El impacto psicológico del aborto espontáneo en la pareja

El aborto espontáneo es un hecho invisible, tanto para la sociedad como para muchos profesionales. Hoy queremos hablar de un fenómeno que no suele traspasar la barrera de la intimidad, por lo que es subestimado y poco conocido.
El impacto psicológico del aborto espontáneo en la pareja
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera.

Última actualización: 29 enero, 2022

El impacto psicológico del aborto espontáneo en la pareja ha sido un tema con poco peso en la investigación en psicología. Hasta no hace mucho, se ignoraba el impacto de esta situación. Este tipo de aborto ha estado rodeado de mitos crueles, que siempre colindan con ideas machistas y supuestos mandatos divinos. En este artículo los trataremos, porque el impacto psicológico del aborto espontáneo en la pareja tiene mucho que ver con estos mitos.

Sin ir más lejos, en muchos países no se puede abordar el tema del aborto espontáneo como tal sin sospechas y amenazas de cárcel. En hospitales de países como El Salvador, sufrir un aborto espontáneo puede levantar muchas sospechas sobre la “espontaneidad”. La sospecha puede traducirse en 40 años de cárcel con los que la mujer, la pareja y la familia quedan señalados por siempre.

¿Qué es un aborto espontáneo?

El aborto espontáneo es el término común para referirnos a un embarazo frustrado antes de las 20 semanas de gestación. Incluye el embarazo ectópico y el óvulo marchito, así como el aborto espontáneo, el aborto incompleto y los intentos de una fecundación in vitro.

Cuantificar la pérdida del embarazo por aborto espontáneo es difícil; sin embargo, se estima que hasta 1 de cada 4 embarazos reconocidos puede terminar así. Esta cifra no tiene en cuenta las que ocurren antes de que la mujer se dé cuenta de que está embarazada.

Podría ser que la tasa real de pérdida de embarazo debido a un aborto espontáneo sea tan alta como 50 %. Se estima que alrededor de las tres cuartas partes de los abortos espontáneos ocurren en las primeras doce semanas.

Si bien nosotros, como espectadores, podemos encontrar que el aborto espontáneo es común, es bueno tener en cuenta que para la madre o los padres no se experimentará de esa manera. Es una experiencia muy personal y emotiva.

El aborto espontáneo puede causarle a una mujer la tristeza más aguda que jamás haya experimentado. Se trata de una de las formas menos reconocidas de pérdida del embarazo; la otra es la respuesta de duelo asociada con la terminación voluntaria por causas médicas o personales.

Debido a que el aborto espontáneo generalmente ocurre muy temprano en el embarazo, es común que el entorno maneje la idea de que la sensación de pérdida experimentada es proporcional a la duración del embarazo.

Su impacto generalmente parece ser subestimado, excepto por aquellos que lo han sufrido. Lo que parece mucho más relevante es la pérdida de un hijo esperado. El apego se basa en las expectativas, las fantasías y las esperanzas del niño que se mezclan con una intensa implicación emocional.

Mujer triste

El estigma hacia la palabra “aborto”

El impacto psicológico del aborto espontáneo en la pareja sucede en el mismo hecho de nombrar lo sucedido. El término aborto espontáneo a menudo no se usa con pacientes porque la palabra “aborto” está asociada con una decisión voluntaria. Por ello, muchas veces nos referimos coloquialmente a “pérdida” en el embarazo, para no levantar “dudas”.

Solo el hecho de nombrar adecuadamente el aborto espontáneo está lleno de prejuicios y daño moral a la mujer. Hay un cierto tabú con la palabra aborto, pues siempre se quiere no culpabilizar a la mujer por lo sucedido y librarla de toda sospecha. Sin embargo, esto nos infantiliza como sociedad e impone un tratamiento patriarcal.

Es por ello que a veces se descartan términos como “espontáneo” o “involuntario” y se recurre a la palabra pérdida. Una palabra imprecisa para este hecho que acaba por confundir a muchos al momento de utilizar términos obstétricos.

Un dolor distinto en mujeres y hombres

La tensión y el conflicto pueden surgir en la relación parental después de la pérdida de un embarazo debido a los diferentes grados de vinculación entre hombres y mujeres. El apego emocional por el padre tiende a ser más lento que el de la madre. Por lo tanto, la madre parece experimentar un mayor grado de duelo que dura más debido al apego más profundo.

Un estudio realizado por Friedman y Gradstein en 1982 informó que las mujeres tenían más probabilidades de ver el aborto espontáneo como la pérdida de una persona, mientras que los hombres tendían a percibirlo como un evento triste, pero no como una muerte. Eso no quiere decir que todos los padres lo interpretarían de esta manera.

De hecho, muchos padres hablan de sus hijos perdidos en términos muy personales, pero debemos recordar que el estilo de duelo de los hombres puede ser diferente al de la madre y es posible que tampoco muestren su dolor, ya que no quieren sumarse al dolor de su pareja.

Peppers y Knapp (1982) en su libro Maternidad y duelo sugieren que las expectativas de la sociedad para los hombres eran permanecer fuertes y reprimir sus emociones, mientras que se esperaba que las mujeres expresaran su tristeza y dolor.

Con demasiada frecuencia, los hombres se lanzan al trabajo para dejar de pensar en su propio dolor y evitar sentimientos de impotencia ante el dolor de su pareja. Para algunas mujeres, esta aparente falta de duelo puede generar sentimientos de aislamiento y amargura, lo que genera problemas en la relación.

Cuando el aborto espontáneo es recurrente

El aborto espontáneo recurrente es una condición rara que sí ha sido descrita como un evento traumático para las parejas. Aunque los síntomas de depresión, ansiedad y baja autoestima se han descrito después de un aborto espontáneo recurrente, se sabe poco sobre su impacto en la sexualidad de la pareja y en las diferencias de género en la actitud y el duelo que sigue.

Hombre preocupado

La importancia de la atención psicológica

Si bien los estudios documentan tasas más bajas de estrés postraumático, ansiedad y síntomas depresivos en los hombres, algunas parejas pueden beneficiarse del apoyo y las intervenciones para reducir los síntomas de depresión y ansiedad.

Los resultados mostraron que los hombres se afligen, pero con menos intensidad que las mujeres. Cuando el nivel de apoyo del esposo es evidente, a las mujeres generalmente les va mejor y el nivel de depresión disminuye (Madden, 1986, citado en Witzel 1991). Este también es el caso cuando hay un apoyo activo de amigos y familiares. Muchos hombres, sin embargo, carecen de estos apoyos y se afligen de forma aislada, deprimiéndose.

Algunos hombres pueden sentirse excluidos cuando su pareja sufre un aborto espontáneo porque la mujer ha experimentado la pérdida física del bebé y la gente a menudo piensa primero en sus necesidades. Es posible que no quiera expresar sus sentimientos frente a otras personas y puede sentirse impotente para consolar a su pareja.

Por tanto, es importante prestar atención psicológica a cada uno de los miembros de la pareja y juntos, a través de un psicólogo especializado. Las etapas y duelos bien explicados y cerrados nos ayudarán a afrontar un nuevo embarazo o un nuevo aborto espontáneo.

Te podría interesar...
Muerte perinatal: el dolor de perder a un hijo durante el embarazo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Muerte perinatal: el dolor de perder a un hijo durante el embarazo

La muerte perinatal, entendida como el fallecimiento de un hijo, es un hecho que en algunos casos se puede evitar controlando los factores de riesg...



  • Bouquet de Durán, Romina Izzedin. (2012). Aborto espontáneo. Liberabit18(1), 53-58. Recuperado en 28 de enero de 2022, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-48272012000100007&lng=es&tlng=es.
  • Espinoza Caiminagua, M. F. (2015). Duelo en aborto espontáneo (Bachelor's thesis, Machala: Universidad Técnica de Machala).
  • Manzur, Y. A. (2010). Aborto recurrente. Revista Médica Clínica Las Condes21(3), 416-423.