La hipótesis de la abuela: ¿qué explica sobre la menopausia?

La hipótesis de la abuela nos muestra una vez más que la naturaleza tiene una sabiduría proverbial. Aunque sigue siendo una hipótesis, cada vez aparecen más evidencias que le dan soporte.
La hipótesis de la abuela: ¿qué explica sobre la menopausia?
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 15 enero, 2022

La hipótesis de la abuela es una fantástica propuesta teórica que busca explicar algo que a muchos de nosotros puede parecernos normal, pero que supone un gran enigma en la biología: la menopausia. Hay que decir que este fenómeno, en principio, parece ir en contravía de la lógica de la naturaleza.

En casi todas las especies, el ciclo reproductivo es igual al ciclo de vida. Esto quiere decir que cuando una hembra deja de ser reproductiva, al poco tiempo suele morir. Por eso, en la mayoría de los animales, la abuela no existe como figura. ¿Por qué en el ser humano, y en un pequeño grupo de animales, sí? De eso trata la hipótesis de la abuela.

Hay especies, como los elefantes, en las que la abuela desempeña un papel importante. Sin embargo, en esos casos esta hembra sigue siendo fértil hasta el fin de sus días. La única diferencia con otros animales es que viven más y por eso alcanzan a conocer a los hijos de sus hijos. En el humano, la supervivencia se extiende mucho más allá de la vida fértil. Conozcamos un poco mejor la hipótesis de la abuela.

La importancia que ese periodo posmenopáusico tan extenso tiene en seres humanos y en orcas habría impulsado, según los especialistas, un aumento en la longevidad de las dos especies, pues la mayor supervivencia de los nietos durante los años de vida añadidos habría compensado con creces, en términos evolutivos, el cese de la procreación”.

-Juan Ignacio Pérez-

Orcas en el mar

La reproducción de la especie

La teoría de la evolución señala que toda forma de vida se rige por el principio básico de la supervivencia. Las modificaciones que se producen en los organismos vivos, a lo largo de siglos, tienen su razón de ser. Son cambios con los que la probabilidad de supervivencia aumenta. Al mismo tiempo, todo aquello que no contribuye a ese objetivo se va perdiendo.

Cuando se habla de supervivencia, no solo se hace referencia a la de cada individuo en particular, sino sobre todo a la de la especie en general. La naturaleza hace una selección de forma espontánea y le deja a cada organismo el equipo que mejor le permite perpetuar su especie. Por eso, en casi todas las especies, el ciclo reproductivo es igual al ciclo de vida.

Teniendo en cuenta que la naturaleza no opera de manera caprichosa, si algo se mantiene en una especie, suele ser porque aumenta su adaptación; de lo contrario, desaparecería. La hipótesis de la abuela parte de la idea de que esta figura cumple una función en la supervivencia de la especie. Si no fuera así, como en las demás especies, la hembra tendría que morir poco después de dejar de ser fértil.

La hipótesis de la abuela

La hipótesis de la abuela fue formulada por el biólogo norteamericano George C. Williams en 1957. Este científico se había estado preguntando cuál era el sentido de la menopausia desde el punto de vista biológico. Esta ocurre entre los 45 y 55 años, casi siempre, pero tras culminar la vida fértil las mujeres pueden vivir entre 30 y 40 años más, en promedio.

Williams defendió la idea de que la razón de ser de las abuelas es contribuir en la crianza de los descendientes de sus hijos. Es una manera que la naturaleza tiene de favorecer la supervivencia de la especie. De esta forma, la abuela se asegura de que sus genes se transmitan con eficacia a su progenie.

El científico también señaló que, a diferencia de otros animales, el ser humano es extremadamente vulnerable al nacer. Por tanto, si una mujer de edad muy avanzada diera a luz, es probable que muriera pronto y su “cría” también perecería sin ella. Por lo tanto, a una edad determinada se acaba la vida fértil, con el objetivo de no provocar riesgos para la descendencia.

Mujer con sofocos de la menopausia

Una evidencia significativa

Se ha comprobado que los niños que cuentan con una abuela están, en general, mejor nutridos y tienen mayor rendimiento en sus estudios y su vida en general. Durante mucho tiempo, esto se consideró una evidencia a favor de la hipótesis de la abuela.

Sin embargo, los biólogos evidenciaron que hay un pequeño grupo de animales en los que esto también ocurre. En concreto, las ballenas orcas, los calderones, los narvales y las belugas. Un estudio evidenció que, efectivamente, en estos casos las abuelas tienen un gran protagonismo en el cuidado y la crianza de los hijos de sus hijos.

Esto se considera una prueba de gran peso para la hipótesis de la abuela. De hecho, otro estudio indicó que en las especies en las que las abuelas menopáusicas juegan un papel importante, definitivamente las crías tienen mayores probabilidades de sobrevivir. La naturaleza es sabia.

Te podría interesar...
Mi abuela, ¿psicóloga?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mi abuela, ¿psicóloga?

Muchas personas piensan que son psicólogas -o que tienen un poquito de psicólogas- por el hecho de acumular años y experiencias. Sin embargo, no es...



  • Ellis, S., Franks, D.W., Nattrass, S. et al. Analyses of ovarian activity reveal repeated evolution of post-reproductive lifespans in toothed whales. Sci Rep 8, 12833 (2018). https://doi.org/10.1038/s41598-018-31047-8.
  • Stuart Nattrass, Darren P. Croft, Samuel Ellis, Michael A. Cant, Michael N. Weiss, Brianna M. Wright, Eva Stredulinsky, Thomas Doniol-Valcroze, John K. B. Ford, Kenneth C. Balcomb, Daniel W. Franks Proceedings of the National Academy of Sciences Dec 2019, 116 (52) 26669-26673; DOI: 10.1073/pnas.1903844116.