Jackson Pollock: biografía de un genio de pensamiento janusiano

Sonia Budner · 15 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 15 marzo, 2019
Jackson Pollock despierta un gran interés en el estudio de las artes, pero también resulta interesante para la psicología. En este caso, el artista plasma su interior en sus lienzos, deja ver su inconsciente y se mantiene el diálogo entre artista y obra.

En esta ocasión, nos hemos querido sumergir en la vida, pensamiento y obra de uno de los pintores del expresionismo abstracto más importantes del mundo. Hablamos de Jackson Pollock, un artista que poseía una personalidad volátil que desencadenó el alcoholismo con el que luchó durante toda su vida. Lo cierto es que toda su magnífica obra parece estar ligada, de una manera u otra, a sus problemas psicológicos.

Murió de forma prematura en un accidente automovilístico, aunque consiguió disfrutar en vida de un notable éxito profesional. Se le conoció como el genio loco que salpicaba lienzos.

Inventó una técnica artística denominada dripping en la que se unían varios elementos como la fuerza de gravedad, el movimiento de su cuerpo, la sutil consistencia de la pintura y el lienzo tumbado en el suelo. Esta técnica revolucionó el mundo del arte y la manera de pintar.

La creación de este tipo de pintura se desarrolló mientras el artista se encontraba ingresado recibiendo tratamiento psiquiátrico, se le trataba un diagnóstico maníaco depresivo. Parece que fue durante su periodo de mejoría cuando comenzó a experimentar pintando de esta manera; algunos profesionales lo han identificado con un proceso janusiano.

Su vida

Jackson Pollock nació en Wyoming en 1912 en el seno de una familia presbiteriana. Sus primeros años los pasó en Arizona y California. En este último lugar, Pollock comenzó sus estudios en arte, pero su carácter rebelde le valió la expulsión de dos escuelas diferentes cuando era muy joven.

En 1930, se traslada junto a su hermano a Nueva York, ambos acudieron a la Art Student League de Nueva York. Su maestro era Thomas Hart Benton, una figura que inspiró un uso rítmico de la pintura que caló profundamente en Pollock. Pasó por diferentes períodos creativos, pero fue su técnica de dripping la encargada de otorgarle reconocimiento internacional.

Ya en aquel entonces, este extraordinario genio de la pintura tenía problemas con el abuso del alcohol, sustancia que utilizaba para aliviar lo que parecían síntomas de algún trastorno psicológico mayor.

En su afán por combatir el alcoholismo, Pollock se sometió a psicoterapia junguiana con varios doctores de prestigio. Fue uno de ellos, el Dr. Henderson, quien le animó a expresarse a través de su arte.

En octubre de 1945, Pollock contrajo matrimonio con Lee Krasner, una pintora estadounidense con la que vivió en la costa sur de Long Island, Nueva York. Pollock convirtió el granero de la casa familiar en su estudio y allí perfeccionó su técnica de dripping.

El 11 de agosto de 1956, Jackson Pollock perdió la vida de forma prematura en un accidente automovilístico como consecuencia de conducir bajo la influencia del alcohol.

Estudio de Jackson Pollock
Estudio de Jackson Pollock

El trastorno bipolar de Jackson Pollock

La identificación de la enfermedad mental de Pollock con un desorden bipolar es bastante reciente y está configurada en torno al informe que Henderson hizo sobre él. En dicho informe, su médico describe periodos de agitación violenta que alternaba con parálisis o abstinencia. Otro informe de uno de sus médicos lo definía como depresivo maníaco.

Este diagnóstico de trastorno bipolar reciente se construye, a su vez, con la ayuda de las descripciones que la esposa de Pollock hizo sobre los estados emocionales cambiantes de su marido.

«Lo que Jackson sentía, lo sentía más intensamente que nadie que yo haya conocido; cuando estaba enojado, estaba más enojado; cuando era feliz, era más feliz que nadie; cuando estaba callado, era el más callado”.

-Lee Krasner-

Firma de Jackson Pollock

El pensamiento janusiano

El pensamiento janusiano es un concepto que nos habla de cómo la capacidad de ver las cosas desde perspectivas opuestas entre sí permite la solución de problemas. Se ha aplicado especialmente en términos de creatividad máxima.

En este sentido, la creatividad, la innovación y la disrupción irían de la mano con asimilar y entender los opuestos para, posteriormente, darles un uso desde formas nunca antes planteadas. Es un proceso consciente y alejado de la rigidez mental y la irracionalidad de los procesos patológicos.

Durante la época en que parecía haber experimentado una gran mejoría, Pollock solía hablar a menudo de la idea de trabajar su arte ocultando y expresando símbolos de manera simultánea. En este momento, nace su pintura por goteo, que supone un ejemplo del proceso janusiano. Es decir, concebir de forma activa múltiples opuestos.

La figura de Jackson Pollock es un buen ejemplo de esos artistas cuyas obras conjugan arte con psicología. Se funden y mantienen un diálogo con el propio creador, la obra parte de él, nace de su interior, de su inconsciente y, de alguna manera, la obra fluye y cobra vida propia.

“Cuando estoy en mi pintura, no estoy consciente de lo que estoy haciendo. Solo después de una especie de período de «familiarización» veo lo que he hecho. No tengo miedo de hacer cambios, destruir la imagen, etc., porque la pintura tiene vida propia. Intento dejarlo pasar. Solo cuando pierdo el contacto con la pintura, el resultado es un desastre. De lo contrario, existe una armonía pura, un fácil dar y recibir, y la pintura sale bien «.

-Jackson Pollock-

 

  • Emmerling, L. (2003). Pollock. New York: Taschen.
  • Naifeh, Steven; Smith, Gregory White (1989). Jackson Pollock: an American saga. Clarkson N. Potter.