11 frases para aprender a dejar ir

Las palabras pueden ser salvavidas. En forma de diario, de carta, de confesión, de lectura, de postal… En sus múltiples formas, pueden ofrecernos consuelo frente a aquello que se va, se pierde, en contra de nuestros deseos.
11 frases para aprender a dejar ir
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 26 julio, 2022

Aprender a dejar ir es una de las lecciones más valiosas, pero también una de las más costosas de aprender. Las personas vienen y van, y con ellas también planes, ilusiones y expectativas. En este mar agitado, nos quedamos en una posición muy vulnerable cuando nuestra atención se queda fija en aquello que ya no está, ni probablemente estará.

La vida es un flujo constante, y en ella siempre vamos a necesitar un espacio para lo que llega, y ese espacio no es infinito, porque los días tienen 24 horas y solo podemos estar en un lugar a la vez.

Aunque el miedo nos haga aferrarnos a lo conocido, hay todo un mundo esperando a que nos atrevamos a mirar hacia delante. Esperamos que las siguientes frases te animen en la búsqueda de este objetivo.

Frases para aprender a dejar ir

Escritores, oradores, filósofos, mentores espirituales… Son muchas las figuras que han reflexionado sobre la importancia de aprender a dejar ir. Te dejamos con algunas de sus citas más célebres.

1. “Anoche dejé ir al mundo y gané el universo”. (C. JoyBell C.)

Solemos pensar que lo conocido es todo a lo que podemos aspirar, todo lo que está a nuestro alcance, y que, si lo perdemos, nos quedamos sin nada. Sin embargo, al atrevernos a soltar solemos descubrir que nos estábamos cerrando a realidades maravillosas.

Mujer observando el atardecer
Para dejar ir es necesario desprenderse del miedo.

2. “Hay una diferencia importante entre rendirse y dejar ir”. (Herman Hesse)

¿Sientes que el sacrificio y la perseverancia son valores fundamentales en cualquier situación? Si esta creencia es muy extrema en ti, probablemente no podrás ver cuándo te hallas en un callejón sin salida y estás malgastando tus energías.

Seguir invirtiendo en algo que nos daña, que no tiene futuro, que nos consume, no es apropiado. Necesitamos aprender cuándo es momento de dejar ir.

3. “La verdad es que, a menos que lo dejes ir, a menos que te perdones a ti mismo, a menos que perdones la situación, a menos que te des cuenta de que la situación ha terminado, no puedes seguir adelante”. (Steve Maraboli)

Con demasiada frecuencia nos quedamos estancados en la culpa, en el rencor, en el dolor de una situación pasada. Sentimos que, al no soltarlo, estamos pagando la penitencia o haciéndosela pagar a quien nos hirió. No obstante, solo estamos condenándonos a seguir viviendo en esas emociones que ya solo existe en nuestra mente.

4. “En el proceso de dejar ir, perderás muchas cosas del pasado, pero te encontrarás a ti mismo”. (Deepak Chopra)

Y es que no hay regalo más valioso, recompensa más grande al proceso de sanación que reconectar con uno mismo, con la propia esencia. Para verte, descubrirte y amarte, quizá tengas que aprender a dejar ir personas, creencias y comportamientos antiguos, pero sin duda será la mejor decisión que tomarás en tu vida.

5. “Se necesita aún más fuerza para dejar ir, que para defender algo”. (Eckhart Tolle)

Con frecuencia sentimos que al aferrarnos a nuestras ideologías somos firmes y coherentes; que al aferrarnos a nuestras relaciones somos leales.

Sin embargo, la verdadera fuerza y valentía reside en saber cuándo cuestionarse, cuando ser flexible y cambiar de rumbo. Dejar ir lo que crees y lo que sientes es difícil, pero en ocasiones es muy necesario.

6. “Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que podría ser”. (Lao Tze)

Y es que desde pequeños hemos recibido multitud de etiquetas, impuestas por otros y por nosotros mismos. Así, nos dedicamos a seguir representando esos papeles asignados. Pero, ¿qué pasaría si dejaras de definirte, si dejaras de identificarte con esas historias? Entonces, descubrirías quien eres en realidad.

7. “La mejor manera de dejar ir, es centrarse en qué hacer a continuación”. (Denis Waitley)

Si quieres aprender a dejar ir, pero se te hace imposible, esta es la clave: céntrate en tu futuro. No te estanques pensando en lo que ocurrió, en lo que podía haber sido. Diseña tu nueva vida ahora y comienza a construirla, es aquí donde debes enfocar tu energía.

8. “El tiempo no cura el dolor emocional, debes aprender a dejarlo ir”. (Roy T. Bennett)

¿Has escuchado que el tiempo lo cura todo? Pues, si ese tiempo no se invierte en reflexionar, comprender y sanar, déjame decirte que todo seguirá igual. Dejar ir no es un acto automático, sino un proceso consciente.

9. “La creatividad se puede describir como dejar ir las certezas”. (Gail Sheehy)

¿Quieres una vida diferente? Entonces, has de dejar ir tus certezas, tus esquemas mentales y tus creencias más arraigadas. Estas nos atan y nos limitan. Solo al soltarlas, al dejar de identificarte con ellas y abrirte a nuevas posibilidades, podrás crear más allá de lo conocido.

Mente con pájaros azules
Soltar creencias y pensamientos es necesario para aprender a soltar y dejar ir.

10. “No necesitas fuerza para soltar algo, lo que realmente necesitas es comprensión”. (Guy Finley)

Es fundamental que sepas que aprender a dejar ir no es una cuestión de esfuerzo y de sufrimiento. Por el contrario, es un proceso natural, una decisión evidente cuando comprendes las situaciones.

Necesitas entender por qué algo ocurre u ocurrió de cierto modo, qué aprendizaje te trajo y cómo aplicarlo en tu vida. Cuando llegues a esta conclusión, soltar será casi inevitable.

11. “Cuando tienes resentimiento hacia otra persona, estás atado a esa persona o condición por un vínculo emocional que es más fuerte que el acero. El perdón es la única forma de disolver ese vínculo y liberarse”. (Catherine Ponder)

Por último, recuerda que dejar ir no solo implica alejarse o ignorar, sino también sanar. Por muchos años que pasen, por mucho que no veas a una persona, si sigues guardando rencor y resentimiento, esa circunstancia te sigue acompañando allá donde vayas como una pesada mochila.

Esperamos que estas frases para aprender a dejar ir te hayan sido de utilidad. Aunque para algunas personas esta tarea es especialmente complicada, si comienzas a ponerla en práctica comprobarás lo liberador que resulta. Suelta el pasado y ábrete a descubrirte de nuevo y a vivir esas oportunidades que esperan por ti.

Te podría interesar...
Dejar ir es aceptar tu historia, pero no tu destino
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Dejar ir es aceptar tu historia, pero no tu destino

Dejar ir es comprender y aceptar que algunas personas forman parte de tu historia personal, pero ellas no son tu destino, ni aún menos tu punto fin...



  • Hawkins, D. R. (2014). Dejar ir. El camino a la liberación. El Grano de Mostaza Ediciones.
  • Holub, A. (2014). Perdona y sé libre: Una guía paso a paso para soltar, sanar y ser plenamente feliz. alamah.