Hablar de nuestros sentimientos con los demás es terapéutico - La Mente es Maravillosa
Te puede gustar