La historia del hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque

Cuando tenía 26 años, a Ken Smith le dieron una paliza que casi acaba con su vida. Tras esto, decidió no saber nada más del mundo. Se retiró a las remotas y bellas Tierras Altas de Escocia. Ahí lleva más de cuatro décadas...
La historia del hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 17 noviembre, 2021.

Última actualización: 17 noviembre, 2021

Ken Smith tiene 74 años y le gustaría llegar a los 100 años manteniendo el estilo de vida actual. Lleva 40 años viviendo solo en el bosque. Es un eremita inglés acampado en tierras escocesas, cultiva sus propios vegetales, pesca y cada noche descansa en su cabaña mirando como cae el atardecer en todas sus mágicas tonalidades sobre el lago Treig.

Podríamos decir que es el Henry David Thoreau del siglo XXI. Ahora bien, si el famoso filósofo y autor de Walden se retiró del mundo para huir a los bosques a los 28 años, el señor Smith, lo hizo un poco antes, con 26. Ahora, el mundo entero acaba de conocer su inusual e interesante historia en un documental que acumula ya miles de visualizaciones.

La cineasta Lizzie McKenzie dio con él y con su historia de manera casual hace nueve años y no dudó en hacerle una visita y una propuesta. De aquella conversación se acordó rodar un documental para la BBC Escocia que ya ha visto la luz y que lleva por título The Hermit of Treig.

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida…para no darme cuenta, en el momento de morir, de que no había vivido”.

-Henry David Thoreu-

 Ken Smit, el hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque

Ken Smith, el hombre que lleva 40 años solo en el bosque

Ken Smith vive en una sólida y confortable cabaña de troncos en las Tierras Altas de Escocia. Se encuentra cerca del lago Treig y a dos horas a pie desde una carretera cercana a Rannoch Moor. Admitámoslo, ¿a quién no le gustaría vivir en las Highlands? Pocos escenarios son más evocadores e impactantes a la vez.

Sin embargo, por muy fascinante que nos parezca, hay un detalle. El hombre que lleva 40 años solo en el bosque y que ha dado la vuelta al mundo con su historia estos días no tiene ninguna de nuestras comodidades. Carece de agua corriente, electricidad o gas. Subsiste recolectando alimentos, cultivando lo poco que puede, pescando y recogiendo leña.

Su vida es sencilla, espartana casi, pero por encima de todo, su existencia es feliz. Mira al horizonte con calma y serenidad. Sabe que allí no llega el caos de la civilización. Ken Smith celebra su soledad abrazado por la naturaleza más pura porque se siente a salvo. Ese entorno natural es el refugió que eligió cuatro décadas atrás cuando decidió huir de todo lo que le rodeaba…

La paliza que casi acaba con su vida… Y que le dio una nueva

Ken Simit es originario de Derbyshire, Inglaterra. Con 15 años empezó a ganarse la vida construyendo estaciones de bomberos y todo fue bien hasta que cumplió los 26. Fue entonces cuando unos matones le dieron una violenta paliza que terminó con una hemorragia cerebral y casi un mes en coma.

Cuando despertó, le advirtieron de que, probablemente, no volvería a hablar o a caminar. Pero lo hizo. Y no solo eso, sino que tras haber visto la muerte cara a cara, y como siempre ocurre, algo cambió en él. Despertó en él el deseo por explorar, por tomar contacto con la naturaleza.

Fue entonces cuando se dijo a sí mismo que no volvería a vivir siguiendo las normas de nadie, solo las suyas. Su primera decisión fue la de viajar hasta el Yukón, esa salvaje tierra canadiense que linda con Alaska, donde inició una caminata de 35.000 kilómetros. Al volver a Derbyshire, su vida dio un nuevo vuelco. Nada más llegar, se enteró de que sus padres habían fallecido.

En ese momento, fue cuando tuvo muy claro lo que realmente deseaba… Dicha huida y búsqueda a la vez han hecho que se convierta en el hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque y que, a diferencia de muchos, ha conseguido encontrar su felicidad y equilibrio vital.

En 1984, Ken Smith decidió viajar hasta Escocia y encontrar el lugar más recóndito posible. Fue entonces cuando se encontró con Loch Treig, el “lago solitario”, como él lo llama cariñosamente. Se sintió tan identificado con ese escenario que lo convirtió en su hogar.

 Ken Smith en su cabaña, el hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque

El hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque y que elabora su propio vino

El hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque es una persona que ama la tierra y que se deja amar por ella. Es un gran pescador y un jardinero habilidoso. Asimismo, cabe señalar que lleva décadas fabricándose su propia cerveza y vino añejo.

Para no perder el hilo del resto del mundo, cuenta con una radio y un reloj de muñeca. Hace unos años además se hizo con una cámara y una baliza GPS para casos de emergencia. Se la regaló la propia cineasta Lizzie McKenzie en 2019.

Es un ermitaño, pero no debemos pensar en él como el clásico personaje que odia a la humanidad y reniega de ella. Ken Smith mantiene contacto con amigos y familiares. De hecho, una de sus aficiones favoritas es escribirles cartas.

La naturaleza, el mejor refugio hasta el final de sus días

Justo al terminar el rodaje del documental en el 2019, Ken Smith, el hombre que lleva 40 años viviendo solo en el bosque, sufrió un derrame cerebral. Afortunadamente, el hecho de que Lizzie McKenzie le regalara la baliza fue algo providencial. Tuvo tiempo de activar la señal de SOS y al poco, un helicóptero lo trasladó al hospital.

Pasó cerca de siete semanas ingresado. Su memoria ya no funciona como antes, y su vista tampoco. Los médicos le recomendaron volver a la civilización, pero quien tiene en la naturaleza su hogar no puede apartarse de ella demasiado tiempo. Ken volvió a su casa del lago y deja que, cada dos semanas, un guardabosques le traiga comida y le haga una visita.

Como el mismo señala, sabe que su tiempo en la Tierra es limitado. No somos más que huéspedes pasajeros en este mundo a veces caótico, y otras extremadamente bello. Su deseo es llegar a los cien años para seguir disfrutando de su soledad en ese emplazamiento privilegiado, las Highlands.

Te podría interesar...
Christopher Knight, un hombre que eligió la soledad total
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Christopher Knight, un hombre que eligió la soledad total

Christopher Knight vivió una experiencia de soledad total por casi tres décadas y durante ese lapso se sintió muy feliz.