Frank Sinatra, biografía de “la voz”

Edith Sánchez · 15 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 15 febrero, 2020
Frank Sinatra fue un personaje prototípico del mundo del espectáculo. Un artista excepcional, con una voz maravillosa, pero sobre todo, inspiradora. Pero también fue un alcohólico empedernido y protagonizó varios escándalos relacionados con su vida sentimental.

Frank Sinatra no solo fue uno de los mejores cantantes de música popular del siglo XX, sino también un mito, una leyenda. Encarnó al arquetipo del galán en su momento y fue uno de los primeros en desatar histeria colectiva entre sus admiradoras.

A Frank Sinatra se le conoce como “la voz” por el particular estilo del que dotó a sus interpretaciones. Más allá de su virtuosismo como cantante, fue célebre gracias a su enorme capacidad para transmitir sentimientos a través de sus canciones. Poseía una impronta intimista y, además, para compensar la falta de potencia de su voz, aprendió a usar el micrófono de manera magistral.

“La gente, a menudo, comenta que tengo mucha suerte. La suerte solo es importante en la medida en que tenga la oportunidad de venderse en el momento adecuado. Después de eso, debes tener talento y saber cómo usarlo”.

-Frank Sinatra-

Por otro lado, la figura de Sinatra también se vio asociada a diversos escándalos de todo tipo. Más allá de la música, se ganó las portadas de la prensa como consecuencia de una vida sentimental inestable y tempestuosa.

Igualmente, sus vínculos con la mafia lo situaron más de una vez en la palestra pública, hasta tal punto que uno de los personajes de la película El Padrino se encuentra inspirado en él.

Frank Sinatra de joven

Un niño llamado Frank Sinatra

Frank Sinatra nació en Hoboken (Nueva Jersey) el 12 de diciembre de 1915. Provenía de una familia de inmigrantes italianos, conformada por el padre, Antonino Martino Sinatra Saglimbeni, que era boxeador y bombero; y por su madre, Natalina Garaventa (más conocida como “Dolly”), que ejercía de partera y estuvo varias veces en la cárcel por practicar abortos ilegales.

Frank era hijo único y su nacimiento fue realmente traumático. Casi mueren tanto él como su madre, debido a las complicaciones. Como consecuencia, aunque ambos sobrevivieron, su madre no pudo tener más hijos y el pequeño terminó con un tímpano perforado por los fórceps.

Su paso por la escuela fue muy fugaz y estuvo marcado por su dificultad para adaptarse a la disciplina. Desde muy niño, se mostró inquieto y comenzó a amar la música de forma temprana. Su padre tenía un bar y allí hizo su primera presentación a los 9 o 10 años, acompañado de una pianola. Posteriormente, siguió presentándose en sitios similares a cambio de pequeñas propinas.

Nace una estrella

Se dice que Sinatra decidió dedicarse para siempre al canto una noche de 1933, después de escuchar una presentación en vivo de Bing Crosby, a quien siempre admiró. Esa noche lo acompañaba su novia, Nancy Barbato, que se convertiría en su esposa en 1932. A pesar de que esa relación terminó años después, a raíz de las múltiples infidelidades de él, muchas veces dijo que nunca dejó de querer a su primera esposa.

Sinatra estuvo seis meses en la orquesta de Harry James y, más tarde, obtuvo el puesto de vocalista en la banda de Tommy Dorsey. Pronto llamó la atención del mundo de la música y en 1952 comenzó a trabajar con el sello Capitol, a partir de este momento, el resto es historia y Sinatra siguió escalando hacia la fama. Se dice que la etapa entre 1952 y 1963 fue la más consistente de su larga carrera.

La voz de Sinatra tenía un encanto muy particular y era cautivante. Igual que otros grandes artistas, Frank pensaba que el canto era una prolongación de la conversación. Y así lo hacía, cantaba como si estuviera sosteniendo un diálogo íntimo con quienes le escuchaban.

Aunque su carrera tuvo altos y bajos, logró mantenerse vigente durante más de 60 años, siendo reconocido todavía en la actualidad como una de las grandes voces de la historia de la música. Su estela es abrumadora y no solo se limita a la música, sino que dio algunos pasos en el mundo del cine.

Frank Sinatra de mayor

Un caos exitoso

Frank Sinatra estuvo involucrado en infinidad de escándalos a lo largo de su vida. Fue un hombre de espectáculo, en el más amplio sentido de la palabra. Tuvo relaciones sentimentales con actrices famosas como Ava Gardner, Marilyn Monroe, Mia Farrow, e incluso con celebridades como Jacqueline Kennedy.

En total, contrajo matrimonio en cuatro ocasiones, pero el más tumultuoso de ellos fue, sin duda, el que celebró con Ava Gardner. Se fueron infieles mutuamente y Sinatra tuvo varios intentos de suicidio durante esa unión. Finalmente, se casó con Barbara Marx, exmujer de Zeppo Marx, que estuvo a su lado hasta el final de sus días.

Sinatra siempre tuvo lo que pueden llamarse “relaciones peligrosas”. Muchos de sus amigos pertenecían a la mafia y fue muy cercano a la famosa Cosa Nostra. Quizás, por este motivo, el FBI aún conserva un expediente a su nombre que tiene más de 2.000 páginas. Varias veces fue indagado por esos vínculos, pero jamás se logró probar que hubiera cometido algún acto ilícito.

Frank Sinatra, “la voz”, murió en Los Ángeles el 14 de mayo de 1998, luego de varios años en los que tuvo problemas de salud, entre ellos, la enfermedad de Alzheimer. Dejó tres hijos de su primer matrimonio y fue llorado en muchos lugares del mundo. Se dice que hizo del canto un arte nuevo y que su impronta quedó fijada para siempre en los nuevos intérpretes.

Otto, C. (1998). New York pierde La Voz del siglo: Frank Sinatra. Cambio 16, (1382), 68-69.