Conoce qué es una falacia argumentativa y si utilizas alguna en tus debates

En muchas ocasiones, utilizamos en nuestros debates y discusiones argumentos muy débiles en su estructura. En este articulo hablaremos de esos errores lógicos, conocidos como falacias, que cometemos con frecuencia en nuestros debates.
Conoce qué es una falacia argumentativa y si utilizas alguna en tus debates
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera el 07 Junio, 2021.

Última actualización: 07 Junio, 2021

Con frecuencia, muchos de nosotros empleamos la falacia argumentativa en debates sin darnos cuenta. Cometemos este error en nuestra exposición lógica sin que lleguemos a identificarlo y, en muchos casos, sin que los demás tampoco lleguen a hacerlo. Muchos de estos errores se consideran falacias.

Una falacia se pueden dar en el aula, en los debates formales televisados y quizás de manera más desenfrenada en muchos foros de Internet. Pero, ¿qué es una falacia? Ya sea que estés en la universidad, preparando un debate en línea o simplemente manteniendo una conversación vale la pena conocer las falacias argumentativas más frecuentes.

Este artículo expone algunas de las falacias más comunes que puedes escuchar y que puedes tener en cuenta en tu propio discurso y debate. Conocerlas no solo te ayudará a argumentar mejor, sino que también te permitirá desmontar en muchas ocasiones el discurso de personas que mantienen otras posturas.

¿Qué es una falacia?

Las falacias son razonamientos que vulneran alguna regla lógica. Es un tipo de error en un argumento que se asemeja a un buen razonamiento, pero que no deberíamos encontrar convincente. Los argumentos falsos no deben ser persuasivos, pero con demasiada frecuencia lo son.

Saber cómo detectar e identificar falacias es una habilidad de valor incalculable. Puede ahorrarte tiempo, dinero y dignidad personal. Este artículo expone algunas de las falacias más comunes que puedes encontrar y que debes tener en cuenta en tu propio discurso y debate.

Hombre hablando con su amiga

Falacia “ad hominem”

Cuando la gente piensa en “discusiones” puede acudir a un prototipo en el que gobiernan los gritos plagados de ataques personales. Irónicamente, los ataques personales van en contra de los argumentos racionales.

En lógica y retórica, un ataque personal se llama ad hominem. Ad hominem en latín significa ‘contra el hombre’. En lugar de promover un buen razonamiento sólido, una falacia ad hominem reemplaza la argumentación lógica con un lenguaje de ataque no relacionado con la verdad del asunto.

De manera más específica, la falacia ad hominem es una falacia de relevancia en la que alguien rechaza o critica el punto de vista de otra persona sobre la base de características personales, antecedentes, apariencia física u otras características irrelevantes para el argumento en cuestión.

Falacia del hombre de paja

La falacia del hombre de paja lleva el nombre de un espantapájaros inofensivo y sin vida. Se le dice “hombre de paja” o “espantapájaros” aludiendo a la falsedad del nuevo argumento que a primera vista parece cierto, pero que analizándolo bien no lo es, del mismo modo en que un espantapájaros parece real desde lejos, pero no cuando nos acercamos a la distancia suficiente.

En la falacia del hombre de paja, alguien ataca una posición que el oponente realmente no mantiene. En lugar de lidiar con el argumento real, ataca el equivalente a un paquete de paja sin vida que el oponente nunca tuvo la intención de defender. Mediante la falacia del hombre de paja, los argumentos del contrincante son sustituidos por otros absurdos.

La falacia del hombre de paja presenta un esquema típico:

-Una persona plantea el argumento “A”.
-Su contrincante lo tergiversa y lo sustituye por el argumento “B”. Este es parecido, pero erróneo.
-La segunda persona refuta el argumento “B”.
-Debido a que ha equiparado los dos argumentos, da la impresión de que “A” también ha quedado refutado.

La falacia del falso dilema

Esta falacia tiene algunos otros nombres: “falacia en blanco y negro”, “falsa dicotomía” o “falacia de bifurcación”. Esta línea de razonamiento falla al limitar las opciones a dos cuando hay más opciones para elegir.

La falacia del falso dilema es a menudo una herramienta de manipulación diseñada para polarizar a la audiencia, heroizando a un lado y demonizando al otro.

Sin embargo, no es una falacia si realmente solo hay dos opciones. Por ejemplo, “Led Zeppelin es la mejor banda de todos los tiempos o no lo es“. Ese es un verdadero dilema, ya que en realidad solo hay dos opciones: A o no A. Sin embargo, sería una falacia decir: “Solo hay dos tipos de personas en el mundo: las que aman a Led Zeppelin y las que odian la música“.

Falacia del argumento circular o petición de principio (petitio principii)

Cuando el argumento de una persona simplemente consiste en repetir lo que ya asumió de antemano, no llega a ninguna conclusión nueva. A esto lo llamamos argumento circular o razonamiento circular.

Si alguien dice: “La Biblia es verdad; así lo dice la Biblia ”, ese es un argumento circular. Asumen que la Biblia solo dice la verdad, por lo que confían en que informará verazmente. Es una afirmación que usa su propia conclusión como premisa, y viceversa, en la forma de “Si A es verdadero porque B es verdadero; B es verdadero porque A es verdadero ”.

Esta falacia es una especie de argumento presuntuoso donde, en realidad, simplemente se reafirman las suposiciones de una manera que parecen un argumento. Puedes reconocer un argumento circular cuando la conclusión también aparece como una de las premisas en el argumento.

Falacia de la pista falsa o del arenque rojo (ignoratio elenchi)

La “falacia de la pista falsa” es una distracción del argumento, típicamente con algún sentimiento que parece ser relevante, pero que no está realmente relacionado con el tema. Esta táctica es común cuando a alguien no le gusta el tema actual y quiere desviarlo hacia otra cosa, algo más fácil o más seguro de abordar. En lugar de aclarar y enfocar, confunde y distrae.

Por ejemplo: “la expresión “arenque rojo” se refiere a un arenque ahumado (arenque salado) que era de color marrón rojizo y bastante picante. Según la leyenda, este aroma era tan fuerte y delicioso para los perros que sirvió como un buen dispositivo de entrenamiento para probar qué tan bien un perro de caza podía rastrear un olor sin distraerse. Los perros generalmente no se usan para cazar peces, por lo que una pista falsa es una distracción de lo que se supone que debe estar cazando”.

Falacia “tu quoque”

El “tu quoque ” o “tú también”, también se llama “apelación a la hipocresía” porque distrae del argumento al señalar hipocresía en el oponente. Esta táctica no resuelve el problema ni prueba ningún argumento, porque incluso los hipócritas pueden decir la verdad.

Centrarse en la hipocresía de la otra persona es una táctica de distracción. De esta manera, usar la falacia tu quoque normalmente desvía las críticas lejos de uno mismo al acusar a otra persona del mismo problema o algo comparable.

Si Ana dice: “Tal vez tengo que beber menos, ¡pero tú fumas, Juan!”. Ana está tratando de disminuir su responsabilidad o defender sus acciones distribuyendo la culpa a otras personas. Pero la culpa de nadie más excusa la suya propia. No importa quién más sea culpable, Ana sigue consumiendo demasiado alcohol.

Falacia de los costes hundidos

A veces nos dedicamos tanto a un proyecto que somos reacios a abandonarlo, incluso cuando resulta infructuoso e inútil. Es natural querer continuar con algo que consideramos importante, sobre todo por todos los recursos que hemos invertido en ello.

Sin embargo, este tipo de argumento se convierte en una falacia cuando comenzamos a decir que deberíamos continuar con una tarea o proyecto debido a todo lo que hemos invertido en él, sin tener en cuenta los futuros costes que es probable que sigamos teniendo sin resultado alguno. Puede haber una sensación de logro al terminar y el proyecto puede tener otros valores, pero no es suficiente para justificar la inversión.

Por tanto la falacia de “costo hundido” hace referencia a la justificación económica para los gastos pasados que ya no se pueden recuperar y que no han tenido resultados satisfactorios, excusándose en que forma parte de un proyecto mayor.

Mujer hablando con su compañero

La falacia de apelación a la autoridad (argumentum ad verecundiam)

Esta falacia ocurre cuando hacemos mal uso de la citación a una autoridad. Es difícil de ver a veces porque normalmente es un movimiento bueno y responsable de citar a las autoridades relevantes. Sin embargo, podemos citar autoridades, alejándonos convenientemente de otras pruebas comprobables y concretas, como si la opinión de un experto fuera siempre correcta.

La falacia del carro

La falacia del carro asume que algo es cierto (o correcto o bueno) porque otras personas están de acuerdo con ello. Se pueden incluir un par de falacias diferentes bajo esta etiqueta, ya que a menudo son indistinguibles en la práctica.

La falacia ad populum (lat., “Para el populoso / popularidad”) es cuando algo se acepta porque es popular. El concensus gentium (lat., “Consenso de la gente”) es cuando algo se acepta porque las autoridades pertinentes o todas las personas están de acuerdo en ello.

Esperamos que este artículo sobre algunas falacias argumentativas te ayuden a navegar en futuras disputas con amigos, familiares y conocidos desquiciados sin caer en los insultos infantiles. Saber en qué consisten estás falacias te sitúa en una mejor posición para derrotar retóricamente a tu oponente con un razonamiento sólido y una lógica hermética.

Te podría interesar...
Razonamiento motivado: un sesgo emocional
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Razonamiento motivado: un sesgo emocional

El razonamiento motivado es un tipo de sesgo emocional muy común que nos hace procesar la realidad en base a nuestras emociones y creencias.

 



  • Gutiérrez, G. A. (2000). Introducción a la lógica. Pearson Educación.
  • Dowden, Bradley. «What is a fallacy?». Internet Encyclopedia of Philosophy
  • Dowden, Bradley. «Taxonomy of Fallacies»Internet Encyclopedia of Philosophy