¿Influye el clima en las actitudes violentas?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 23 noviembre, 2018
Fátima Servián Franco · 23 noviembre, 2018
Los cambios en el clima están estrechamente vinculados a la violencia humana en todo el mundo. Incluso desviaciones relativamente pequeñas de la temperatura normal o las lluvias han incrementado sustancialmente el riesgo de conflicto.

Un estudio de científicos españoles, que será publicado el próximo mes de diciembre en la revista Science of The Total Environment, relaciona las olas de calor con la agresividad. Según este estudio, el clima sí influye en las actitudes violentas.

Según otros estudios, realizados por investigadores de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de Princeton, los cambios en el clima están estrechamente vinculados con muchas de las manifestaciones de violencia que se dan en el planeta.

Desviaciones relativamente pequeñas de la temperatura normal o las lluvias han incrementado sustancialmente las actitudes violentas y el riesgo de conflicto en diferentes lugares y puntos de la historia. Los autores fueron capaces de demostrar que el clima de la Tierra es una variable con un poder de influencia sobre nuestra conducta y estado de ánimo mayor del que se esperaba.

Algunos ejemplos que expone esta investigación son los picos de la violencia doméstica en India y Australia, el aumento de agresiones y asesinatos en EE.UU. y Tanzania. La violencia étnica en Europa y Asia del Sur, invasiones de tierras en Brasil, el uso de la fuerza de la policía en Holanda y los conflictos civiles en los trópicos.

“Es extraño que una revolución se lleve a cabo en un clima de calma y de sentido común. Los cerebros se desequilibran, la imaginación se azora, se ensombrece, se puebla de fantasmas”.

-Émile Zola-

Hombre agarrando el brazo a una mujer

El clima, una causa del conflicto

Estos nuevos estudios podrían tener implicaciones importantes a la hora de la estimar cómo nos puede afectar el cambio climático que estamos experimentando en todo el planeta. Muchos modelos climáticos globales proyectan un incremento de la temperatura global de por lo menos 2 grados centígrados durante el próximo medio siglo.

Los científicos encontraron tres tipos de conflicto relacionados con los cambios en el clima. Además, vieron que el conflicto responde más consistentemente a la temperatura, con una relación positiva entre las altas temperaturas y una mayor violencia o actitudes violentas en 27 estudios.

Estos investigadores recogieron la información de 60 estudios existentes que contienen 45 conjuntos de datos diferentes para extraer conclusiones conjuntas en un marco estadístico común.«Los resultados fueron sorprendentes», explica Solomon Hsiang, autor principal del estudio y profesor adjunto de Política Pública en la Escuela Goldman de la Universidad de California en Berkeley.

“El otoño se ocupaba de matar y el invierno de barrer”.

-Camilo José Cela-

A más calor, ¿más violencia machista?

Según un estudio elaborado por varios científicos españoles, sí existe una relación. Belén Sanz-Barbero, Cristina Linares, Carmen Vives-Cases, José Luis González, Juan José López-Ossorio y Julio Díaz son los coautores de ‘Olas de calor y el riesgo de violencia a manos de pareja íntima’.

Un estudio que se publicará el próximo 10 de diciembre en la revista ‘Science of the Total Environment’ en el que aseguran que el riesgo de feminicidios a manos de una pareja aumenta los tres días posteriores a una ola de calor. Partiendo de la base del gran número de mujeres que ha denunciado o asegura haber sufrido algún episodio de violencia a manos de su pareja, los científicos han subrayado que es de “suma importancia” identificar los factores que pueden precipitar las actitudes violentas en esos casos.

Puños de un hombre enfadado

En virtud de estos datos, los científicos sostienen que el riesgo de feminicidios a manos de la pareja sentimental aumentó durante los tres días posteriores a la ola de calor, mientras que los informes policiales por violencia machista se incrementaron un día después de la misma.

Asimismo, las llamadas de atención a víctimas de violencia de género aumentaron cinco días después. En concreto, el riesgo de que una mujer sea asesinada a manos de una pareja es el que incrementa en mayor medida: lo hace en más de un 28%. “Nuestros resultados sugieren que las olas de calor están asociadas a un aumento de la violencia a manos de pareja íntima”, sostienen los investigadores en las conclusiones del artículo.

“En la medida en que la negación del clima dificulte el progreso técnico, podría acelerar desastres reales.

A su vez pueden hacer aún más creíble el pensamiento catastrófico.

Se puede iniciar un círculo vicioso en el que la política quede reducida al pánico ecológico”.

-Timothy Snyder-