La amistad y la familia en el cine infantil: El viaje de Arlo - La Mente es Maravillosa

La amistad y la familia en el cine infantil: El viaje de Arlo

Cristina Medina Gomez 8, octubre 2016 en Películas 1572 compartidos
El viaje de Arlo

En los últimos años el cine infantil no solo está siendo extraordinariamente creativo y nos ofrece películas de gran calidad, sino además es capaz de hacerle un guiño a los adultos para que también acudan a verlas, ya sea acompañados de los más pequeños o para disfrutar ellos mismos. Es el caso de las recientes Frozen, Buscando a Dory, Zootropolis, Del revés o El viaje de Arlo.

Hoy vamos a hablar justamente de esta última, otra de las creaciones de Pixar que ha llegado para tocar sensiblemente el corazón de quien desee acercarse a ella. En 2015, esta película consiguió tratar con sensibilidad temas tan profundos como la amistad.

Tanto los niños como los más mayores son capaces de disfrutar, sufrir e incluso llorar con el viaje que emprende su protagonista. Con un tratamiento audiovisual que sorprende por lo logrado que está, vemos ante la pantalla a un pequeño dinosaurio que lucha por crecer y encontrar su lugar en el mundo acompañado de su nuevo confidente Spot.

La fuerza del vínculo familiar

El hilo argumental de El viaje de Arlo se sustenta sobre todo en la fuerza de los vínculos familiares y la lucha por no perderlos. Esta lucha, como se observará, es capaz de crear un desafío y poner a prueba los límites de nuestro protagonista, que para superarlos deberá enfrentar obstáculos y adversidades.

En cierta medida, el crecimiento progresivo que el espectador es capaz de atribuir a Arlo recuerda a una de las historias infantiles más notorias de la gran pantalla: El Rey León. Inolvidable y lleno de emociones, vivimos el crecimiento del pequeño león hasta hacerse rey, tal y como haremos con Arlo hasta lograr su preciada huella.

Dos caminos cargados de retos, traiciones, amistad verdadera y mucho amor familiar. Este afecto familiar es visible desde el inicio hasta el final: es el motor de la madurez del protagonista y el aliciente para no perder nunca la fe por sus propósitos.

“Siempre que sigas el río encontrarás el camino a casa”.
Compartir

Así, si Mufasa trata de inculcar a su hijo su lugar en el mundo, igual que lo hará Henry, el padre de Arlo, con el pequeño dinosaurio. Después, el recuerdo de sus enseñanzas quedará presente durante todo el recorrido, como lo hará también el de su madre y sus hermanos, en el caso de Arlo.

Un gesto de amabilidad puede cambiarlo todo

Como en muchos otros ejemplos audiovisuales, el protagonista no podía pasar solo por esta aventura tan complicada de autodescubrimiento. Así que, aquel a quien primero considera la causa de su desgracia, se convierte en su mejor amigo y confidente.

Spot parece un niño salvaje lleno de ternura y, como Arlo, también necesita encontrar a su familia y volver a casa. Este punto en común es lo que acaba por unirles tanto. Ellos son la mejor muestra de lo que el trailer de esta película nos quería hacer llegar: que un gesto de amabilidad puede cambiarlo todo.

Amabilidad, compañerismo, valor, solidaridad, incondicionalidad… son algunas de las cualidades de una amistad verdadera como la que tienen ellos dos. Juntos nos demuestran que se puede con todo, inclusive cuando pensamos que no tenemos posibilidades. Manuel Carrasco le pone voz en el vídeo a la banda sonora de esta amistad.

Un grito al miedo y la maduración de Arlo

Ahora bien, todo reto exige un miedo y si, además, te quedas prácticamente solo para superarlo, el pánico es mucho mayor. Nuestro personaje principal es la contraposición del niño espontáneo y valiente Spot: un dinosaurio que desde que nace siente miedo por casi todo aquello que le rodea.

Por esta razón, como espectadores sentimos el corazón en un puño prácticamente en cada escena de la película. Con la ayuda de su amigo y otros personajes, Arlo descubrirá que es mucho más valiente de lo que pensaba. Tal y como le inculcó su padre.

Este último nos deja, en este sentido, algunas de las frases más maravillosas del relato como: “A veces hay que traspasar la barrera del miedo para ver la belleza del otro lado”.

Con una belleza pura, tenemos en El viaje de Arlo otra invitación a un buen rato de cine con una moraleja profunda y vital para niños y mayores. De la mano de sus protagonistas se nos invita a una reflexión sobre la superación personal y el valor de las relaciones humanas.

Cristina Medina Gomez

Teóricamente filóloga y esencialmente humana, por lo que siempre busco encontrar en las palabras la manera de conocerme y, por qué no, de conocernos: a veces escribir no es brindar belleza, es hallar moldes emocionales que nos unan a los demás.

Ver perfil »