Gústate más para disfrutar tu vida en pareja

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 24 abril, 2014
Eva Maria Rodríguez · 24 abril, 2014

Las personas que se sienten bien con sus cuerpos tienden a comunicarse más con sus parejas. Además, esto implica una mayor confianza e intimidad, lo que se traduce en el aumento de la satisfacción y la autoestima sexual. Mejorar la imagen del propio cuerpo puede aumentar nuestra capacidad para disfrutar de los placeres de la vida en pareja.

Estamos constantemente rodeados de  mensajes que nos dicen cómo debemos mirar a los demás y cómo mirarnos a nosotros mismos, sobre lo que es bonito y lo que no, lo que debemos sopesar y valorar, sobre cómo debemos ser y sobre cómo alcanzar la perfección físicauna perfección a la que parece imposible llegar.

Sin embargo, podemos elegir y esforzarnos por aceptar nuestros cuerpos tal y como son, “perdonando nuestra imperfecciones”, aceptando y apreciando nuestro cuerpo.

Nuestra imagen corporal es la actitud que tenemos hacia la percepción de nuestro cuerpo. Se refiere no sólo a cómo nos percibimos a nosotros mismos, sino también a cómo creemos que nos perciben los demás. La imagen corporal es, además, un aspecto importante de nuestra sexualidad. No en vano, nuestros sentimiento  acerca de nuestro cuerpo afecta la imagen que tenemos de nosotros mismo y a nuestra autoestima, y eso influye en el modo en queremos comprometer nuestro cuerpo sensualmente.

La imagen corporal está determinada por la forma en que nuestro cuerpo se compara con nuestras ideas acerca de lo que es bello y atractivo. Podemos controlar algunas de las variables relacionadas con nuestra apariencia física y nuestra salud, pero no podemos controlarlo todo. Reconocer las diferencias puede ayudarnos a sentirnos mejor con nuestro cuerpo y a aceptarnos, a pesar de las diferencias.

La imagen corporal también juega un papel importante a la hora descubrir que la apariencia o condición de nuestro cuerpo dice poco o nada acerca de nuestro carácter o nuestro valor. La apariencia física no atrae necesariamente a otros. Es más, es la confianza que mostramos en nosotros mismos y nuestra alegría de vivir lo que a menudo atrae a la gente a nosotros.

Las personas que se sienten bien acerca de sus cuerpos tienden a comunicarse más con sus parejas. Esto implica además una mayor confianza e intimidad, lo que se traduce en el aumento de la satisfacción y la autoestima sexual.

Las personas con sentimientos negativos acerca de sus cuerpos pueden sentir vergüenza , incomodidad y ansiedad, así como sentirse menos capacitados para hablar sobre temas relacionados con la sexualidad.

Pasos para mejorar la imagen corporal

Algunas personas tienen sentimientos positivos acerca de su cuerpo de forma natural, y no se plantean problemas ni complejos. Para otros, el desarrollo de una imagen corporal saludable es un proceso, o incluso un desafío.

A estas personas les vendrá muy bien considerar los siguientes consejos para mejorar, paso a paso, la propia imagen corporal:

#1 – Perdona a tu cuerpo

Para amar a tu cuerpo debes perdonarlo por no ser perfecto.

Pero, ¿qué es un cuerpo perfecto? Eso depende de tu nivel de perfección. Analizando lo que significa para ti la perfección física encontrarás que hay cosas mucho más importantes y que la perfección física no es un concepto universal.

Puede que el problema con tu cuerpo haya surgido tras una enfermedad, un accidente o como consecuencia de la maternidad. Pero lo mismo que te ha pasado a ti le ha pasado ya a mucha gente, y no por eso dejan de disfrutar de la vida. ¿Preferirías estar muerto o no haber tenido a tus hijos? Entonces dale las gracias a tu cuerpo por lo que tienes en vez de culparlo por ello.

Algunos trucos para perdonar a tu cuerpo:

  – Hablar de tu cuerpo en términos más positivos
  – Mírate al espejo y sonríe
  – Ponte algo que te haga sentir especial
  – Compartir un abrazo, un beso, un masaje, o otra actividad con tu pareja que te ayude a centrarte en la capacidad de tu cuerpo para sentir placer

#2 – Acepta tu cuerpo

¿No te sientes bien mirándote al espejo? ¿Descubres que fuerzas la sonrisa o que intentas esconder algo? Entonces, prueba a mirarte de forma diferente. Intenta descubrir historias en la imagen del espejo y valora lo que ves como una herencia, como un premio, como un triunfo.

Tú puedes crear tu propia historia y disfrutar de tus propias experiencias, nadie más.  Puedes decidir que quieres las decisiones que conciernen a tu cuerpo, pero tienes que aceptarlo como es.

#3 – Aprecia tu cuerpo

Aceptando tu cuerpo podrás apreciar todo lo bueno que tiene, todo lo que ta ha proporcionado y todo lo positivo que todavía puede hacer por ti. Tú puedes elegir cómo te percibes a ti mismo y cómo tu imagen corporal afecta a tu espíritu.

La gente suele decir que la belleza está en el ojo del que mira, pero lo más liberador de la belleza es darse cuenta de tú eres el espectador.

Salma Hayek