Las fronteras en terapia familiar: ¿familias aglutinadas o desligadas?

¿Qué tienen que ver la estructura de un grupo familiar con la evolución de las relaciones entre sus miembros? ¿Cómo se ve afectada la salud mental de cada uno de sus miembros? ¡En este artículo te lo contamos!
Las fronteras en terapia familiar: ¿familias aglutinadas o desligadas?
Gorka Jiménez Pajares

Escrito y verificado por Gorka Jiménez Pajares.

Última actualización: 19 noviembre, 2022

La estructura de la familia se refiere al conjunto de relaciones, roles o funciones que desempeña cada miembro de ese núcleo familiar (padre, madre, hijo, hija). El psiquiatra Salvador Minuchin, con años de experiencia en el campo, señala que los procesos del sistema familiar se reflejan en la estructura del propio sistema, y viceversa.

A su vez, el núcleo familiar se organiza en diferentes subsistemas en función de las reglas que rigen las relaciones que mantienen entre ellos, y también con el resto de la sociedad. Así, podemos encontrar:

  • El suprasistema: es el medio social en el que se desenvuelve la familia: la sociedad.
  • El subsistema: son los “sistemas o estructuras que existen dentro de la familia”. Aquí encontramos el subsistema parental (las relaciones entre los padres), pero también el subsistema fraternal (las relaciones entre los hijos).
  • También podemos establecer un tercero: el parental – fraternal (cómo se relacionan los padres con los hijos, y viceversa). A este lo denominaremos sistema.
  • Los límites: son las reglas que dirigen la información que se intercambia en cada uno de los subsistemas y sistemas. Es decir, las reglas que se refieren a cómo se comunican y transmiten mensajes entre los propios padres, entre los hermanos, y entre los padres y los hermanos. Así como las emociones que experimentan cada uno de ellos
  • El grado de diferenciación: que es la identidad que posee cada uno de los miembros (la identidad de la madre, del padre, de la hija y del hijo), respecto al propio grupo familiar.
Monigotes de papel formando una familia
En las familias aglutinadas existe un elevado sentimiento de pertenencia y hay poca intimidad entre sus miembros.

¿Qué significa que un sistema familiar presente una estructura aglutinada o desligada?

Decimos que un sistema familiar se puede definir como desligado cuando los límites (las reglas) que existen entre los subsistemas son rígidos, es decir, las barreras entre sus miembros son muy marcadas, potentes y elevadas. Como la distancia que separa a sus miembros es grande, la mayoría de los componentes del núcleo familiar están física y psicológicamente desligados del resto.

Y cuando estos límites entre subsistemas son difusos, es decir, hay pocos o ningún límite, se habla de una familia que presenta una estructura aglutinada, enredada y fusionada, porque sus miembros se encuentran física y psicológicamente muy próximos entre sí.

¿Cuáles son las características de las familias aglutinadas?

En una familia aglutinada, las emociones y los problemas de cada uno son emociones y problemas compartidas por y para todos los miembros del núcleo familiar, lo que a menudo comporta problemas a la hora de sentirse único y, por tanto, a la hora de desarrollar un sentido de individualidad.

  • Tienen límites o reglas difusas.
  • Las fronteras con el exterior son rígidas: los miembros externos a la familia conocen poco del funcionamiento cotidiano familiar.
  • Son familias fuertes, pero poco permeables. No les gustan los cambios y se adaptan mal a ellos.
  • Es difícil mantener la individualidad dentro de la familia, por lo que existe una baja diferenciación entre los miembros. No hay un sentido de identidad en cada uno de los miembros. La familia lo es todo, no el individuo.
  • Dificultan el crecimiento psicológico saludable en la infancia y la adolescencia y aumentan la probabilidad de desarrollar patologías mentales severas (psicosis; trastornos de la personalidad, como el trastorno límite de la personalidad; trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia nerviosa).
  • Son “familias de puertas abiertas“, hay poca intimidad entre sus miembros, porque la información es compartida por y para todos ellos.
  • Se adaptan poco a los cambios normales del ciclo familiar (por ejemplo, al nido vacío cuando los hijos se hacen mayores y abandonan el domicilio familiar, activando procesos similares al duelo).
  • Presentan un elevado sentido de pertenencia y mucho miedo a la destrucción del núcleo familiar si se abren las fronteras al exterior.
  • Sus miembros tienen la necesidad emocional de permanecer juntos, lo que a su vez provoca que ninguna de las partes pueda moverse independientemente de las demás.
  • No toleran bien las diferencias entre los miembros.
  • Existe una baja diferenciación entre los miembros de la familia.

¿Cuáles son las características de las familias desligadas o apartadas?

En una familia desligada o apartada, la independencia total de sus miembros suele ser más la norma que la excepción. Son familias caracterizadas por primar lo individual en vez de lo colectivo.

  • La variabilidad entre sus miembros es mucho mayor.
  • Existe una alta diferenciación entre los miembros de la familia. Es lo opuesto a lo que ocurre con las familias fusionadas. Aquí se potencia mucho la individualidad y no se tolera bien la colectividad. En consecuencia, las grandes diferencias entre sus miembros producen poca cohesión en la familia.
  • Los miembros funcionan de forma muy autónoma y con un sentido de la independencia desproporcionado.
  • Tienden a no comunicarse cuando es necesario porque el sentimiento de pertenencia al núcleo familiar es menor.
  • Los lazos que conectan a los diferentes miembros de la familia son débiles.
Hijo enfadado con su padre
En las familias desligadas sus miembros tienen a no comunicarse y son independientes.

Disfunción y normalidad

Así, según la estructura de la familia, hablaremos de disfunción cuando los límites y las fronteras son difusos (es decir, con una excesiva proximidad entre sus miembros), o rígidos (con una proximidad insuficiente).

¿ Y qué son unos límites y unas fronteras funcionales? Son como una membrana permeable, que permite el paso adecuado de comunicación, ni por exceso (aglutinada) ni por defecto (desligada). Una membrana que preserva la identidad de cada miembro familiar.

La estructura familiar tiene un impacto directo sobre cada uno de los miembros; los procesos que unen o aíslan demasiado a sus miembros tienen una influencia potencial muy alta sobre los individuos y el propio sistema, constituyendo un factor de vulnerabilidad frente a posibles amenazas externas.

Por ello, es importante respetar la privacidad de cada uno de los componentes de la familia, así como validar sus emociones y problemas; pero también colaborar y crear sinergias que multipliquen los recursos individuales frente a los distintos desafíos que cada uno decida o tenga que afrontar.

Te podría interesar...
Límites porosos o permeabilidad emocional: ¿la sufres?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Límites porosos o permeabilidad emocional: ¿la sufres?

Los límites porosos definen a esas personas que no saben alzar muros de protección y que además, son muy permeables a las emociones ajenas.



  • Pulla Ochoa, D. F. (2006). Modelo estructural: fronteras o límites en la familia (Bachelor's thesis, Universidad del Azuay).