de la realidad, cree que la vida va más allá de átomos, y partículas. Eso explicaría asuntos como el entrelazamiento cuántico y el principio de incertidumbre. De hecho, algunos autores señalan que la rareza cuántica se da en el mundo a escala humana, tal y como sugirió Gerlich et al (2011) en su artículo “Quantum interference of large organic molecules”.

Robert Lanza, científico estadounidense, sugirió la teoría del biocentrismo. En esta teoría considera que la vida y la biología son esenciales para el ser, la realidad y el cosmos y afirma que la consciencia crea el universo y no al revés. Así, no desconoce la aproximación físicoquímica a la explicación de los asuntos del ser, pero le otorga mayor importancia la biológica.

Entonces, para otros planos del conocimiento científico, el espacio y el tiempo son herramientas de la mente y lo asocian a la existencia. Desafío que nos aleja de la intuición clásica y sugiere que una parte de la mente o del alma es inmortal y existe fuera de estas categorías.

En suma, determinadas partes de la ciencia sí reconocen el alma, bien sea porque lo asocian a la visión poética o lo reducen a la cognición. Otros, continúan con la visión tradicional de negarla, mientras que algunas teorías actuales comienzan a pensar en su existencia, gracias a los nuevos descubrimientos que dan cuenta de la naturaleza del ser asociado al tiempo y el espacio.

Gerlich, S. Eibenberger, S., Tomandl, M., Nimmrichter, S., Horberger, K., Fagan, P.J., Tüxen, J., Mayor, M & Arndt, M. (2011). Quantum interference of large organic molecules. Nature communications, 2(1), 1-5. https://doi.org/10.1038/ncomms1263 Lanza, R. Does The Soul Exist? Evidence Says 'Yes'. (2011). Psychology Today. Recuperado de: https://www.psychologytoday.com/us/blog/biocentrism/201112/does-the-soul-exist-evidence-says-yes Ruiz, F.A. (2009). ¿Sabes realmente qué es un paradigma? El Cid.